Aborto: comenzaron los sondeos por los votos

aborto
04-03-2020
Compartir

En el Congreso Nacional comenzaron las negociaciones por el proyecto de ley que enviará en los próximos días el presidente Alberto Fernández para legalizar la interrupción voluntaria del embarazo. Tanto en el oficialismo, como en los bloques de la oposición, las opiniones están divididas y no hay unidad de criterio.

El diputado nacional del Frente de Todos, Eduardo Valdés, negó ayer que Alberto Fernández haya bajado la línea de que todos los legisladores oficialistas deben votar a favor del proyecto de legalización del aborto.

La desmentida tuvo lugar tras algunas versiones periodísticas que indicaban que el Gobierno presiona a los diputados que están en contra para que no concurran al debate el día de la votación.

“Tengo una extraordinaria relación con Máximo Kirchner, y no me lo imagino planteando este tema así”, sostuvo en declaraciones radiales. Por su parte Valdés ratificó que votará en contra, tras admitir que hizo un esfuerzo por “deconstruir” su mirada sobre el tema.

“Yo me he intentado deconstruir, tengo hijos que no piensan como yo, y me cuesta creer que cuando hay embrión no hay vida. Le di vuelta al asunto y para mí hay vida, pero eso no significa que yo quiera que la persona que no piensa como yo vaya presa”, subrayó.

En este sentido, tomó distancia de la postura más dura en contra que expresó este lunes el jefe del bloque del Frente de Todos en el Senado, José Mayans, quien equiparó el aborto con la “pena de muerte”.

“No, no coincido. No me gusta el lugar de que yo soy el bueno y los que no piensan como yo son los malos”, se diferenció.

Valdés destacó que no le sorprende el compromiso del Presidente de impulsar el proyecto dado que ya lo había “anunciado en la campaña electoral”. “Si algo tiene Alberto, y es un rasgo característico de él, es el cumplimiento de la palabra empeñada”, agregó.

En tanto la líder de la CC ARI, Elisa Carrió, cuestionó ayer al Presidente al sostener que es “un horror” que impulse el tratamiento del proyecto sobre interrupción voluntaria del embarazo en marzo y abril, meses que considera “sagrados para las religiones monoteístas”.

“El presidente @alferdez no se da cuenta o lo hace a propósito, que marzo y abril son meses sagrados para las religiones monoteístas: judaísmo, cristianismo y musulmanes; que en esas fechas traten el tema del aborto, es un horror. Y todo con la bendición de nuestro papa Francisco”, escribió en su cuenta de la red social Twitter.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés