El Economista - 70 años
Versión digital

mie 07 Dic

BUE 30°C
Versión digital

mie 07 Dic

BUE 30°C
Desabastecimiento

Bolivia anuncia el cierre total de exportaciones de alimentos

Tras casi una semana de una huelga opositora, el gobierno boliviano suspendió desde ayer las exportaciones de seis alimentos: soja, torta de soja, harina integral de soja, azúcar, aceite y carne de res.

Bolivia anuncia el cierre total de exportaciones de alimentos
28-10-2022
Compartir

Las cámaras empresariales de Bolivia rechazaron hoy la decisión del Gobierno de Luis Arce de cerrar temporalmente las exportaciones de alimentos, una medida pensada para evitar el desabastecimiento interno a raíz de las huelgas que paralizan el departamento de Santa Cruz con el fin de que se adelante un año el censo previsto para 2024.

  • La Cámara de Industria y Comercio (Cainco), la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), la Cámara Nacional de Industrias Oleaginosas (Caniob), la Confederación de Empresarios Privados (CEPB), la Asociación de Productores de Oleginosas (Anapo) y la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz), rechazaron en duros términos la decisión del Gobierno, informó el diario boliviano La Razón.

El presidente de la Cainco, Fernando Hurtado, en un video institucional, acusó al gobierno de "crear una gran cortina de humo para tapar la mala gestión de la economía del país".

En tanto, su par de la CAO, Óscar Mario Justiniano, en otro video institucional señaló que "las acciones desacertadas llevan a países al fracaso" y calificó la medida estatal como un atentado contra el sector.

Por su parte, el ministro de Desarrollo Productivo, Néstor Huanca, justificó la medida argumentando que se debe garantizar el abastecimiento interno.

  • Tras casi una semana de una huelga opositora, el gobierno boliviano suspendió desde ayer las exportaciones de seis alimentos: soja, torta de soja, harina integral de soja, azúcar, aceite y carne de res.

Los principales compradores de derivados de soja bolivianos son Colombia, Perú, Ecuador y Chile, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). En el caso de la carne bovina, se trata de China, Perú y Ecuador.

La región de Santa Cruz, motor económico del país y bastión de la oposición, mantiene una huelga indefinida contra el Gobierno del MAS (Movimiento al Socialismo) para exigir un censo que actualice su representación legislativa y la cantidad de fondos estatales que recibe.

Huanca responsabilizó al gobernador de Santa Cruz, el derechista Luis Fernando Camacho, y a líderes sociales y empresariales que encabezan las protestas de "las consecuencias de la paralización del sector productivo y de atentar contra la seguridad alimentaria".

Sin embargo, la ley boliviana solo permite exportar el excedente de la producción de alimentos necesaria para abastecer al mercado local.

El jefe de la bancada de diputados del partido opositor Comunidad Ciudadana, Carlos Alarcón, dijo en Twitter que la medida es "un acto ladino de represalia y amedrentamiento disfrazado de aparente seguridad alimentaria".

La huelga comenzó el sábado, con enfrentamientos entre detractores y seguidores del Gobierno que dejaron un muerto.

Santa Cruz, pujante región ubicada en el este del país, lidera las movilizaciones para que el censo se realice en 2023 y sus resultados se conozcan antes de las próximas elecciones, en 2025.

El Gobierno, que había programado el censo para noviembre próximo, decidió postergarlo hasta 2024, lo que impediría procesar los nuevos datos antes de los comicios.

La representación en el Congreso y la partida presupuestaria del Estado que recibe cada departamento de Bolivia depende de su población. Por eso Santa Cruz, el más poblado del país, reclama actualizar los datos. El último censo se hizo hace más de diez años.

Tras una infructuosa negociación inicial, Arce convocó para hoy una reunión con gobernantes de todas las regiones del país en la ciudad central de Cochabamba para encontrar "una solución definitiva" al conflicto.

Pero Camacho, que había aceptado la invitación, se retractó y anunció que no asistirá.

"Estamos abiertos al diálogo, pero no vamos a ir a avalar una reunión de 'masistas'", afirmó el derechista en una reunión la noche del miércoles, en referencia al oficialista MAS.

"Es aquí donde está el conflicto. No nos quieren, no nos consideran bolivianos", agregó, criticando al presidente por el lugar escogido para el encuentro.

Mientras tanto, los manifestantes que encabezan la huelga indefinida continuan con sus bloqueos para impedir el paso en calles y rutas de Santa Cruz.

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés