El Economista - 70 años
Versión digital

mar 31 Ene

BUE 25°C
Versión digital

mar 31 Ene

BUE 25°C
Tendencia

Los bancos centrales seguirán con su ajuste

Por la inflación, en 2022 implementaron políticas monetarias restrictivas y seguirán por ese camino en el arranque de 2023

Los mercados descuentan que la tendencia alcista continuará en los primeros meses de 2023
Los mercados descuentan que la tendencia alcista continuará en los primeros meses de 2023
21-12-2022
Compartir

En sus últimas reuniones del año, tanto la Reserva Federal como el Banco Central Europeo subieron la tasa de interés medio y punto y cerraron un 2022 que los tuvo como grandes protagonistas. 

Fueron endureciendo las condiciones monetarias durante el año dejando en claro que la prioridad era bajar la tasa de inflación aunque eso impactase negativamente en el nivel de actividad. Si bien la inflación comenzó a desacelerase, todavía no lo ha hecho lo suficiente como para que las tasas de interés dejen de subir. 

Por lo tanto, los mercados descuentan que la tendencia alcista continuará en los primeros meses de 2023, pero  a partir de que alcancen determinado nivel, más de 5% en Estados Unidos y 3% en la zona euro, podrían seguir caminos divergentes, porque mientras el BCE mantendría la tasa hasta fin de año, la Fed podría comenzar a bajarla. 

Después de mucho tiempo, la zona euro, con problemas de oferta en el sector energético, registra más inflación que Estados Unidos, que tuvo más presión sobre los precios por el lado de la  expansión de la demanda sostenida en la fortaleza del mercado laboral y la mejora de los ingresos.       

Mientras tanto, continuarán las tensiones entre los bancos centrales que priorizan bajar la inflación y los gobiernos que no quieren que se derrumbe el nivel de actividad. 

En donde no existe esa tensión es en China porque al tener una tasa de inflación muy baja puede poner en marcha medidas de estímulo monetario sin riesgos y de hecho será una de las pocas economías del mundo que en 2023 crecerá más que en 2022.

Para los mercados emergentes la suba de tasas por parte de la Fed nunca es una buna noticia porque funciona como un foco de atracción para los capitales, encarece las deudas y puede hacer bajar el precio de las materias primas.  

  • Sin embargo,  2022 transcurrió sin sobresaltos para los emergentes porque las commodities se sostuvieron en parte por el impacto de la invasión de Rusia a Ucrania y políticas económicas más ordenadas. 

Los bancos centrales de muchos países emergentes, y casi todos los de la región, también subieron las tasas en 2022 para enfrentar una elevada inflación. 

Algunos seguirán durante un tiempo con el apretón monetario, pero otros, que empezaron el ajuste antes, comenzarán pronto a bajar las tasas, destacándose en ese sentido el caso de Brasil. 

En cualquier caso,  el año se dividirá entre  una primera parte en la que todavía predominarán las subas de tasas y una segunda en la que se estabilizarán o empezarán a reducirse  a medida que la inflación vaya cediendo y los niveles de actividad sean menores         

Calendario de reuniones en 2023

  • Reserva Federal 

1 de febrero, 22 de marzo, 3 de mayo, 4 de junio, 26 de julio, 20 de septiembre, 1 de noviembre y 13 de diciembre.   

  • Banco Central Europeo

2 de febrero, 16 de marzo, 4  de mayo, 15 de junio, 27 de julio, 14 de septiembre, 26 de octubre y 14 de diciembre.

  • Banco Central de Brasil 

1 de febrero, 22 de marzo, 3 de mayo, 21 de junio, 2 de agosto, 20 de septiembre, 1 de noviembre y 13 de diciembre.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés