El Economista - 70 años
Versión digital

jue 30 May

BUE 13°C

EE.UU. dejó de ser el país más competitivo

Hong Kong y Suiza ocupan el tope de la lista de IMD.

31 mayo de 2016

Estados Unidos perdió su condición como la economía más competitiva del mundo, al ser superado por Hong Kong en el primer puesto y Suiza en el segundo, dijo ayer un estudio de la escuela de negocios suiza IMD.

“El poder de la economía de Estados Unidos ya no alcanza para mantenerlo en la cima del Ranking Mundial de Competitividad, que había liderado los últimos tres años”, dijo IMD en un comunicado de prensa.

El informe, que se publica en forma anual desde 1989, considera cuatro factores principales para evaluar la competitividad: el desempeño económico, la eficiencia del gobierno, la eficiencia de las empresas y la infraestructura. A su vez, dentro de estos factores se analizan 340 criterios.

Los países latinoamericanos fueron liderados por Chile, que se ubicó en la posición 36 en el listado, cayendo un puesto desde el año pasado. De la región, le siguió México, que cayó al puesto 45 desde 39.

Colombia se mantuvo en la posición 51 y Perú en el número 54. Argentina está en el puesto 55, aunque fue el país latinoamericano que más subió en la lista, ya que avanzó desde el 59. Brasil bajó al 57 desde 56.

Arturo Bris, un académico que dirige el centro de la competitividad mundial de IMD, dijo que “el patrón común de los veinte países principales en la lista es su foco en la regulación amigable con las empresas, la infraestructura física e intangible e instituciones inclusivas”. IMD destacó que Hong Kong es un centro bancario y financiero líder que alienta la innovación por medio de impuestos bajos y simples y no impone restricciones a los flujos de capitales dentro y fuera del territorio.

“También ofrece una puerta de entrada a la inversión extranjera directa en China, la superpotencia económica mundial más nueva, y permite que las empresas de allí accedan a los mercados globales de capitales”, agregó. Por otra parte, Bris resaltó que los datos recopilados desde la primera edición del informe hace más de 25 años respaldan las preocupaciones de que “los ricos se hacen más ricos, y los pobres, más pobres”.

“Desde 1995, el mundo se tornó cada vez más desigual en términos de diferencias de ingresos entre países, aunque la tasa de incremento ahora se está desacelerando”, sostuvo.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés