Carmody: “Macri va a liderar una diplomacia de líderes: puede ganar prestigio”

28-11-2018
Compartir

Entrevista a Patricio Carmody Dr. en Relaciones Internacionales Por Javier Fuego Simondet

La cumbre del G20 que comenzará el viernes en Buenos Aires será un desafío en varias dimensiones para la Argentina, y también una oportunidad para el presidente Mauricio Macri. Tendrá la posibilidad de demostrar que puede oficiar de anfitrión en una “diplomacia de líderes” y, en caso de hacerlo bien, ganar prestigio. Esa posibilidad es una de las definiciones que deja Patricio Carmody, doctor en Relaciones Internacionales, consultor del CARI y del Cippec, en diálogo con El Economista. Para la Argentina, la cita global es un desafío al que llega “fortalecida y debilitada a la vez”, subraya el especialista.

¿Qué conclusiones se pueden esperar de esta reunión del G20 en Buenos Aires?

Un nivel de conclusiones es el del impacto en el prestigio político de Argentina, que llega fortalecida y debilitada a la vez. Ha tenido una organización impecable, un enfoque inclusivo, tratando de tener todas las opiniones de la zona sur, y una calidad reconocida desde lo técnico. Pero la crisis cambiaria y el acuerdo en dos tiempos con el FMI afectan. El país tiene un desafío grande, que es ser un mediador honesto y para eso tiene que estar lejos de los conflictos geopolíticos, pero también ir confeccionando la agenda. Y eso lo está haciendo. Argentina ha puesto temas en la agenda, que son el futuro del trabajo, el financiamiento para la infraestructura y la seguridad alimentaria sostenible. La aceleración tecnológica está eliminando empleos y deprimiendo salarios. Las ideas que están saliendo son llevar los beneficios sociales de un trabajo a otro, y hasta de un país a otro, la idea de portabilidad de la seguridad social. También se habla de sustentabilidad de los sistemas fiscales, ya que los impuestos tienen que adecuarse a la economía digital. Y en cuanto al financiamiento de infraestructura, se dice que se ha estado trabajando en la idea de canalizar recursos del sector privado hacia proyectos de infraestructura. La ironía es que, en la Argentina, los proyectos de participación pública privada están fracasando. Macri va a liderar una diplomacia de líderes. Es una función que no puede ser delegada y va a tener gran prestigio si es bien ejercida.

¿Y a nivel global?

Es una reunión de comités, pero no para salvar el orden mundial actual, sino para ir ajustándolo y hacerlo más estable y duradero. Ya se está trabajando algún tipo de acuerdo en el que se habla de defender el comercio multilateral, de mantener los mercados abiertos y de asegurar las condiciones de participación pareja, pero se sacó la idea de combatir el proteccionismo, probablemente para tener a Donald Trump dentro del acuerdo.

¿Puede ser este G20 un punto de inflexión para la política exterior de Macri?

Es un punto muy importante, él debería estar siguiendo la implementación de una estrategia de horizontes diversos, esta idea de tener relaciones positivas y simultáneas con las potencias emergentes, las establecidas y el exterior próximo. Es el escenario perfecto para esto, porque están todos los líderes. Pero siempre es más fácil definir una serie de principios que implementarlos. Tiene que mostrar que la Argentina puede tener esta relación simultánea y positiva.

¿Cuáles son las reuniones bilaterales más salientes de la cumbre?

Las habrá de alcance global, regional y estarán las que juega la Argentina. Habrá reuniones entre Trump y Xi Jinping, con el tema de la guerra comercial; entre Trump y Vladimir Putin, en la que estará el tema de Ucrania y el Mar de Azov; entre Trump yAngela Merkel; entre Merkel y Narendra Mudy (premier de la India). La bilateral de alcance regional más importante parece ser la de Putin y Theresa May, en la que va a estar el tema de Ucrania y el del agente secretoSerguéi Skripal.También hay que ver la que se dará entre Putin y Merkel; entre Trump, Justin Trudeau y Enrique Peña Nieto, por el acuerdo regional entre los tres, y entre (Recep Tayyip) Erdogan con Mohammed ben Salman (príncipe saudita), en la que aparecerá el tema de (el periodista asesinado Jamal) Kashoggi. Para la Argentina,están las reuniones con todas las potencias. Hay dos marcadas con potencias emergentes: con Xi Jinping y con Putin. Y una sola con líderes del Mikta, grupo que integran México, Indonesia, Corea del Sur, Turquía y Australia, que será con Turquía.

¿Las preocupaciones por la seguridad pueden opacar los resultados diplomáticos y comerciales de la cumbre?

Creo que van a convivir. Tenemos el ejemplo de Hamburgo (allí se desarrolló la cumbre anterior), que fue una batalla campal. Esperemos que la distancia nos mantenga alejados de las corrientes violentas más fuertes. Estamos a pocos días y, por lo menos, no vemos llegando un montón de extranjeros. Espero que los llamados de atención recientes hagan estar mucho más atentos a todo.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés