El Economista - 70 años
Versión digital

mie 28 Sep

BUE 14°C
Versión digital

mie 28 Sep

BUE 14°C
Refugio

Los inversores sólo piensan en salir de posiciones riesgosas

A medida que los pesos llegan a las cuentas de los sojeros que vendieron con dólar a $200, la demanda de dólar MEP sube y su cotización rebotó

Mientras el chiquitaje se movió con el dólar blue débil, ya que bajó $1 hasta $276, el resto de los dólares financieros libres literalmente volaron
Mientras el chiquitaje se movió con el dólar blue débil, ya que bajó $1 hasta $276, el resto de los dólares financieros libres literalmente volaron
15-09-2022
Compartir

“Ahora van a presentar un Presupuesto con un estimativo de inflación para 2023 del 60%, cuando todos los estudios económicos la ven por arriba del 100%. Anuncian que harán menor presión impositiva, y Diputados se apresta a aprobar el consenso fiscal que le permitirá a las provincias subir más varios impuestos", la rabia de un productor agropecuario que esperaba su turno para sacar sus pesos y convertirlos en dólar MEP no tenía límites.

"Estuve esperando varios meses con los porotos en el silo, hasta que en vez de pagar 140 pesos empezaron a pagar $200 que duran hasta dentro de quince días, vendí lo que necesito para cubrirme, y ahora que me llegaron los pesos me lanzo a comprar dólar MEP a como dé lugar. No me dieron tiempo, lo pude haber comprado a $269 el martes, pero hoy ya cerró a casi $290, con una suba de $21 en apenas dos días”,  remató.

En un sentido un poco más técnico, pero en una línea muy parecida, el economista Carlos Melconián manifestó ayer que "le están entregando mas bonos a la gente, y no se dan cuenta que con los planes platita lo que más hacen es perjudicar a los pobres. Tienen que aplicar un plan antiinflacionario consistente, que se ocupe de muchas variables al mismo tiempo, si no lo hacen esto va a seguir sin salida". 

Y hasta la titular del FMI Kristalina Georgieva se lo dijo a Massa: "El problema más grave que tiene Argentina es la inflación, tienen que combatirla", y con eso puso en segundo plano la necesidad de acumular reservas para que el Fondo se cobre lo que Argentina le debe.

La suba de tasas

El día de ayer fue otra vez muy intenso, con el Gobierno de alguna manera tomando las mismas medidas que viene repitiendo desde siempre. 

Ayer el BCRA subió la tasa de las Leliq y de los plazos fijos chicos de 69,5% a 75% anual. 

  • Hoy la Secretaría de Finanzas saldrá a intentar captar unos $ 4.105.000 millones que ya tiene pactados para entregar Ledes y Lecer. Con eso le ofrecerá a los inversores institucionales encerrados en pesos tres papeles con tasas más altas o entregando letras indexadas. 

Ofrecerá una letra del Tesoro nacional en pesos a descuento con vencimiento 31 de enero de 2023 (s31e3 - reapertura); una letra del Tesoro nacional en pesos ajustada por CER a descuento con vencimiento 17 de febrero de 2023 (x17f3 - reapertura); y una letra del Tesoro nacional en pesos ajustada por CER a descuento con vencimiento 16 de junio de 2023 (x16j3 - reapertura).

Y todo parece estar preparado para lanzar hoy o el lunes un canje para postergar el pago por el vencimiento final del bono T2X2 que termina el martes próximo, y de cuya emisión total unos $26.000 millones de ese título están en manos de inversores del exterior. Se descuenta que los inversores institucionales (encerrados en pesos bajo vigilancia de la Afip) tendrán que renovar, pero no se sabe qué harán los fondos extranjeros, sobre todo Pimco.

Con ese contexto, continuaron las liquidaciones de soja a $200, pero con una particularidad: en el balance del día, a pesar del precio privilegiado que le dan a los sojeros, el BCRA terminó perdiendo reservas por US$ 7 millones. 

Y como si eso fuera poco la autoridad monetaria chupó de los bancos depósitos por $ 422.152 millones y su pasivo ya se convirtió en una bola de nieve sin solución. En los próximos siete meses entre el BCRA y el Tesoro acumulan vencimientos por $15 billones, y nadie sabe cómo harán para resolver semejante montaña de endeudamiento.

Los movimientos del dólar

Por eso, mientras el chiquitaje se movió con el dólar blue débil, ya que bajó $1 hasta $276, el resto de los dólares financieros libres literalmente volaron. El dólar Senebi saltó $12,44 hasta $296,58, el MEP trepó $14,21 hasta $280,66.  Y el contado con liquidación subió $11,12 hasta $295,37, por lo que la brecha entre oficial y blue fue del 84% y la del CCL y el mayorista fue del 106,3%.

Además, el crawling peg se va acelerando algo, hasta el 5,7% mensual, pero sigue lejos del 7% de inflación que acaba de registrarse. 

Y como en EE.UU. la tasa del bono a 1 año de la Fed superó el rendimiento del 4% anual, el dólar subió en el mundo contra casi todas las monedas. Lo hizo 1,3% en Brasil, 0,6% contra la libra y el mexicano, 0,5% contra el yuan, 0,3% contra el chileno y 0,2% para el yen, y solo bajó 0,2% contra el euro porque la titular del BCE promete tasas en línea con la Fed pronto, para que el euro no siga cayendo al valor más bajo de su historia. 

  • Y, detrás de esas vibraciones externas, en el mercado argentino, medidos en pesos, los tipos de cambio oficiales actuaron en consecuencia: el euro subió 61 centavos hasta $143,13, pero el real bajó 30 centavos hasta $27,32 y la libra bajó 68 centavos hasta $164,20.

Con este marco, todos los inversores mundiales tienen ahora los ojos puestos en lo que sucederá el miércoles 21 próximo cuando Jerome Powell anuncie cómo seguirá la política de tasas de la Fed. Por ahora, 3 de cada 4 analistas espera que suba la tasa en 75 puntos básicos tanto ahora como en noviembre, aunque uno de cada cuatro piensa que la suba puede ser de un punto. Y casi hay un consenso de que la llevará a cerca del 5% anual, con lo que aplastará a los activos de riesgo, y terminará debilitando el precio de los commodities y de los mercados emergentes. 

Acciones para abajo

Y ayer mismo hubo dos datos que sacaron a muchos de escala. El respetado analista Mark Mobius estimó que Powell llevará la tasa de la Fed hasta el 9% anual y por un período más largo que el pensado, por lo que no podrá conseguir un "soft landing" o un aterrizaje suave, sino que "nos llevará a todos a una recesión para terminar apagando el fuego de una inflación que sigue desatada". Ayer salieron datos que indicaron que las ventas minoristas en EE.UU. subieron en agosto y que los pedidos de subsidio por desempleo cayeron. 

Además, si a alguien le falta algún dato para tomar nervocalm gotas, ya es un hecho que las tasas hipotecarias de EE.UU. acaban de subir por encima del 6 % por primera vez desde 2008, precio a la crisis de Lehman.

Con toda esa situación los bonos argentinos volvieron a debilitarse, con el riesgo país estacionado en 2.330 puntos básicos. Y junto con eso se concretó una nueva baja en la bolsa de nueva york (el Dow cedió 0,6%, el S&P perdió 1,1% y el Nasdaq cayó 1,4%). Mientras que la Bolsa de San Pablo bajó 0,5% y la de México pudo subir 0,1%. En el mercado bursátil porteño tampoco hubo sonrisas: con $2.485 millones operados en acciones y $3.725 millones en Cedears, hubo una baja del 1,3%. Y lo que es más preocupante, hubo una baja en bloque para los ADR argentinos en Nueva York: con descensos de hasta el 9%, con YPF, Cresud, Telecom, TGS, Pampa E, Supervielle, Francés y Central Puerto, entre las más perjudicadas.

¿Hacia dónde puede estar yendo el mercado? Con tasas de la Fed tan sólidas se espera que el súper dólar tenga todavía otro poco más de aire alcista (hasta que se frene, ya que nada crece para siempre). Pero eso fue suficiente para que ayer se anotara una dura caída del 3,5% para el petróleo. Los metales preciosos también actuaron débiles. Los metales básicos estuvieron mixtos.

 En granos hubo descensos en Chicago y en Rosario la actividad se va acotando, a medida que no se sabe cómo seguirá el dólar soja desde octubre, y el maíz terminó con una leve baja. Y en el mundo cripto el Bitcoin retrocedió otro 0,3%, con derrumbe del 6% para el ethereum y bajas importantes para otras criptomonedas.

***

La visión de Balanz

El analista Nicolás Kohn de Balanz advirtió que "los movimientos de Powell llegan a la realidad con rezagos, por lo que la actividad se va a afectar hacia abril o mayo, y en los mercados vamos a tener volatilidad desde ahora. Por eso, hoy me siento mucho más cómodo en bonos del Tesoro que en el Standard & Poor's; si se va la tasa corta a 5%, puede haber espacio para que los bonos cedan pero las acciones van a sufrir mucho más. Y si encima se viene una recesión, con malos balances en las empresas, hay que pensar más en colocarse en bonos del Tesoro y no en papeles privados".

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés