El Economista - 70 años
Versión digital

mie 28 Feb

BUE 24°C
Guerra

En su entrevista con Carlson, Putin negó querer expandir la guerra a otros países

El mandatario ruso brindó su primera entrevista con un periodista estadounidense desde que comenzó la guerra en Ucrania hace casi dos años.

En su entrevista con Carlson, Putin negó querer expandir la guerra a otros países
09 febrero de 2024

En lo que, sin dudas, será una de las entrevistas del año, el presentador Tucker Carlson dialogó en exclusiva con el presidente de Rusia, Vladimir Putin. 

En total, la entrevista duró más de dos horas, por lo que dejó una gran cantidad de material que analizar.

Los más importante para destacar fue que Putin aseguró no tener interés en expandir la guerra en Ucrania a otros países como Polonia y Letonia.

Esta representó la primera entrevista de Putin con un periodista estadounidense desde antes de la invasión rusa de Ucrania, hace casi dos años.

Cuando se le preguntó si podía imaginar un escenario en el que enviaría tropas rusas a Polonia, miembro de la OTAN, Putin respondió: "Solo en un caso, si Polonia ataca a Rusia. ¿Por qué? Porque no tenemos ningún interés en Polonia, Letonia o cualquier otro lugar. ¿Por qué haríamos eso? Simplemente no tenemos ningún interés".

En este sentido, viendo cómo la guerra se prolonga en el tiempo, Putin dijo que los líderes occidentales se habían dado cuenta de que era imposible infligir una derrota estratégica a Rusia.

Por ello, confirmó que "estamos preparados para este diálogo", ya que esta es la única forma de que la guerra llegue a su fin.

El mandatario también recordó que la invasión de Ucrania es una respuesta a la expansión de la OTAN hacia Europa oriental, algo que pone en peligro la seguridad rusa. 

En este sentido, citó los bombardeos de la OTAN sobre Belgrado en 1998, "contra todas las normas del derecho internacional" y dijo que "fue EE. UU. quien abrió la caja de Pandora".

Además, contó que se había decidido a invadir Ucrania en el año 2014, tras lo que, desde su punto de vista, fue un golpe de Estado en Ucrania, ya que se obligó a renunciar al presidente Víktor Yanukóvich, un ucraniano pro Rusia que fue elegido democráticamente. 

Y quizás en uno de los momentos de más alta tensión, el líder ruso acusó a la CIA de haber hecho estallar el gasoducto Nord Stream. 

Por último, Putin afirmó que "Rusia y Occidente no somos novios", pero consideró que es EE. UU. el que intenta llevar al mundo a una nueva Guerra Fría. 

"Ustedes (por EE. UU.) tienen problemas en las fronteras con la inmigración, problemas con la deuda nacional de más de 33 billones de dólares... ¿Y no tienen nada mejor que hacer? (...) ¿No sería mejor negociar con Rusia para llegar a un acuerdo, dado que lucharemos hasta el final por nuestros objetivos?", sentenció. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés