Por las lluvias, podrían subir los lácteos

La industria aumentará el precio al tambero por la merma en el stock, lo que impactaría en las góndolas.

28-04-2016
Compartir

 Por Marina Friedlander

Aunque dejó de llover, el agua que quedó en los campos continúa ocasionando problemas en el sector agropecuario, sobre todo en el caso de la lechería, quizás la actividad más dañada por las inundaciones y la que más preocupa al Gobierno Nacional. Sucede que a la baja rentabilidad que arrastraba el sector desde hace ya varios años se sumó la imposibilidad de sacar la leche de los tambos y de alimentar al ganado ante las graves inundaciones que se generaron en las principales cuencas lecheras del país, ubicadas en la zona que comprende Sunchales y Rafaela, en Santa Fe, y en la extensión entre Villa María y San Francisco, Córdoba. Es por eso que la industria advirtió ayer sobre una significativa merma en el stock, lo que conducirá a un aumento en el precio pagado al productor y, tarde o temprano, a una suba del valor final en góndola.

“Las primeras estimaciones a nivel nacional ?que seguramente se corregirán a la baja cuando cierre el mes? arrojan para abril caídas del orden del 15% frente al mes anterior y de entre 20% y 25% versus abril de 2015. En Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos estas mermas son muy superiores”, explicó el Centro de Industria Lechera (CIL). En un comunicado, la entidad confirmó que buscará “por todos los medios una sensible mejora del precio al productor de leche, tan necesaria como urgente”, y pidió “comprensión” al resto de la cadena y a los consumidores en particular por posibles faltantes en los próximos días. De todos modos, reconoció que “la producción primaria es sin dudas el eslabón que sufre con mayor crudeza el impacto devastador de este desastre climático” y consideró que los tambos que logren resistir la crisis actual, que afectó aún 80% de la región láctea, “verán menguada su capacidad productiva no sólo para lo que resta del año, sino también para el venidero”.

Si bien el Gobierno Nacional y los provinciales declararon la emergencia en las jurisdicciones más dañadas, la industria dejó en claro que desde el Ejecutivo “están implementando en forma articulada una batería de herramientas de ayuda extraordinaria para los productores y las industrias comprometidas”. Esas medidas se agregarán a las anunciadas en los últimos meses por el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, entre las que se cuentan subsidios de hasta $ 0,65 por litro y créditos en el Banco Nación, junto con descuentos en las tarifas de los servicios públicos.

Rodeo ahogado, enfermo, sin forraje al alcance. Desesperados intentos de trasladar el ganado hasta la zona seca. Es es el aspectco que prevalece campo adentro desde que comenzaron las precipitaciones. Pero esta situación solo agravó un conflicto que atraviesan los productores a causa del bajo precio percibido (entre $ 2,50 y $ 3,30 por litro) y la amplia diferencia frente a los comercios, que cobran el sachet entre $ 13 y $ 16, con una brecha que se ensancha cada vez más. De acuerdo a un informe del Instituto Argentino de Profesores Universitarios de Costos (Iapuco), la participación de los supermercados en el valor final de la leche fluida comercializada en el mercado interno duplica a la de los tamberos, y la del Estado es un 10% superior. Por ejemplo, en el caso de la larga vida, en el trimestre diciembre 2015- febrero 2016 la participación comercial fue del 46,7% versus 12,9%. Con los quesos, esa relación fue de 34,5% versus 24,8%.

El Sindicato de Camioneros de Santa Fe se declaró “en estado de alerta y movilización” por los 700 trabajadores afectados en forma directa por las inundaciones, al no poder realizar la recolección diaria. En ese sentido, planean una protesta el 13 de mayo próximo.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés