En Banco Central de Brasil (BCB) es optimista

La autoridad monetaria pronostica una baja tasa de inflación y un leve crecimiento, pero la crisis política condiciona todo

23-06-2017
Compartir

Según el Banco Central de Brasil, la inflación medida por el Indice de Precios al Consumidor Amplio cerrará en 2017 en 3,8% y subiría a 4,5% en 2018. Son los números del Reporte Trimestral de Inflación que se difundió ayer elaborado sobre la base del informe Focus que contiene las proyecciones de los analistas de mercado.

En materia cambiaria, se espera que el dólar se cotice a 3,30 reales a fin de año. En reporte anterior se había proyectado un valor de 3,28% pero de todas maneras, ya ahora se está operando a una tasa más alta. Con relación al informe de marzo, se corrigió a la baja e pronóstico sobre el nivel que tendrá la tasa Selic a  fin de año que pasó de 9% a 8,5%.

Por  otra parte, el BC pronostica una suba del PIB de 0,5% este  año, algo superior al 0,40% del boletín Focus. Por el lado de la oferta se prevé una fuerte expansión del sector agropecuario del orden del 6,4%,  un desempeño flojo de la actividad industrial y una leve baja en el caso de los servicios. Por el lado de la demanda se prevé estabilidad en el consumo de las familias y una leve baja en el consumo del gobierno.

Por otra parte, se espera que este año haya inversiones directas en el país por US$ 75.000 millones, un monto algo inferior al registrado en 2016 y que representa 3,7% del PIB.

Además, se estima que el superávit comercial, al cual como siempre Argentina hará una importante contribución, alcanzará a los US$ 54.000 millones, US$ 3.000 más de los que se proyectaban en el reporte de marzo. El saldo positivo será consecuencia de exportaciones por US$ 203.000 millones e importaciones por US$ 149.000 millones.

De todas maneras, para los países de la región es una buena noticia que Brasil haya dejado de caer y que comience un lento proceso de recuperación. Pero todos los pronósticos están condicionados a la evolución de la crisis política que sigue abierta. Cada decisión judicial negativa contra el presidente Temer o un retroceso en las reformas que se están discutiendo en el Congreso, impactan rápidamente de manera negativa en los activos financieros.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés