El Economista - 70 años
Versión digital

dom 27 Nov

BUE 24°C
Versión digital

dom 27 Nov

BUE 24°C

Un fortalecimiento del bloque

La nueva reunión de líderes (después de varias ocasiones en las que la cumbre ?pese a la obligación estatutaria? no se realizó) permitió un refortalecimiento del bloque

26-07-2017
Compartir

Por Marcelo Elizondo Especialista en negocios internacionales

La reciente cumbre del Mercosur tuvo en la posición del bloque sobre la difícil situación política en Venezuela lo más trascendente. Sin embargo, la nueva reunión de líderes (después de varias ocasiones en las que la cumbre ?pese a la obligación estatutaria?no se realizó) permitió también un refortalecimiento del bloque.

Más allá del reencuentro, de todos modos, ha quedado expuesta (por los muchos temas que aun no se están tratando en el bloque) la necesidad de enfocar al Mercosur hacia una discusión de su esencia más profunda, que permita avanzar en reformas necesarias. El bloque se encuentra en un momento de debilidad: las exportaciones de los 4 miembros fundadores han caído desde 2012 desde US$ 344.394 millones hasta US$ 260.143 millones en 2016 y, mientras el Mercosur explicaba 1,92% del comercio mundial en 2012, explicó 1,68% del total de exportaciones mundiales de bienes en 2016. El Mercosur pierde participación en el comercio mundial. El Mercosur sido un acuerdo demasiado enfocado en la región (los países del bloque exportan 31% de los bienes y servicios que exportan los países de Latinoamérica) y no logró internacionalidad (sumando todas las ventas al exterior de los 4 miembros no logran equiparar las exportaciones de México: US$ 392.873 millones).

En verdad, buena parte de los objetivos originales del bloque han estado afectados en su cumplimiento en los últimos años y el bloque se encuentra ante la ocasión  de un re fortalecimiento de esos objetivos.

La libre circulación de bienes, servicios y factores productivos entre países.

El establecimiento de un arancel externo común.

La libre circulación de personas y la adopción de una política comercial común.

La coordinación de políticas macroeconómicas y sectoriales entre los Estados partes.

La armonización de las legislaciones para lograr el fortalecimiento del proceso de integración.

La buena noticia es que las prácticas individuales de los miembros son hoy mucho más respetuosas del bloque que lo que lo eran hace dos años, y por ello puede aseverarse que la situación del acuerdo se halla ante un mejor futuro que hace un tiempo. Además el Mercosur está gestionando cierta ampliación de su objeto (un acuerdo que incluya servicios por ejemplo), está intentando mayor internacionalidad (po medio de un posible acuerdo con la Unión Europea), y

tiene pendiente discutir su vinculación con la Alianza del Pacifico.

Sin embargo, hay aun desafíos pendientes. Uno es la necesidad de prever un mejor escenario para la promoción de inversión extranjera en el bloque. La estadística internacional muestra que hay abundante flujo de inversión en el mundo en países con relevante apertura (de los 20 principales receptores de IED en todo el mundo, 19 son a la vez países que están en la lista de mayores actores del comercio internacional por lo que si el bloque logra más apertura podrá recibir más inversión). Hoy el único caso que se exceptúa de esta “regla” (apertura/inversión) es Brasil, que siendo una economía sin relevante apertura se vale de su dimensión (es la 8º economía mundial por su PIB aun en plena crisis) para haberse mantenido entre los diez principales receptores de IED del mundo desde hace años (inclusive en 2016). Por ello puede afirmarse que, dentro del Mercosur, que ha recibido alrededor de US$ 70.000 millones de IED en total en 2016, solo Brasil (pese a su crisis) ha sido un actor significante en esta materia, y últimamente ha mantenido su rol de uno de los principales diez receptores de IED en el mundo, aun cuando ha descendido en la recepción de inversiones. En general la recepción de IED en el Mercosur ha menguado desde 2011 hasta 2016, pese a que en el mundo se ha man

tenido en niveles relativamente constantes (de unos US$ 1,55 billones al año), incluso habiendo llegado en el planeta ?esos flujos de IED? al mejor récord desde 2007 en 2015.

La mirada criolla

Para Argentina, la normalizcion del Mercosur es muy relevante. Es el pirmer destino de nuetras exportaciones (20% aproxiamdamente, aunque llego a generar 25% hace un tiempo) y es muy importante para las pymes exportadoras: mientras el 62% de las empresas exportadoras argentinas llegan al Mercosur (donde tienen preferencias arancelarias) ?y el 44% de los exportadores de nuestro país llega a los demás países de la región con quienes hay celebrados acuerdos comerciales-, apenas el 20% llega a EE.UU. o Europa, y son menos del 5% las que llegan a China. Del mismo modo, Argentina exporta el doble de ítems a los países del Mercosur que al resto de los países de la región.

Por ende, es muy imporante que la cumbre haya permitdo reencontrar los lideres, constatar que ya no hay practicas obstructuvas, conversar sobre el futuro. Pero tambien debe pensarse hacia adelante que el bloque tiene aun un espacio a ser llenado: el tratamiento de necesidades estructurales y pendientes.

Una reformulación de su estrategia (convirtiéndose en un actor global y no en un bloque que prevé el comercio intrazona como principal objetivo). Para ello el posible acuerdo con la UE es un instrumento que puede revolucionar la configuración del Mercosur y convertirlo en un actor trasnacional. Y la mayor vinculación con la Alianza del Pacífico (en lo que Argentina ha hecho punta) puede darle una regionalización más completa.

Una flexibilización que permita a sus miembros acuerdos individuales sin lesionar la institucionalidad del bloque.

Una actualización y normalización de la agenda interna para revigorizar los vínculos.

La generación de acuerdos que amplíen el objeto del bloque (comercio de servicios ?sobre lo que hay iniciativas en discusión actualmente-).

Una mayor institucionalización del bloque (que mantiene una organización meramente intergubernamental).

Una activación por parte de sus miembros y ante terceros de acuerdos en áreas que el bloque no impide que sean tratados por cada uno.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés