El Economista - 70 años
Versión digital

sab 16 Oct

BUE 18°C

Versión digital

sab 16 Oct

BUE 18°C

“Va a ser imposible competir con el producto importado”

21-02-2017
Compartir

Entrevista a Federico a Hellemeyer, Presidente de AFARTE

Ante la eliminación del arancel de importación a los componentes informáticos, El Economista consultó a Federico Hellemeyer, titular de la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (AFARTE), para conocer de primera mano las perspectivas de una industria que, sin dudas, saldrá golpeada producto de este cambio arancelario, más allá de los argumentos esgrimidos por el Gobierno al tomar tal decisión. Estos son los principales pasajes de la entrevista.

¿Cómo afecta la quita de aranceles a la industria local?

En líneas generales es perjudicial para el sector fabricante. Cuando se lo anticipó en noviembre del año pasado ya tuvo un efecto inmediato en el mercado, en especial sobre los precios del stock existente. En el caso de la producción informática en Tierra del Fuego se materializó en la pérdida de unos 200 puestos de trabajo hacia fines de 2016.

El Gobierno dice que la baja del arancel tendrá un impacto positivo en los costos.

La norma tiene dos anexos, el que se refiere a la eliminación del arancel a los productos terminados (regirá desde el 31 de marzo) tiene sólo efecto negativo para el sector. El anexo de la bajadearancelparapartes, queentra en vigencia mañana (por hoy) habrá que ver si les deja margen a las empresas locales para poder competir con un menor grado de integración.

¿Cómo se están preparando las empresas ante el nuevo escenario?

Con la lista posiciones arancelarias que cambian las empresas se van a poner a evaluar más fríamente y revisar su estructura de costos. Si permanece algo de producción nacional va a ser en el continente y no en la isla. Recordemos que en Tierra del Fuego el proceso productivo para los productos informáticos es más exigente, de mayor despiece.

¿Por qué el proceso es más complejo en Tierra del Fuego?

Hay dos factores que inciden en la competitividad. Por un lado, en Tierra del Fuego, como estás dentro de un área especial la reglamentación de la Secretaría de Industria es muy exigente en cuanto al agregado de valor nacional y la integración. Al ser más exigente y competir mano a mano con el producto importado, con arancel cero quedás fuera de competencia más rápidamente. En segundo lugar, los mayores costos logísticos por moverse a Tierra del Fuego, no se ven compensados por la ventaja de producir en el Area Aduanera Especial.

Algunos productos ya bajaron sus precios al público. ¿Esto se hizo resignando rentabilidad?

Cuando el Gobierno salió decir en noviembre pasado que bajarían los aranceles de importación a las computadoras y por ende éstas estarían 50% más baratas, todo el stock que había en el canal se empezó a reventar. Eso hizo bajar el precio de estos productos. Pero la medida del arancel cero a los productos importados se materializa el 1° de abril, así que hasta que se vea una computadora importada al 0% creo que vamos a estar, en el más rápido de los casos, en mayo o junio.

¿En este panorama la industria nacional tiene alguna posibilidad de sobrevivir?

Con informática no mucho, quedará más en negocios puntuales como puede ser alguna provisión de bienes informáticos al Estado o alguna licitación para programas de inclusión social donde se establezca algún tipo de preferencia nacional. A nivel consumo es muy incierto lo que pueden llegar a pasar. Por el momento va a ser imposible desde Tierra del Fuego y con los requerimientos del proceso productivo que tiene el producto informático, poder competir con el producto importado.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés