El Economista - 70 años
Versión digital

vie 21 Jun

BUE 14°C
Francia

Emmanuel Macron no se arrepiente de la reforma

El mandatario reconoció que la reforma jubilatoria es poco popular entre la población, pero muy necesaria para el país

Emmanuel Macron no se arrepiente de la reforma
23 marzo de 2023

Tras la gran polémica que se ha generado en torno a su reforma jubilatoria, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, decidió dar la cara.

En una entrevista con dos canales de televisión de Francia, el mandatario explicó que la nueva ley, que eleva la edad de jubilación de 62 a 64 años, es necesaria y entrará en vigor a finales de este año.

"¿Crees que disfruto haciendo esta reforma? No", dijo Macron, quien consideró que "no hay cien formas de equilibrar las cuentas. Esa reforma no es un lujo, no es divertido, es una necesidad del país".

Desde enero, miles de personas han salido a las calles para protestar contra la ley. Sin embargo, a partir de que el gobierno la aprobara por decreto, las manifestaciones se han tornado más violentas. 

La última ola de protestas, junto con huelgas que perturban los depósitos de petróleo, el transporte público y la recolección de basura, representa el desafío más serio a Macron desde la revuelta de los "chalecos amarillos" hace cuatro años.

En este sentido, el presidente dijo que respetaba el derecho a las protestas pacíficas, pero que la "violencia extrema" no era aceptable.

"Nos aseguraremos de que se pueda reanudar una vida lo más normal posible frente a los pocos que bloquean las cosas", agregó, al tiempo que afirmó que que "no se arrepiente" de su decisión, aunque consideró que le gustaría mejorar su tensa relación con los sindicatos e involucrarlos más en las iniciativas futuras.

Las encuestas muestran que una amplia mayoría de franceses se opone a la legislación sobre pensiones, la cual también adelantó a 2027 la exigencia de cotizar 43 años, y no 42, para cobrar una pensión completa.

El Consejo Constitucional de Francia debe revisar la ley en las próximas semanas en respuesta a recursos presentados por partidos opositores y Macron sólo podrá promulgarla después de que el organismo dé su aprobación.

Actualmente, la edad de jubilación en Francia se encuentra entre las más bajas en Europa (en Alemania es a los 66 años y será a los 67 a partir de 2031), aunque es de los países que más años cotizados exige para lograr la pensión máxima: serán 43 a partir de 2027, mientras que en España son 37,6.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés