El Economista - 70 años
Versión digital

lun 06 Feb

BUE 24°C
Versión digital

lun 06 Feb

BUE 24°C
Polémico

Erdogan: “Las tasas de interés son una enfermedad”

Erdogan no afloja y pide que las tasas bajen aún más. La lira está en caída libre y crece la posibilidad de una crisis.

erdogan-continua-su-purga-turquia-manda-a-la-hoguera-300-000-libros-subversivos
erdogan-continua-su-purga-turquia-manda-a-la-hoguera-300-000-libros-subversivos
05-12-2021
Compartir

La caída libre de la lira turca y una galopante inflación al alza han obligado al Banco Central de Turquía a intervenir nuevamente para apuntalar el tipo de cambio. 

En los últimos meses, debido a las políticas económicas implementadas por pedido del presidente Recep Tayyip Erdogan, la divisa turca se ha desvalorizado constantemente. Esto se vio impulsado por la reciente decisión de la entidad monetaria, adoptada el 18 de noviembre, de recortar las tasas de interés en 100 puntos básicos hasta 15%. 

Así, el último viernes el tipo de cambio con el dólar había llegado hasta las 13,88 liras turcas, aunque terminó cerrando a 13,70. Considerando que en diciembre del año pasado se encontraba en 7,43 liras por dólar, en lo que va de 2021, la divisa turca ya perdió casi el 50% de su valor. 

A esto se suma un reciente estudio del Instituto de Estadística de Turquía (TurkStat) que informó que la inflación interanual del país escaló al 21,31% en noviembre, frente al 19,89% registrado en octubre y muy por encima del 14,03% de noviembre de 2020.

Ante esta situación, el Banco Central de Turquía explicó que intervendrá “directamente en el mercado a través de transacciones de venta debido a formaciones de precios poco saludables en los tipos de cambio".

Así, la entidad se comprometió a ofrecer parte de los dólares de sus reservas a cambio de liras, aunque no será por mucho tiempo, ya que las mismas son limitadas (unos US$ 50.000 millones).

En este sentido, aunque los expertos le han recomendado a Erdogan subir las tasas de interés, el mandatario turco se opone a implementar este tipo de medidas porque está librando una “guerra económica” contra Occidente. 

Como en Argentina, el mercado le cuenta las costillas al Banco Central de Turquía. Si bien hay varios cálculos, el diagnóstico es el mismo: el país se puede quedar sin reservas, y pronto.

"Recep Tayyip Erdogan dijo bajas tasas de interés ayer, dice bajas tasas de interés hoy y mañana dirá bajas tasas de interés", dijo Erdogan. "Nunca me comprometeré con esto porque las tasas de interés son una enfermedad que hace que los ricos sean aún más ricos y los pobres más pobres", dijo el líder de Turquía sobre el principio fundante de las “Erdoganomics”. A mediados de mes, vuelve a reunirse el Banco Central de Turquía.

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés