El Economista - 70 años
Versión digital

vie 21 Jun

BUE 14°C

Turismo, intereses, fuga y remisión

El MULC de marzo vuelve a mostrar rojo de la cuenta corriente, aunque ingresan divisas por el endeudamiento

19 abril de 2017

En marzo, la salida de divisas por la vía del turismo, el pago de intereses, la remisión de utilidades y la fuga volvieron a ser protagonistas en el informe de Evolución del Mercado Unico y Libre de Cambios (MULC) que publica todos los meses el BCRA. Así fue que las operaciones de la cuenta corriente del balance cambiario resultaron deficitarias en US$ 837 M. Eso de la mano del turismo y del ingreso primario (suma pagos netos de intereses, y giros netos de utilidades y dividendos y otras rentas). Aun así el MULC mostró ingresos por US$ 380 M.

Los dólares viajan

En rigor, el sector servicios mostró una salida neta de US$ 833 M en marzo, computando un aumento interanual de 13%, como consecuencia de egresos netos por “Turismo y viajes y pasajes” por nada menos que la friolera de US$ 903 M. A causa del atraso cambiario, el sector sigue brindando una de las mayores preocupaciones en materia de salida de divisas, en una economía que las precisa como el aire. Si bien en la coyuntura actual los dólares parecen ser lo que sobra, semejante realidad se da de la mano de los mayores ingresos por la vía del endeudamiento, al que después hay que pagar con intereses, y de la mano de las inversiones financieras.

Mirando específicamente dentro del sector turismo se ve que, en marzo, sobre mojado, luego llovió. “El aumento en los egresos netos por turismo y viajes y pasajes respecto al mismo mes del año anterior, encuentra su explicación en un incremento, en términos absolutos, de los egresos por encima del aumento en los ingresos. En efecto, los egresos brutos totalizaron US$ 1.120 M (39% más que un año antes), mientras que los ingresos brutos fueron US$ 217 M (43% superiores a los de marzo de 2016)”, reseñó el BCRA.

Intereses y remisión

Luego, la cuenta de ingreso primario, que se fija en los pagos de intereses y en la remisión de utilidades. Este dato confirma dos cosas: los pagos de intereses generan salidas crecientes y la tendencia crecerá en la medida en que se incremente el endeudamiento. Y confirma también la novedad de que tras la salida del cepo se disparó fuerte, justamente, la tanta veces mentada remisión. Marzo finalizó con egresos netos por US$ 686 M, que se explican principalmente por los pagos netos de intereses por US$ 545 M. Y en segundo lugar por los giros netos de utilidades y dividendos y otras rentas por US$ 142 M.

Bienes positivo

Una buena fue el incremento del positivo que dio la balanza de bienes, que registró un ingreso neto de US$ 640 M, como consecuencia de cobros de exportaciones por US$ 5.062 M y pagos de importaciones por US$ 4.422 M. Claro que el número positivo de la balanza de bienes no llega a cubrir el negativo de los servicios y los ingresos primarios y por eso la continuidad del rojo en la cuenta corriente.

Más deuda

La que continúa dando positivo es la cuenta financiera que, justamente, continúa financiando al rojo sostenido de la corriente. Este superávit de la financiera se explica principalmente por el acceso a endeudamiento por parte del sector público.

De hecho, según el informe del BCRA, “la cuenta capital y financiera cambiaria del sector público y BCRA resultó en un superávit de US$ 826 M en marzo de 2017, destacándose los ingresos del Gobierno Nacional por colocaciones netas de Letes por US$ 880 M. Asimismo, se registraron ingresos por colocaciones de deuda en el exterior de gobiernos locales por unos US$ 760 M, que fueron acreditados en cuentas locales en moneda extranjera mediante canjes, generando un impacto neutro en la cuenta capital y financiera del sector”.

Inversión o fuga

Con todo, la cuenta capital y financiera dio un superávit de US$ 907 M en marzo. Eso a pesar del rojo de US$ 610 M que dio el sector privado no financiero. Por un lado crecieron los ingresos netos de inversiones de no residentes. Totalizaron US$ 908 M en marzo, aunque siguen liderando las inversiones de cartera, caracterizadas por un espíritu más especulativo y cortoplacista, con un ingreso neto deUS$ 535M. La inversión directa dio un neto positivo por unos US$ 370 M.

Capítulo aparte para la fuga, la vieja protagonista de la historia local. La demanda neta para formación de activos externos de libre disponibilidad totalizó US$ 986 millones en marzo. En particular, yendo al dato bruto, se compraron billetes por US$ 2.593 M, operaciones que fueron concretadas por unos 843.000 ahorristas.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés