El Economista - 70 años
Versión digital

lun 20 May

BUE 14°C

Brasil anuncia medidas de ajuste

La administración de Temer recibió un déficit presupuestario de 170.500 millones de reales.

24 mayo de 2016

El ministro de Hacienda de Brasil, Henrique Meirelles, dijo que el gobierno revelará hoy medidas de ajuste presupuestario para retomar el camino de la economía, después de que la administración del presidente interino Michel Temer descubrió un déficit fiscal mucho más grande del que había calculado la gestión anterior. Si bien son consideradas un avance, las iniciativas sirvieron para contener solo parcialmente el temor de los mercados por la gobernabilidad.

Meirelles dijo ayer que las medidas apuntarán a un “control rígido” y a la eficiencia del gasto primario, aunque no dio más detalles concretos. El ministro sostuvo que estaba en etapa de diagnóstico de unas finanzas públicas en estado “grave” y “crítico” que había recibido, recordando el peligro de que si el gobierno no actúa, la relación deuda sobre PIB alcanzaría el 80% en breve. También se refirió a la búsqueda de un aumento de la productividad por medio de reformas estructurales.

El viernes pasado, la administración centrista de Temer dio a conocer su estimación propia del déficit primario para 2016, una brecha enorme de 170.500 millones de reales (U$S 48.700 millones), en lugar de los 97.000 millones calculados por la administración previa. Esto sería equivalente al 2,75% del PIB, muy por encima del 1,94% que registró el gobierno de Dilma Rousseff el año pasado, cuando ya había perdido el control de las cuentas estatales y provocó la desconfianza de los inversores.

Los mercados financieros ven con buenos ojos estos movimientos del equipo de Temer, pero al mismo tiempo existen preocupaciones de que sea demasiado frágil, que se combinan con factores globales como las crecientes expectativas de un alza de tasas de Estados Unidos. La turbulencia pasó ayer por unos reportes que dijeron que el ministro de Planificación, Romero Jucá, habría tratado de frenar las investigaciones sobre corrupción en la petrolera estatal Petrobras, lo cual el propio funcionario salió a desmentir.

Algunas esquirlas de este episodio llegaron a los activos brasileños, con retrocesos de la deuda pública, las acciones y el real. La moneda de Brasil había tocado 3,43 al comienzo de mayo, su nivel más fuerte desde agosto del año pasado, en una racha de apreciación que se desató por las esperanzas de la salida de Rousseff. Pero ahora el real se cotiza cerca de 3,60, entre algunas dudas sobre la habilidad de Temer para ejecutar sus reformas, que de todos modos, el gobierno ya dijo que serán graduales.

Las perspectivas de una leve recuperación de la actividad en 2017 por ahora continúan. El sondeo semanal Focus del Banco Central mostró que el consenso de los economistas aún prevé un crecimiento económico de 0,50% el próximo año y una inflación más limitada, de 5,5%, después de la recesión profunda de 2016. La novedad de la última edición del Focus fue una rebaja en las expectativas para la tasa de interés referencial Selic, tanto para este año como para 2017.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés