El Economista - 70 años
Versión digital

mie 19 Jun

BUE 14°C

Redrado ve inflación en 22,6% para 2017

Concluida la primera rueda de aumentos en servicios regulados, la inflación comenzaría a moderarse

25 abril de 2017

Concluida la primera rueda de aumentos en servicios regulados, la inflación comenzaría a moderarse y en mayo volvería a mostrar “un uno por delante”, confían en la Fundación Capital (FC) que lidera Martín Redrado. Pero no mucho.

“Esperamos que la inflación promedio del segundo trimestre se ubique en torno al 1,8% mensual, para luego reducirse a 1,5% en el segundo semestre. De esta forma, seguimos sosteniendo nuestra estimación de inflación por encima del rango meta ubicándose en torno al 22,6% en diciembre”, señala un informe de la FC, difundido ayer entre sus clientes.

Es decir, casi 6 puntos por encima de la cota superior de la meta del BCRA. “Así, si bien la inflación se moderaría hacia fin de año, la meta luce cada vez más complicada. De hecho, para cumplirse, la inflación debería perforar el umbral del 1% mensual el segundo semestre, cuando todavía resta concretarse la segunda rueda de aumentos de servicios públicos (con alzas ya programadas en electricidad, gas y agua)”, advierten desde la FC, y agregan que los “hacia adelante, creemos que la tasa se mantendrá positiva en términos reales (inflación vista), aunque con tendencia bajista monitoreando la dinámica de la inflación”.

FC agrega que los agregados monetarios continúan mostrando variaciones interanuales altas, con el M2 privado creciendo al 31,9% en marzo. “En el primer bimestre del año se retiró sólo una pequeña porción de lo emitido en diciembre (mes estacionalmente alto), y recién en marzo se aceleró la absorción. Así, la tardanza en retirar este excedente hizo que los agregados sigan mostrando una variación interanual alta. Hacia adelante, sin embargo, la nominalidad iría descendiendo colaborando con la desinflación”, sostiene.

Asimismo, el dólar finalizaría el año en torno a los $18, es decir, una depreciación del 13% en todo el 2017, “contribuyendo a limitar las presiones inflacionarias”.

¿Por qué no baja más la inflación? “Entre las dinámicas que limitan el proceso de desinflación se destaca el gasto público que viene acelerado. En febrero creció 39,1% y el alza es aún mayor si consideramos 12 meses móviles (40%). Mirando hacia adelante, el Gobierno mantiene en la mira la consecución de importantes proyectos de infraestructura a los que debe sumárseles ciertas partidas más inflexibles a la baja, como las jubilaciones que abarcan el 40% del gasto total y ajustan de acuerdo a la movilidad jubilatoria (que mira la inflación pasada)”, dicen.

Los salarios también subirán, aunque poco: 1 o 2 puntos, “permitiendo cierta recomposición del poder adquisitivo”. Eso se explica porque el “modelo 20%” de la paritaria de Comercio se vería desbordado por la inflación observada y redundará en subas más cercanas a 30% que 20%.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés