El Economista - 73 años
Versión digital

mar 23 Jul

BUE 11°C
Tras asunción de Batakis

¿El que avisa no traiciona? Banco que ayudó en el canje de deuda ahora alerta por default en 2023

Se trata del Bank of America (BofA), que curiosamente actuó como colocador de los bonos durante la reestructuración pasada junto a HSBC

Bank of America redujo la recomendación que traía con la deuda argentina.
Bank of America redujo la recomendación que traía con la deuda argentina.
Leandro Gabin 07 julio de 2022

Mientras que Argentina vive una profunda crisis económica, con la espiralización de la inflación y la suba del dólar, la deuda que surgió del canje del 2020 (bajo la batuta del saliente Martín Guzmán) sigue cayendo a precios irrisorios. Los bonos que vencen en 2030 valen 19 centavos por cada dólar, los seguros contra default (CDS) están en máximos históricos y el riesgo país oscila los 2.700 puntos. Completamente borrados del mapa.

Esto, sumado a la falta de respuesta a la crisis por parte del oficialismo hace que los inversores crean que es inevitable otro pagadiós.

Y el último que salió a pronosticar la tormenta perfecta fue Bank of America (BofA), que curiosamente actuó como colocador de los bonos durante la reestructuración pasada junto a HSBC.

La entidad, el segundo mayor banco de Estados Unidos, primero redujo la recomendación que traía con la deuda argentina (estaba en “overweight”, o sea comprar más que el promedio de mercado) a "marketweight" (a la par del promedio de los inversores).

"Bajamos nuestra recomendación sobre la deuda externa de Argentina. Aunque las valuaciones son muy baratas y ya asignan una gran probabilidad a una severa segunda reestructuración de la deuda externa, creemos que será difícil para los activos argentinos recuperar de manera sostenible en el entorno actual a menos que haya una gran política que pueda servir como pivot desde aquí", dice.  

Pero BofA no sólo reduce su solitaria recomendación de bonos locales (casi ningún banco de Wall Street sugería a sus clientes comprarlos), sino que advierte que los inversores podrían cuestionar cada vez más si incluso los pagos de los cupones de los bonos externos que vencen en '23-'24 están "en riesgo de incumplimiento, a pesar de un servicio de deuda relativamente bajo".

"Un riesgo, pero no nuestro caso base, es que una potencial espiral inflacionaria fuera de control podría llevar al Gobierno a intervenir más fuertemente en el mercado de divisas, lo que agotaría las reservas más rápido (poniendo los desembolsos del FMI en riesgo, aumentando las posibilidades de un evento crediticio)", sostiene. Y agregan que la deuda en pesos es también un riesgo, por eso las propuestas de mayor estímulo fiscal (ingreso universal) son riesgosas.

El banco estadounidense afirma que el deterioro de las expectativas y la reacción negativa del mercado tras la salida de Guzmán y el ingreso de Silvina Batakis tienen efectos inmediatos para la macroeconomía, con una suba del dólar paralelo y los precios de los bonos por el subsuelo, ejerciendo más presión sobre la inflación e incluso más difícil el refinanciamiento de la deuda en pesos (esto a pesar de que el BCRA está interviniendo fuertemente comprando bonos en pesos para respaldar sus precios y vendiendo futuros de divisas).

"Sin corregir el tipo de cambio oficial, esto se traduce en más restricciones a la importación y menos actividad económica. En consecuencia, bajamos nuestro pronóstico de crecimiento del PIB a 2% para 2022 desde 2,9% (4% era el pronóstico del Gobierno) y elevamos los pronósticos de inflación a 80% desde 70%", indicó.

BofA remarca que el Gobierno solo puede considerar anclarse en una política más ortodoxa.

Si se enfrentan a una crisis mayor, sería negativa para los precios de los bonos.

La nominación de Batakis, según la entidad, implica que el Gobierno espera "salir del paso" hasta las elecciones de 2023.

"La transición a un Gobierno más favorable al mercado después de las elecciones de 2023 podría proporcionar una ventaja significativa para los precios de los bonos, pero creemos que es demasiado pronto para ese trade electoral. Además, la herencia de la próxima administración podría deteriorarse significativamente dependiendo de cómo se gestione la actual crisis monetaria", concluyó Bank of America.

 

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés