El Economista - 70 años
Versión digital

mar 19 Oct

BUE 17°C

Versión digital

mar 19 Oct

BUE 17°C

Más demanda de bienes durables en EE.UU.

En momentos en que Trump debe decidir a quién propondrá para presidir la Reserva Federal a partir de febrero, su Gobierno recibe buenas noticias económicas

25-10-2017
Compartir

El Departamento de Comercio de Estados Unidos informó que la demanda de bienes durables subió 2,2% en septiembre con relación a agosto que también había registrado un aumento de 2%. En los primeros nueve meses del año, las órdenes de productos diseñados para durar al menos tres años se incrementó 5,2% en comparación con el mismo período de 2016. El rubro Transporte mostró un aumento de 5,1% y en el caso específico de los aviones de uso civil, la suba fue de 31,5% por la gran cantidad de pedidos que recibió Boeing.

Estos datos muestran una mayor inversión en equipos por parte de las empresas lo cual es compatible con el mejor desempeño del sector industrial.

El viernes, el Departamento de Comercio dará la primera estimación sobre el PIB del tercer trimestre. Los analistas estiman que subió el 2,7% luego de una expansión de 3,1% en el segundo cuarto del año.

La economía estadounidense está creciendo, aunque a tasas modestas, y la tasa de desempleo está en su nivel más bajo en muchos años. A eso se suma el prolongado rally alcista en Wall Street.

El nombre esperado

En este contexto económico favorable, Donald Trump tiene que decidir a quién propondrá para presidir la Reserva Federal a partir de febrero. Trump se jacta, y en buena medida se atribuye, la mejora de la situación económica y del comportamiento de los mercados en los últimos meses. Pero el papel desempeñado por la Fed ha resultado clave en esta etapa. ¿Cómo desprenderse de Yellen entonces? ¿Son sufic¡entes motivos para no darle un segundo mandato que sea demócrata y que haya sido designada por Barack Obama? ¿Tiene sentido introducir cambios en una institución que está funcionando bien?

Por otra parte, Trump comparte con Yellen una posición favorable a tasas de interés bajas que, en general, los republicanos no comparten.

El sentido común indicaría no introducir cambios pero la necesidad política de mostrar que ahora las cosas son distintas en Washington puede llevarlo a Trump por inclinarse por otros candidatos con los que puede coincidir en la necesidad de reducir las regulaciones en sistema financiero.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés