El Economista - 70 años
Versión digital

dom 16 Jun

BUE 13°C

Una piedra en el zapato para el crédito privado

Menos optimismo. El BCRA encareció el costo del dinero

17 abril de 2017

De pronto, todo lo que era seguridad y optimismo se convierte en incógnita. La reactivación parecía ya un hecho en los análisis de muchos economistas hasta que la inflación de febrero y marzo, medida por el Indec, que dio 2,5% y 2,4% respectivamente, sacudió el panorama y despertó la reacción del BCRA, que el martes pasado subió la tasa de interés en 150 puntos básicos.

¿Sobrerreacción de la autoridad monetaria? Es posible. Para algunos analistas, con tasas de interés por debajo del IPC GBA anualizado, el salto era inevitable. Aunque muchos esperaban más una señal simbólica a la suba que un aumento tan concreto y contundente. Para Ecolatina “la reciente suba de 150 puntos básicos en la tasa de referencia de política monetaria implementado por el BCRA sería otro escollo para la recuperación del crédito”.

De hecho, el crédito viene, en lo observado, de la mano con la dinámica de la actividad. Tras la fuerte caída del primer semestre, venía repuntando, aunque por niveles aun debajo de lo registrado a fines de 201. “El alza de tasas prioriza la lucha contra la inflación por sobre la reactivación de la actividad y la necesidad de revertir el creciente atraso cambiario presente en nuestra economía”, sintetiza Ecolatina.

Derrotero

La caída del crédito a los privados registrada durante 2016 va de la mano con la política monetaria antiinflacionaria del BCRA. “Esta caída responde a la fuerte suba de la tasa de interés de referencia que aplicó el BCRA para contener la suba de precios y la floja performance que mostró la actividad en 2016. La política monetaria contractiva aplicada por el Gobierno de Macri (pilar de la estrategia antiinflacionaria) encareció considerablemente al crédito al sector privado”, afirma Ecolatina.

Si bien en el segundo semestre el crédito al sector privado creció 10 puntos porcentuales en términos reales, la caída del primer semestre provocó que a lo largo del año el retroceso en términos reales fuera de 7,5% interanual.

Durante el primer trimestre de 2017 la recuperación se debilitó, con un incremento del crédito privado de 6,6% y una inflación acumulada de 6,3%. Con todo, el stock de créditos (descontada la inflación) se ubicó en los primeros tres meses del año, 5% por debajo del último trimestre de 2015. Y, cabe aclarar, el repunte se vio en el crédito hipotecario, ya que los préstamos para consumo e inversión cayeron en términos reales, sobre todo aquellos en pesos, que llegaron a mermas de 2,5% y 5,5%.

La continuidad

La decisión de política monetaria que tomó el BCRA el martes pasado generó múltiples reacciones y polémicas y promete continuar generándolas. El impacto sobre la actividad es la variable a mirar. Para Ecolatina el derrotero del crédito privado de la mano de las altas tasas durante el año macrista es clave: “La recuperación, extensión y profundización del mercado de créditos es una condición necesaria para que la economía argentina pueda crecer de manera sustentable y sostenida”.

“De cara a los próximos meses, la suba de la tasa de referencia de política monetaria registrada el último martes impactaría negativamente en el desarrollo del mercado de crédito en Pesos. El incremento en los costos asociados al endeudamiento pone un freno a la recuperación de este mercado”, sostiene.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés