El Economista - 70 años
Versión digital

mie 21 Feb

BUE 26°C
Geopolítica

Explosión del gasoducto Nord Stream: qué dijo la Casa Blanca tras la acusación de un reconocido periodista

El periodista Seymour Hersh (ganador de un premio Pulitzer) involucró a la Marina de Estados Unidos en el sabotaje

Hersh ganó el Pulitzer en 1970 por su trabajo sobre la masacre de My Lai
Hersh ganó el Pulitzer en 1970 por su trabajo sobre la masacre de My Lai
Telam 08 febrero de 2023

La Casa Blanca negó hoy estar detrás de las explosiones registradas el pasado septiembre en los gasoductos Nord Stream 1 y 2, que unen a Rusia con Europa, tras la acusación que hizo el periodista y ganador de un premio Pulitzer Seymour Hersh, quien involucró a la Marina de Estados Unidos en el sabotaje.

"En junio pasado, los buzos de la Marina (de EE.UU.), que operaban al amparo de unos ejercicios de la OTAN (...), conocidos como Baltops 22, colocaron los explosivos activados de forma remota que, tres meses después, destruyeron tres de los cuatro ramales de los gasoductos Nord Stream, según una fuente con conocimiento directo de la planificación operativa", escribió Hersch en su página web.

  • Según el exreportero del diario The New York Times, un avión de la Marina noruega lanzó el pasado 26 de septiembre una boya hidroacústica que detonó los artefactos explosivos, consignó la agencia de noticias Europa Press.

Los preparativos para el sabotaje habrían sido coordinados por el asesor de Seguridad Nacional norteamericano Jake Sullivan, quien convocó a un equipo interinstitucional para desarrollar un plan, agregó el periodista, que ganó el Pulitzer en 1970 por su trabajo sobre la masacre de My Lai a manos de una unidad militar del Ejército estadounidense durante la Guerra de Vietnam.

La supuesta decisión de sabotear los gasoductos se dio tras más de nueve meses de "debate altamente secreto" (covert sea operation, en inglés) en el seno de la comunidad de seguridad nacional estadounidense, en el que se barajaron otras opciones para efectuar el sabotaje como la de usar un submarino, precisó Hersch.

Tras conocerse la publicación, la vocera de la Cancillería rusa, Maria Zajarova, pidió a Washington comentar estos "hechos" a través de un mensaje en su canal de Telegram.

Sin embargo, la Casa Blanca desestimó las acusaciones del periodista, que consideró como "una completa ficción".

"Esto es una ficción completamente falsa", dijo Adrienne Watson, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, según consignó la agencia de noticias rusa TASS.

En el pasado, Hersch generó otras polémicas en Estados Unidos, al publicar un informe que cuestionaba la versión del Gobierno de Barack Obama sobre el asesinato en 2011 del líder de Al Qaeda, Osama Ben Laden, y otro en el que acusaba a los rebeldes sirios de organizar un ataque con gas sarín en agosto de 2013 en un suburbio de Damasco.

Los gasoductos Nord Stream 1 y 2, que conectan Rusia con Alemania por debajo del mar Báltico, están en el centro de tensiones geopolíticas desde que Rusia cortó el suministro de gas a Europa, en una supuesta represalia contra las sanciones occidentales tras la invasión rusa a Ucrania.

A finales de septiembre, se detectaron en ellos cuatro escapes que liberaron decenas de miles de toneladas de metano. Las fugas se dieron en pleno mar Báltico, frente a la isla danesa de Bornholm.

Un informe danés-sueco concluyó que las fugas fueron causadas por explosiones submarinas correspondientes a cientos de kilogramos de explosivos.

Rusia y las potencias occidentales se acusan mutuamente de presunto sabotaje, pero tanto Estados Unidos como las autoridades rusas niegan cualquier responsabilidad en el incidente.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés