El Economista - 70 años
Versión digital

jue 21 Oct

BUE 23°C

Versión digital

jue 21 Oct

BUE 23°C

La Argentina, peor que otros

Un análisis de las dinámicas exportadoras regionales.

25-08-2011
Compartir

Entre 2003 y 2008 las exportaciones de los países del Mercosur (la Argentina, Brasil, Paraguay

y Uruguay) aumentaron a un ritmo promedio de 21% superando el desempeño de 1960-2002

(8,7%). Si bien el aumento se produjo durante un período de crecimiento espectacular del comercio global, las ventas del bloque al exterior entre 2003 y 2008 se expandieron a un ritmo mayor que el promedio de las exportaciones globales (16%).

El Banco Interamericano de Desarrollo calificó este fenómeno como de “salto exportador” del Mercosur. Lo hizo en un trabajo preparado por las economistas Romina Gayá y Kathia Michalczewsky. “Esta aceleración del crecimiento de las ventas externas, tanto respecto a décadas anteriores como en relación al desempeño de las exportaciones globales, es lo que se denomina 'salto exportador'. En el Mercosur el salto se inicia en 2003 y se prolonga hasta 2008, cuando se interrumpe por la crisis internacional”.

El fenómeno ocurre de manera generalizada, o sea, en los cuatro integrantes del bloque. Todos los países mostraron un mejor desempeño exportador durante aquel período (tanto en relación a sus experiencias pasadas como en función de las exportaciones globales). La performance, sin embargo, tuvo algunos matices.

El caso local

La Argentina es la economía del bloque que muestra el menor incremento según el trabajo del BID. Brasil (21,9%), Paraguay (26,9%) y Uruguay (24,3%) aumentaron sus exportaciones a una tasa mayor que la argentina (18,2%) entre 2003 y 2008. Si se analiza el desempeño de estos países en función de los precios de los productos vendidos y de las cantidades, el BID señala que Paraguay y Uruguay son dos ejemplos de países donde el incremento de las exportaciones se explica por la mayor cantidad de productos vendidos y no los precios más altos (como en Brasil y en la Argentina). En el caso de Paraguay, si los precios de las exportaciones entre 2003 y 2008 se hubieron mantenido constantes, aún así el valor exportado se duplicaría durante ese período.

Las economías más grandes como Brasil y la Argentina, en cambio, experimentaron un crecimiento menor de sus exportaciones. Para el BID esto tuvo una explicación y es que sus mercados internos tienen un dinamismo mayor al paraguayo o uruguayo.

El trabajo señala que, contra lo que comúnmente se cree, el salto exportador de la Argentina ?en términos de volumen? ocurrió en la década del noventa luego del plan de estabilización lanzado en 1991. Pero la reversión de las condiciones externas favorables en la segunda mitad de aquel período revirtió muchos de los logros conseguidos. En los últimos años, las economías de Brasil, Paraguay y Uruguay registraron un aumento de las cantidades vendidas superiores a la de la Argentina.

El salto exportador del Mercosur es novedoso según el BID. En primer lugar porque, a diferencia de lo que ocurrió en la década del noventa, la magnitud del aumento fue mayor. En segundo lugar, porque el incremento de las cantidades vendidas fue acompañado de una suba extraordinaria de los precios. En tercer lugar, porque el incremento fue generalizado para todos los países del bloque y se produjo de manera generalizada.

¿Primarización de la economía?

El Gobierno defiende su gestión con el argumento de que las exportaciones de productos industriales argentinos son las que más aumentaron en la región. Y que, al revés del caso brasileño, la canasta exportadora no se ha primarizado en el último tiempo.

Según el BID hay algo de razón en ello. Entre 2003 y 2008 la cantidad de manufacturas de origen nacional vendidas al exterior subió 13%. Este desempeño sirvió para explicar dos tercios del incremento de las exportaciones totales (aunque hay que aclarar que el 40% se explica sólo por el desempeño de la industria automotriz). El crecimiento de las ventas de productos primarios y manufacturas de origen industrial explicó el 50% de la suba de las ventas totales al exterior.

Según el artículo del BID, “la composición de la canasta exportadora argentina medida a precios

constantes no muestra signos relevantes de primarización. Por el contrario han sido las exportaciones de productos industriales las que aumentaron más su participación en el volumen de ventas externas totales: mientras que a principios de la década del noventa este rubro no representaba más de la cuarta parte, en 2008 explicó alrededor del 40% de las exportaciones”.

El caso de Brasil es distinto porque, según el BID, hay rasgos de cierta primarización de su economía que se confirma cuando se analiza la evolución de la participación de cada rubro en las ventas externas a precios constantes en los últimos años. “Los datos dan cuenta de un fuerte aumento de la contribución de los productos básicos en detrimento de los semimanufacturados y manufacturados”.

El salto exportador de Brasil se divide en dos etapas. La primera entre 2003 y 2005 cuando subieron las cantidades exportadas de productos industriales y explicaron el 70% del aumento de las ventas al exterior. La segunda entre 2006 y 2007 cuando el desempeño de manufacturas mermó y crecieron las exportaciones agrícolas.

Poscrisis

Los economistas del BID creen que el contexto poscrisis de 2008 pudo haber cambiado las condiciones para cada economía del bloque. En ese sentido, la primarización de la canasta exportadora de Brasil podría acentuarse debido a que el real es una moneda que se fortalece cada vez más. En el caso de la Argentina las dudas se ciernen sobre la evolución de las tasas de inflación y la de cambio. Por último, tanto Paraguay como Uruguay son las dos economías del bloque que más se han quejado en el último tiempo por las trabas que imponen la Argentina y Brasil. Uruguay hace poco volvió a manifestar su rechazo al freno de las importaciones que la Secretaría de Comercio impulsó en los últimos meses.

Por último, la principal incógnita tiene que ver con el futuro de la economía global. Más allá de los

desempeños dispares de los integrantes del bloque, el aumento generalizado de las exportaciones se explicó por la demanda sostenida y creciente de China de los productos que vende el Mercosur

(principalmente primarios).

(De la edición impresa)

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés