El Economista - 70 años
Versión digital

lun 27 Jun

BUE 9°C
Versión digital

lun 27 Jun

BUE 9°C
Qué piensan los rusos de la guerra en Ucrania
Opinión

¿Qué piensan los rusos de la guerra en Ucrania?

Según Lev Dmitrievich Gudkov, alrededor del 60% de los rusos apoya la invasión a Ucrania mientras que solo una cuarta parte se opone

11-03-2022
Compartir

Según Lev Dmitrievich Gudkov, Director del Centro Levada en Moscú, la última encuestadora independiente en Rusia, alrededor del 60% de los rusos actualmente apoya la invasión a Ucrania mientras que solo una cuarta parte se opone. 

En una extensa entrevista con G-Zero Media, Gudkov analiza esos números y las diferencias internas, habla de cuán fidedignas son las encuestas en regímenes como Rusia, de cuán informada está la población y proyecta qué pasará en los próximos tiempos.

A continuación, se transcribe la entrevista:

¿Cómo ve la sociedad rusa en general lo que está pasando en Ucrania?

La opinión pública está dividida. La población menos educada, la más vieja, de las provincias, y cuyas fuentes de información son muy limitadas, esa parte de la población básicamente repite lo que sale por los canales de propaganda, es decir, por los canales de televisión. Así que dos tercios de la población aprueban la guerra. La otra parte más pequeña de la población, poco más de una cuarta parte de la población, es mucho más joven. Se encuentran principalmente en grandes ciudades donde ya se ha desarrollado un entorno de información completamente diferente y una comprensión diferente. Sus posiciones son extremadamente negativas sobre lo que está sucediendo en Ucrania y, naturalmente, tienen una actitud negativa hacia la política de Putin allí. Pero en general, la gente tiene mucho miedo a la guerra y todavía apoya el enfoque de Putin porque, desde su punto de vista, Putin está protegiendo a su pueblo de los "nazis ucranianos", del "genocidio", de lo que transmite la televisión.

¿Pueden los rusos obtener fuentes alternativas de información sobre lo que está sucediendo?

En los últimos días, la censura ha aumentado considerablemente. Como saben, se han cerrado varios sitios alternativos populares y portales de Internet, especialmente en las regiones. Por lo tanto, hay un vacío de información. Incluso Facebook está apagado, y es muy posible que, en términos generales, Internet esté apagado. Entonces no obtendremos nada más que la versión oficial. Todo esto se está haciendo para neutralizar la creciente conciencia de la agresión rusa en Ucrania y, en consecuencia, de las bajas entre la población civil y la comprensión entre el personal militar ruso de que la guerra relámpago de Putin ha fracasado. Esto se está volviendo más o menos claro, pero las consecuencias aún no están muy claras.

Dado ese tipo de entorno, ¿podemos realmente confiar en las encuestas en Rusia? ¿La gente no tiene miedo de decir la verdad?

Bueno, esta es una pregunta muy antigua, "¿se puede confiar en las encuestas de opinión pública en regímenes autoritarios?". Mi punto de vista es: definitivamente sí. Lo que medimos es cómo se comportan las personas en la esfera pública, no lo que piensan personalmente. Y esto es mucho más importante que el hecho de que, en términos relativos, digamos que Ivan Ivanovich puede hablar en la cocina con su esposa, puede regañar a Putin, puede hablar en contra de la guerra. Pero el oportunismo público de conformidad y la expresión de lealtad: estos son los hechos importantes. No es lo que él personalmente piensa. Así que lo que vemos es una adaptación pasiva a un estado represivo. Este es un hecho que debe ser entendido. No se trata del miedo o la sinceridad de las personas que responden a nuestras entrevistas, sino de si tienen otras fuentes de información y comprensión. Sobre todo, los que tienen miedo y temor de hablar son las personas que se oponen a Putin.

El culto a la victoria en la guerra de 1945 es uno de los puntos más importantes del orgullo nacional ruso y la identidad nacional

¿Por qué el Gobierno se apoya tanto en las imágenes y consignas de la Segunda Guerra Mundial –“derrotar a los nazis” y demás– para vender esta guerra a la población?

El culto a la victoria en la guerra de 1945 es uno de los puntos más importantes del orgullo nacional ruso y la identidad nacional. No hay mucho más que no se haya desvanecido en el pasado. Los éxitos del espacio y el orgullo por Yuri Gagarin ya están en el pasado distante. El estado de la ciencia rusa es deplorable. El trauma colectivo por el colapso de la URSS y la pérdida del estatus de gran potencia también es extremadamente doloroso para la conciencia colectiva. Pero este sentimiento de capital moral de la victoria en la Segunda Guerra Mundial permanece. Y es con este tema que se está manipulando a la opinión pública.

Rusia se encuentra actualmente al borde de una catástrofe económica. ¿A quién culpan los rusos por eso?

Bueno, aproximadamente el 60% cree que Estados Unidos tiene la culpa de la guerra entre Rusia y Ucrania, el 14% culpa a Ucrania y solo el 3% culpa a Rusia. Pero en cuanto a la crisis económica, hasta ahora la población no se ha dado cuenta de todas las consecuencias de un fuerte deterioro de la situación. Sólo en las ciudades más grandes, ciudades con un millón de habitantes o más, donde la gente es más dependiente de las importaciones. Pero la mayor parte de la población, alrededor del 60%, son residentes de pueblos y ciudades pequeñas y ciudades medianas. Esta situación aún no les ha llegado. Estas son provincias pobres y deprimidas. Creo que en unas pocas semanas o incluso meses, la situación de la población en su conjunto será más inequívoca y comprensible. Por el momento, por supuesto, la mayoría culpa a Occidente, mientras que la población de las megalópolis culpa a la política de Putin.

Putin obtuvo un salto de 20 puntos en el índice de aprobación de la anexión de Crimea en 2014. ¿Obtendrá lo mismo esta vez?

La calificación de Putin comenzó a subir incluso antes de la guerra. En diciembre, su índice de aprobación fue del 65%, en enero del 69 % y luego en febrero del 71%. Pero este es un aumento muy insignificante. Y ahora las últimas mediciones muestran que no está creciendo más. Creo que disminuirá en un futuro próximo, cuando, por un lado, se aclaren las primeras consecuencias económicas de la reacción real de Occidente a la guerra y, por otro lado, cuando se aclare la imagen de las pérdidas militares de Rusia. Por ahora, todo está censurado, o los funcionarios simplemente mienten sobre las pérdidas de tropas. Pero cuando quede claro para la población, la situación comenzará a cambiar. Aun así, sería un error esperar que esta sería una respuesta inmediata.

Los jóvenes, en comparación con otros grupos de edad, ven negativamente todos los acontecimientos recientes y son bastante críticos con Putin, especialmente aquellos que tienen entre 25 y 35 años

Mencionaste que los jóvenes son generalmente más críticos. ¿Cómo están respondiendo?

Los jóvenes realmente, en comparación con otros grupos de edad, ven negativamente todos los acontecimientos recientes. Y, en general, son bastante críticos con Putin, especialmente aquellos que tienen entre 25 y 35 años. Pero el impacto social de esto es insignificante, tanto más cuanto que la represión ha aumentado considerablemente. No solo existe esta ley que permite a las autoridades encarcelar a las personas por un período de hasta 15 años, sino que también existen acciones policiales cotidianas: la policía visita los apartamentos de quienes firmaron llamamientos contra la guerra o se pronunciaron contra la guerra en Internet. Hay todo un departamento de los llamados "delitos cibernéticos" que hace un registro de todos estos videos contra la guerra que están en línea y los usa para abrir investigaciones. Por no hablar del número de detenidos en los últimos días, que se acerca a los 5.000. De ahí el fuerte aumento de la migración, la estampida de personas en el extranjero, en parte para evitar ser reclutados en el Ejército: hay rumores de una movilización general. Por lo tanto, los jóvenes en edad militar, por supuesto, están haciendo todo lo posible para irse, pero también toda la intelectualidad opositora está tratando de escapar antes de que caiga el telón de acero.

¿Cómo se compara la represión de Putin con la represión soviética?

Mira, en la época soviética, era el control total y la represión total. Por lo tanto, el nivel de represión al que uno estaba acostumbrado era estable, alto e incondicional. Hoy, después de todo, ha llegado a la vida una generación que no sabía todo esto. Por lo tanto, esta nueva ola de aplicación de multas, detenciones, el cierre de canales de información produce un verdadero susto. Pero en términos de escala e intensidad, por supuesto, esto no se puede comparar con lo que fue en la época soviética.

¿Tienes miedo de hacer tu trabajo ahora?

No, no tenemos miedo, pero existen restricciones externas asociadas a nuestra condición de “agente extranjero” (Levada fue designado "agente extranjero" según las leyes rusas en 2016). En primer lugar, estas son restricciones financieras, no restricciones sobre los temas de nuestras encuestas o la organización de encuestas. Sin embargo, diré que decidimos no publicar las últimas encuestas (sobre el apoyo ruso a la guerra) para no legitimar esta guerra. Creo que, cuando pase la fase aguda de esta crisis, publicaremos tanto el análisis como los propios datos.

A pesar de que el propio sistema comunista se derrumbó, quedaron muchas instituciones de tipo totalitario

Hace años usted y Yuri Levada, el fundador del Centro Levada, acuñaron la idea del “Hombre Soviético”, que vivía con una doble conciencia, adaptándose a estructuras de vida totalitarias. ¿Podemos hablar hoy de un “Putin Man”?

No, esto sigue siendo una continuación del mismo tipo de persona creada por las instituciones totalitarias soviéticas. A pesar de que el propio sistema comunista se derrumbó, quedaron muchas instituciones de tipo totalitario: los poderes de la policía política, una vertical de poder que no está controlada por la sociedad, un sistema judicial completamente dependiente de la administración presidencial, etcétera. Los jóvenes son personas más incondicionalmente tolerantes, más prooccidentales. Les gustaría un sistema democrático en Rusia, ¿pero qué les hacen las instituciones existentes? Cuando una persona, independientemente de las creencias que tuvo en su juventud, comienza a entrar en la edad adulta, comienza a trabajar, comienza a formar una familia, se convierte en parte del entorno que lo rodea, quiere o no comienza a aceptar las reglas de comportamiento que se aplican a los ancianos. Esto lo obliga a demostrar una lealtad ostentosa al Estado incluso mientras mantiene tanto sus pensamientos como su desconfianza y su sentido de violencia sin fin por parte del estado y sus mentiras. Como decimos en ruso, "el que vive entre lobos aprende a aullar como ellos”.

En los próximos dos años, definitivamente habrá un fuerte deterioro de la situación económica y un fuerte endurecimiento del régimen represivo

A menudo se le acusa de ser pesimista. ¿Qué espera del futuro de Rusia?

Eso depende de cuál sea el marco de tiempo. En los próximos dos años, definitivamente habrá un fuerte deterioro de la situación económica y un fuerte endurecimiento del régimen represivo, por supuesto. Lo más probable es que estemos lidiando con el fracaso de la operación militar y la guerra en Ucrania, y puede haber una división en el círculo íntimo de Putin. Pero la escisión, como todas las conspiraciones, estará oculta. Solo podemos juzgar la existencia de tensiones y conflictos, pero no las conspiraciones en sí. Creo que esto conducirá a un fuerte aumento del descontento, a la parálisis de la economía y, además, al comienzo del colapso del sistema que construyó Putin. Pero no asuma que este será un proceso rápido. La inercia de este régimen es bastante grande, y mucho depende de la posición de los países occidentales y de cuán rígida y consistentemente actúen hacia Rusia.

¿Y sobrevivirá el “hombre soviético” al colapso del sistema que ha construido Putin?

Creo que durante las próximas dos generaciones al menos sobrevivirá. Es decir, estos mecanismos de adaptación al poder sobrevivirán: la hipocresía, el miedo, la ansiedad, los valores e ideas imperiales, etcétera. Porque hasta ahora, es precisamente por la castración de las élites intelectuales y culturales que no han surgido nuevas ideas. Este es el problema.

¿Qué es lo que los observadores occidentales se equivocan más acerca de Rusia?

Bueno, durante mucho tiempo me parece que dominó el concepto de “transición democrática”. Evidentemente, no era tanto una descripción de la realidad como una recomendación de lo que hay que hacer y, por lo tanto, las ilusiones se hicieron pasar por un verdadero malentendido de cuán estables o inerciales son las estructuras existentes de tipo soviético. Una vez más, repito: el sistema soviético se derrumbó, pero algunas de las instituciones permanecieron sin reformar o sin cambios: las estructuras de poder, el ejército, la policía política, etcétera. Y la inercia de estas estructuras no fue tenida en cuenta por los políticos occidentales. Esto me parece un error muy grande.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés