El Economista - 70 años
Versión digital

mar 19 Oct

BUE 17°C

Versión digital

mar 19 Oct

BUE 17°C

El peso retrocede y el Banco Central igual baja las tasas

30-11-2016
Compartir

por Luis Varela

En otro día con sequía de inversores y con poca liquidación de divisas, el mercado argentino siguió con precios débiles, con bajos volúmenes operados y con el peso que sigue hundiéndose lentamente, y que ya ocupa el triste lugar de ser la moneda que más se devalúa en lo que va de 2016.

El dato más distintivo que entregó el mercado de ayer fue una nueva suba en el precio del dólar. La cotización oficial saltó otro 18 centavos, hasta $ 15,88, al tiempo que el dólar blue alcanzó otro récord de todos los tiempos, con un cierre de $ 16,10.

La cotización de otras monedas también se fue para arriba. El euro oficial saltó hasta $ 16,71, el valor del real brasileño subió a $ 4,62 y la cotización de la libra esterlina llegó a los $ 19,60, todos para arriba, en línea con lo que está pasando con el valor del dólar.

A pesar de esta firmeza de las monedas, el Banco Central miró hacia otra parte. En vez de seguir luchando contra la inflación, como estuvo haciendo en los primeros once meses de su mandato, Federico Sturzenegger resolvió aplicar la cuarta baja al hilo en la tasa de las Letras del Banco Central.

Efectivamente, para las Lebac cortas (a 35 días de plazo) pagó una tasa del 24,75% anual, la menor de toda la serie, con un descenso de nada menos que dos puntos porcentuales en lo que va de noviembre. Pero la tasa de las Lebac más largas, a 259 días, se sigue afirmando, ya que de pagar 22,89% anual hace dos semanas, ahora paga 22,99%.

Con ese marco, los negocios con bonos resistieron bien. El 70% de lo operado en bonos se transó en cuatro títulos: AA17 34%, AY24 17%, DICA 14% y TO21 5% y, con alto volumen negociado, los bonos argentinos repuntaron 0,3%. En los extremos se anotó una suba del 1 al 4,2% para los bonos TVPA, RNG21, TVPY, CUAP, AO20, TUCS1, PARP, NDG21, DICYD, DICY, PARY, BDC20 y DICA. Y una baja del 1 al 1,8% para los bonos BDEDD, TVPP, BPLDC, BP21 y DICYC.

En el recinto bursátil el escenario fue completamente distinto. A pesar del feriado del lunes, el volumen operado fue muy pobre, apenas $ 294 millones, con el índice Merval retrocediendo otro 0,75%, y con negocios ultra selectivos.

El 70% de lo operado en acciones en la Bolsa porteña se transó en ocho papeles: Pampa Energía reunió el 22% de las operaciones, Petrobras Brasil 13%, TGS 10%, Siderar 8%, Galicia 6%, Banco Macro 4%, Cresud 4% y Banco Francés 3%.

En los extremos se registraron subas del 1% al 5,5% para Ferrum, Havanna, TGS, Telecom, Gas Natural, Longvie, Fiplasto, San Miguel, Gas Cuyana, Frances, Autopsita del Sol, Capex y Molinos. Y bajas del 2% al 6% para Petrolera del Conosur, Colorín, Petrobras Argentina, Domec, Camuzzi, Morixe, Boldt, Andes, Costanera, Petrobras Brasil, Juramento y Carboclor.

Los ADR argentinos que operan en Nueva York también estuvieron mixtas: con subas del 1% al 1,3% para Nortel y Petrobras Argentina; y bajas del 1% al 5,3% para Pampa, Globant, IRSA Inv., Galicia, Edenor e YPF.

La debilidad en la Bolsa porteña estuvo en línea con bajas en las bolsas latinoamericanas. La de San Pablo bajó casi 3%, Santiago de Chile achicó 0,7% y México 0,2%, al tiempo que la Bolsa de Nueva York logró subir entre 0,1 y 0,4%.

La debilidad de la Bolsa de Buenos Aires estuvo muy ligada a la tendencia del petróleo. Mañana se celebra una nueva reunión de la OPEP en Viena, y por rechazo de Irak e Irán es posible que no se logre el acuerdo buscado, de cerrar grifos. De ese modo el barril de crudo achicó ayer casi 4%, hasta US$ 45,20.

Hay muchos temas de atención que ponen en vilo a los mercados. Este domingo se vota en Italia y Austria. La inestabilidad en Italia fue marcada últimamente por temor a un problema con los bancos. Ayer el Banco Central Europeo salió a decir que está preparado para comprar todos los bonos italianos que hagan falta, y los títulos peninsulares lograron subir.

Pero las dudas son muchas y, en ese sentido, las commodities están reflejando una falta de dirección. Ayer se vio una mínima baja para el oro y un valor firme para la onza de plata. Y, a contramano de lo visto la semana pasada, se anotó una fuerte baja en metales básicos: el níquel perdió 3,2%, el cobre bajó 2,7% y el aluminio 2,5%.

Desde Chicago no llegaron buenas nuevas para Argentina. Los precios de los granos se replegaron en bloque, en general con nuevo informes de cosechas récord en los principales países productores.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés