El Economista - 70 años
Versión digital

mar 19 Oct

BUE 13°C

Versión digital

mar 19 Oct

BUE 13°C

La región sigue jugando al multilateralismo

23-11-2016
Compartir

En un mundo cada vez más proteccionista y en el que los principales animadores del comercio mundial cierran sus fronteras, América Latina apuesta a la apertura y promueve los acuerdos comerciales. La posibilidad de un entendimiento entre la Alianza del Pacífico (Chile, Perú, Colombia y México) y el Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela) sigue en carpeta pese a que los países parecen tener realidades disímiles.

La anunciada salida de Estados Unidos del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP por su sigla en inglés) que anticipó esta semana el presidente electo de ese país, Donald Trump, sobrevoló el debate en torno a las posibilidades de integración y los acuerdos comerciales en América Latina y de países de la región, con otros fuera de ella.

Esta discusión se dio en el marco del 10° Encuentro Anual ABECEB, que tuvo lugar ayer en el Yatch Club Puerto Madero, ante una numerosa concurrencia de clientes, empresarios y economistas convocados para presenciar el debate sobre el rol de América Latina en el nuevo escenario internacional.

Las miradas

El brasileño Rubens Ricupero, ex ministro de Hacienda de su país y titular por diez años de la UNCTAD, la oficina de Naciones Unidas para el Comercio y el Intercambio, participó de un panel junto a Felipe Larraín, ex ministro de Hacienda de Chile y Dante Sica, ex secretario de Industria de Argentina y director de ABECEB, moderados por el ex canciller uruguayo, Sergio Abreu. Allí se dio un jugoso debate con algunas definiciones para recordar.

Mientras Larraín se mostró partidario de un regionalismo abierto y recordó que entre los países de la Alianza del Pacífico “el 93% del comercio está libre de aranceles”, por el otro lado, el Mercosur es una unión aduanera (rige un Arancel Externo Común) por lo que “es muy difícil alcanzar acuerdos con la Alianza del Pacífico”, resaltó. Todo esto se da en momentos en que los países de la región “estamos en la parte baja del ciclo económico”, con caída de los términos de intercambio y una “baja productividad en Latinoamérica”.

Ricupero enfatizó que “la agroindustria es nuestra ventaja comparativa” y si bien los países del Mercosur representan un porcentaje muy elevado de la oferta de maíz, soja, carne, e incluso algodón y otros productos, “no controlamos los precios”, dijo el veterano dirigente. Frente a ello promueve la creación de una Bolsa de Cereales del Mercosur.

Por su parte, Sica afirmó que “llegó el momento de discutir el arancel externo común en el Mercosur” que hoy “está perforado en más del 50% de las posiciones”. Se mostró partidario de flexibilizar el comercio y estimó que “con un mundo más duro hay que mirar más a Latinoamérica”. En esa línea Ricupero recordó que “los acuerdos con los países de la ALADI son más importantes que lo que la gente reconoce y en 2019 prácticamente habrá un arancel cero total”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés