El Economista - 70 años
Versión digital

dom 17 Oct

BUE 12°C

Versión digital

dom 17 Oct

BUE 12°C

BCRA reconoce que el IPC acelera (y no sólo por los precios regulados

08-03-2017
Compartir

por Mariano Cúparo Ortíz

Mañana el Indec publicará el IPC GBA de febrero. Para el BCRA los datos de inflación del mes dejarían de ser mixtos y pasarían a ser claramente al alza. Por eso ayer volvió a dejar quieta la tasa de interés de política monetaria, es decir la del centro del corredor de pases a 7 días, en 24,75%, como ya lo viene haciendo desde la primera semana de diciembre. De esta forma, el 24,75% se viene repitiendo como un mantra desde hace nada menos que 14 semanas (aunque ayer debutó la nueva frecuencia quincenal de las decisiones de política monetaria).

No sólo los regulados

El comunicado de política monetaria, que a partir de ahora será publicado cada 15 días, tuvo algunas novedades sorprendentes. En primer lugar, el BCRA reconoció abiertamente, en base a las mediciones de alta frecuencia que observa periódicamente, la aceleración inflacionaria de febrero. En segundo lugar, en un detalle muy importante, aclaró que si bien la dinámica de los regulados protagoniza los incrementos generalizados de precios, no es la única razón que los causa.

Así fue que el comunicado afirmó: “Las estimaciones y los indicadores de alta frecuencia de fuentes estatales y privadas monitoreados por el BCRA indican que la inflación de febrero mostrará un alza respecto del valor registrado en los últimos meses, tanto para el nivel general como para el componente núcleo, con una incidencia importante, aunque no exclusiva, de los precios regulados”.

En la aclaración del “aunque no exclusiva” se juega un punto importante. Al haber correcciones de precios regulados al mismo tiempo que una política monetaria cautelosa, para los más ortodoxos acerca de la cuestión monetaria la clave para juzgar el éxito de la gestión del Central pasa por la dinámica lograda en el resto de los precios, principalmente la inflación núcleo. Es decir, que no haya traslado a otros precios. En ese sentido, según el comunicado de política monetaria, febrero no estaría brindando buenas noticias.

Lo que viene Con relación a marzo, en general los analistas también esperan un incremento importante del IPC, por la segunda ronda de incrementos de la energía eléctrica (por la decisión del ministro de Energía, Juan José Aranguren, de partirlos en dos entre febrero y marzo, para alivianar el golpe inflacionario sobre los bolsillos), y por el inicio de las clases. En cambio, para las mediciones de alta frecuencia que observa el BCRA, al menos por ahora este mes estaría en la senda de la desinflación a la que suele hacer referencia su presidente, Federico Sturzenegger.

“Los mismos indicadores sugieren que durante el mes de marzo el proceso de desinflación se encuentra en el sendero previsto por el BCRA”, sostuvo el comunicado difundido ayer.

Volatilidad y cautela

La palabra clave sigue siendo “volatilidad”. Tras un primer semestre en 2016 de clara aceleración inflacionaria, a partir del segundo comenzó la desaceleración, aunque dentro de niveles superiores a los previos a las modificaciones de precios relativos que encaró el Gobierno. Esa desaceleración tuvo sus frenos y arranques, por ejemplo en agosto y septiembre cuando se suspendió la suba de tarifa de gas (dieron 0,2% y 1,1% según el Indec) y en octubre cuando dio 2,4% por la vuelta de los incrementos.

El BCRA afirmó ayer: “Estos desarrollos muestran un nivel de volatilidad de la inflación mensual esperable en los procesos de desinflación ?acentuado en este caso por las variaciones en los precios regulados? y ameritan una actitud de cautela”. Por eso, por ahora, la autoridad monetaria insiste en dejar quieta la tasa.

Las expectativas

El analista de Estudio Bein, Federico Furiase, sostuvo que el BCRA está “sin margen para bajar la tasa si pretende anclar las expectativas a la meta, en medio de paritarias y aumentos de tarifas. Los pases seguirán absorbiendo la emisión que generen la compra de dólares y el desarme de Lebac” Respecto a la cuestión de las expectativas, al justificar la decisión de ayer en el comunicado, el BCRA también se hizo eco de los resultados negativos del REM de febrero, que mostró que la inflación esperada para 2017 por los especialistas aún sigue por encima de las metas, mientras que la proyectada para 2018 creció levemente.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés