El Economista - 73 años
Versión digital

mar 23 Jul

BUE 16°C
Geopolítica

Durante su visita a Rusia, Modi reforzó sus vínculos con Putin y preocupó a EE.UU.

En Estados Unidos, el accionar del primer ministro indio no cayó para nada bien

Durante su visita a Rusia, Modi reforzó sus vínculos con Putin y preocupó a EE.UU.
09 julio de 2024

Mientras la OTAN se reúne en Washington, India, la democracia más grande del mundo, le ha dado un contundente mensaje a Occidente: sus vínculos con Rusia irán en ascenso.

En lo que representó su primera visita a Rusia en cinco años, el primer ministro indio Narendra Modi se reunió con Vladimir Putin y le dijo que la relación entre sus países se basa en "la confianza mutua y el respeto mutuo".

"Todos los indios consideran a Rusia como un amigo de la India en los buenos y malos momentos. El compromiso de nuestra relación ha sido puesto a prueba varias veces, y ha surgido muy fuerte cada vez", agregó.

Los vínculos entre Moscú y Nueva Delhi llevan varias décadas, desde la época soviética, lo que le ha permitido a Rusia convertirse en el mayor proveedor de armas de la India.

Por ello, India no ha condenado a Rusia por la invasión de Ucrania, además de que ha aumentado sus compras de petróleo ruso barato (como consecuencia de las sanciones occidentales).

Sin embargo, más allá de los buenos vínculos, la visita de Modi no es casualidad: en un momento en el que India se relaciona con EE.UU. para contener a China, el primer ministro indio siente que esa estrategia provoca que Moscú se acerque cada vez más a Pekín, algo que tampoco es conveniente. 

Por ello, intentando demostrar su lealtad, Modi acordó con Putin aumentar la cooperación en sectores que van desde la energía nuclear hasta la construcción naval y discutieron cómo solucionar los problemas de pagos.

Por su parte, Putin le otorgó a Modi la Orden de San Andrés, el más alto honor de Rusia.

Pero más allá de las buenas sensaciones, la visita de Modi se produjo justo cuando 41 personas murieron en un ataque con misiles rusos contra un hospital en Kiev.

Por ello, Modi remarcó que "ya sea una guerra, un conflicto o un ataque terrorista, cualquier persona que crea en la humanidad se siente dolida cuando hay pérdida de vidas".

"Pero incluso en eso, cuando niños inocentes son asesinados, el corazón sangra y ese dolor es muy aterrador", agregó, en una clara crítica contra el accionar del Kremlin. 

"Como amigo, siempre he dicho que la paz es necesaria para nuestras generaciones futuras. Las soluciones no son posibles en el campo de batalla. En medio de armas, balas y bombas, las conversaciones de paz no pueden tener éxito. Tenemos que encontrar el camino hacia la paz solo a través de las conversaciones", sentenció Modi

Como era de esperar, la visita de Modi generó repercusiones en EE.UU., país que es aliado de India en el QUAD, un diálogo de seguridad cuadrilateral junto con Japón y Australia para contener la expansión de China en el Indo-Pacífico. 

"Esperaré los comentarios públicos del primer ministro Modi para ver de qué habló, pero como dije, hemos dejado bastante claro directamente con India nuestras preocupaciones sobre su relación con Rusia", dijo un portavoz del Departamento de Estado.

"Así que esperamos que India y cualquier otro país cuando se relacionen con Rusia dejen claro que Rusia debe respetar la Carta de la ONU, debe respetar la soberanía y la integridad territorial de Ucrania", agregó. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés