El Economista - 70 años
Versión digital

sab 26 Nov

BUE 29°C
Versión digital

sab 26 Nov

BUE 29°C
65.000 millones de libras

El Banco de Inglaterra salió a jugar fuerte para sostener a los bonos: creen que generará más inflación

Mientras la libra se desploma, el Banco de Inglaterra tuvo que intervenir en el mercado para evitar un colapso de los bonos

“No fue exactamente un momento Lehman. Pero estuvo cerca”, dijo un operador ante el FT
“No fue exactamente un momento Lehman. Pero estuvo cerca”, dijo un operador ante el FT
29-09-2022
Compartir

La luna de miel de la primera ministra británica Liz Truss duró mucho menos de lo esperado: a apenas un mes de haber asumido, ayer el Banco de Inglaterradebió intervenir en el mercado para evitar un colapso de los bonos.

La nueva crisis financiera en el Reino Unido es consecuencia directa de los anuncios del pasado viernes del ministro de Finanzas, Kwasi Kwarteng, que prometió reducir impuestos y otorgarle subsidios a la energía, lo que implicará tomar nueva deuda pública.  

Así, en un momento en el que el Reino Unido enfrenta su inflación más alta en los últimos cuarenta años (hoy está en la zona de 8,6%), los inversores temen que las medidas de Kwarteng la impulsen aún más, mientras que el Banco de Inglaterra continúa subiendo sus tasas de interés para controlarla.

Esto provocó que ayer la libra esterlina se siguiera desplomando, mientras que los rendimientos de los bonos del gobierno (gilts, en inglés) se dispararon, especialmente los de deuda a largo plazo. 

Los rendimientos de los bonos británicos a 30 años alcanzaron su nivel más alto desde 2002 y los operadores dijeron que se estaba volviendo cada vez más difícil comprarlos y venderlos porque nadie quería correr el riesgo de tener un activo tan volátil. “No fue exactamente un momento Lehman. Pero estuvo cerca”, dijo un operador ante el FT, asemejando la situación con la caída de Lehman Brothers hace 15 años.

Ante esta situación, y viendo que las comunicaciones del lunes y el martes no fueron suficientes para calmar a los mercados, ayer el banco inglés anunció que compraría tanta deuda pública como fuera necesaria para restaurar el orden.

"Si la disfunción en este mercado continuara o empeorara, habría un riesgo material para la estabilidad financiera del Reino Unido", advirtió el BoE.

A partir de ahora, y hasta el 14 de octubre, el BoE comprará hasta 5.000 millones de libras (US$ 5.310 millones) al día en bonos del gobierno británico con un vencimiento de al menos 20 años, lo que representaría alrededor de 65.000 millones de libras. 

Con esta medida, el banco busca abordar, específicamente, los problemas que enfrentan los fondos de pensiones que son muy sensibles a las caídas repentinas en los precios de los bonos a largo plazo.

Además, citando riesgos potenciales para la estabilidad del sistema financiero, el BoE también retrasó hasta fines de octubre el inicio de un programa para vender sus 838.000 millones de libras de tenencias de bonos del gobierno, que debía comenzar la próxima semana.

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés