El Economista - 70 años
Versión digital

jue 11 Ago

BUE 14°C
Versión digital

jue 11 Ago

BUE 14°C
Dólares claves

Sergio Massa busca acelerar los desembolsos del BID

El ministro de Economía habló ayer con Claver-Carone y logró trazar una agenda para acercar posiciones entre la Argentina y el BID

El cubano Claver-Carone mantiene una relación tensa con el Gobierno del Frente de Todos (FdT)
El cubano Claver-Carone mantiene una relación tensa con el Gobierno del Frente de Todos (FdT)
Pablo Varela Pablo Varela 05-08-2022
Compartir

El ministro de Economía, Sergio Massa, mantuvo ayer su primer contacto formal con el titular del BID, Mauricio Claver-Carone, con el objetivo de descongelar la relación que la Argentina mantiene con el organismo, luego de que Alberto Fernández jugase una fuerte pulseada para que Gustavo Beliz se quedase con la presidencia. 

“Agradezco a Mauricio Claver-Carone de @el_BID, la reunión mantenida en la que evaluamos el estado de situación de los prestamos existentes y las nuevas oportunidades de financiación para promover el desarrollo inclusivo y desarrollar obras de infraestructura en nuestro país”, sostuvo el titular del Palacio de Hacienda en sus redes tras el encuentro virtual. 

Tal como informó El Economista, se encuentran aprobados (pero al mismo tiempo congelados) U$S 2.000 millones en créditos que BID no desembolsa producto de la errática relación con el país. De hecho, en la reciente gira por EE.UU. la exministra Silvina Batakis no logró el desembolso de U$S 500 millones. 

Según pudo reconstruir este diario, la reunión que Massa y Claver-Carone mantuvieron ayer tuvo tres ejes fundamentales: 1) agilizar desembolsos de los préstamos preexistentes aprobados, 2) evaluar nuevas oportunidades de financiación de obras de infraestructura  y proyectos productivos, con especial hincapié en la generación de empleo (aspecto clave en los desafíos próximos), 3) y el apoyo del BID al plan de estabilización económica de Argentina, que Massa y su equipo intentan poner en acción en los próximos meses. 

El guiño que obtuvo el flamante ministro de Claver-Carone es el de avanzar en un objetivo consensuado que permita el fortalecimiento de los pilares económicos y financieros que contenga a su vez un programa de desarrollo inclusivo y crecimiento sostenible; un ambicioso entendimiento que pondrá a prueba la famosa “agenda” internacional de Massa. 

El ministro, quien finalmente realizará  la gira para instalar el plan “fábrica de dólares” a nivel global en la cuarta o quinta semana de agosto, obtuvo el compromiso del titular del BID para reunirse en Washington y verse las caras en persona. 

El soporte de Massa en su agenda internacional son el embajador ante EE.UU., Jorge Argüello y el asesor Gustavo Martínez Pandiani. 

Ahora bien, más allá del ámbito internacional en donde la actual gestión apuesta a obtener divisas, el principal desafío está en el horizonte inmediato en la obtención de US$ 5.000 millones surgidos del adelantamiento de la liquidación de divisas, tanto del sector agropecuario como hidrocarburífero, minero como de la economía del conocimiento. Hoy, Massa y su flamante secretario de Agricultura, Juan José Bahillo, recibirán a la Mesa de Enlace, para relanzar la relación del Gobierno con el sector agropecuario. 

Quien trabaja en la arquitectura técnica que facilite la liquidación de las divisas es Guillermo Michel, uno de los principales cerebros económicos del massismo. 

El primer traspié de la gestión Massa llegó ayer, cuando el secretario de Energía, Darío Martínez, renunció. Si bien hubo hermetismo y no se hizo oficial la renuncia, la cuestión tarifaria y energética volvió a quedar en el centro de la escena. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés