Preocupación por los precios

El Gobierno relanzó el programa Precios Cuidados, activó la consulta de precios online y apuesta a que baje la inflación y se reactive la economía. Las claves de la nueva etapa.

09-05-2016
Compartir

Desde hace algunas semanas el presidente Mauricio Macri y las principales espadas de su gabinete económico expresan en público su incomodidad por el nivel que están alcanzando los precios que, si bien no se están espiralizando velozmente, tampoco detienen su marcha alcista. Frente a esta coyuntura, el Gobierno aún no explicitó los ejes de un plan antiinflacionario, apenas continuó con el programa Precios Cuidados, e intentó seducir a los empresarios para que morigeren los aumentos y aporten a la generación de empleo.Además, desde el BCRA se puso en marcha una política monetaria contractiva, en línea con el pensamiento dominante en el Gobierno de que el mercado es el principal regulador de las variables económicas. Sin embargo, la pretensión de reducir los niveles inflacionarios se dio de bruces con los aumentos tarifarios sin anestesia que implementó el Ejecutivo, con quita de subsidios y multiplicación de las facturas de electricidad, gas y agua, la duplicación de los boletos del transporte público y un incremento de los valores de los combustibles del 31% en los primeros cuatro meses del año.

Dispuesto a mostrarse activo en acotar los aumentos en productos de consumo masivo, especialmente alimentos, el Gobierno dispuso desde el pasado sábado una nueva lista en productos que integran el programa Precios Cuidados, e incluso se han incorporado algunos alimentos frescos como frutas, verduras y los cortes más populares de carnes vacunas (carne picada, espinazo, paleta, tapa de asado y roast beef). Además, se suman pan fresco, ciertos enlatados, repelentes, snacks, alcohol en gel y afeitadoras descartables. Y en el caso de la leche fluida, se estableció una revisión mensual, atendiendo a la difícil situación que atraviesa el sector lácteo.

Nuevos productos

Desde el Ministerio de Producción anunciaron que la lista de nuevos productos alcanzados ahora por los controles llega a 176 posiciones, que junto a los 224 productos que mantienen los precios regulados por el Gobierno hacen un total de 400 productos, disponibles en 2.268 supermercados de todo el país a precios bajos. Paralelamente, el Gobierno accedió a subir 4,8% los precios de toda la lista, que estará en vigencia hasta el 6 de septiembre próximo.

El nuevo Precios Cuidados fue anunciado el pasado viernes por el ministro de Producción, Francisco Cabrera; el subsecretario de Comercio Interior, Javier Tizado (h) y el director nacional de Defensa del Consumidor, Fernando Blanco Muiño. Hicieron hincapié en la continuidad del programa como eje del combate contra la inflación, agregando que la lista de productos se incrementó en un 23%.

La medida se suma a la puesta en vigencia del programa Precios Claros y la continuidad del plan Ahora 12, consistente en la financiación de una muy amplia gama de productos (indumentaria, calzado, marroquinería, juguetes, electrónica, informática, electrodomésticos, etcétera).

En estos meses, estamos haciendo grandes esfuerzos desde todo el Gobierno por normalizar la economía. En este proceso de sinceramiento de las variables económicas, la inflación nos duele porque castiga a las familias argentinas, a quienes se esfuerzan todos los días. Por eso sentamos las bases de un plan de crecimiento que ya está empezando a dar resultados”, aseguró Cabrera.

En referencia a las nuevas medidas, el titular de la cartera productiva añadió que “mientras tanto, estamos acompañando a las familias y a los trabajadores en esta transición con un conjunto de medidas muy concretas: con el programa Ahora 12, que registró 36% más de operaciones en el primer trimestre de este año que en el mismo período de 2015; la próxima semana (por ésta) con Precios Claros, el sistema de información online de precios de supermercados para que los consumidores puedan comparar y elegir mejor; y hoy, con la renovación de Precios Cuidados”, alegó.

Consumo frío

Los últimos indicadores de consumo señalan que durante el primer trimestre el consumo retrocedió 2,1% en términos interanuales, y en esto hay pocas dudas del impacto que tiene en el bolsillo de los consumidores la escalada de precios en las góndolas de los supermercados y las vidrieras de los comercios. El Gobierno insiste en frenar los ajustes de precios, pero lo cierto es que la inflación adquirió tal dinámica en estos meses, que también resulta difícil ponerle coto al alza generalizada de precios.

En todo caso, lo que se requiere es poner en marcha un proceso sostenido de inversiones en la economía que permita incrementar la oferta de bienes y servicios, y promueva la estabilidad de precios. Sería la salida virtuosa del proceso inflacionario que vive el país. El consenso de los analistas se inclina a pensar en que a partir de mayo los niveles de inflación tenderán a bajar respecto del mes anterior. Sin embargo, el disparador de ese proceso no sería la inversión, sino el límite que precios y tarifas le pusieron al bolsillo de los argentinos, en momentos en que aún no se cerraron las paritarias en muchas actividades, que beneficiarían a los empleados registrados. Ni hablar de las perspectivas que tienen por delante los trabajadores informales.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés