Pandemia y brecha de género: nuevo informe sobre el impacto

brecha-de-genero
22-05-2021
Compartir

¿Qué pasó con la brecha de género en pandemia? Una reciente investigación del Centro de Estudios para el Desarrollo Humano (Cedh) de UdeSA evidenció una mayor carga para las mujeres en tareas no pagas, a pesar de haberse acortado la diferencia en la carga de tareas pagas entre hombres y mujeres.

Por un lado, dicen, las brechas sobre el trabajo remunerado se redujeron levemente, debido a una mayor disminución en la cantidad de horas trabajadas por hombres que por mujeres. Sin embargo, esa igualación no se tradujo en una distribución más equitativa en el trabajo no remunerado realizado dentro de las parejas. Por el contrario, los resultados evidencian que la brecha en la realización de tareas del hogar y en el cuidado de los niños aumentaron.

// Género, economía y la apuesta por la transversalización

El Covid-19 y las medidas de aislamiento asociadas impactaron fuertemente en distintas dimensiones de la vida de las familias. El repentino viraje hacia el mundo de la virtualidad laboral, la pérdida de puestos de trabajo, el cierre de instituciones escolares y la imposibilidad de tercerizar tareas domésticas, implicaron cambios en la división de tareas dentro del hogar, modificando el tiempo que los adultos le dedican a los quehaceres domésticos y al cuidado de los niños.

Sin embargo, ¿fueron estos cambios iguales para ambos miembros de las parejas? Sobre eso trata un nuevo trabajo de Victoria Costoya, Lucía Echeverría, María Edo, Ana Rocha y Agustina Thailinger.

Basado en una encuesta para Argentina, la publicación del Cedh proporciona evidencia sobre las brechas de género en la asignación del tiempo al trabajo y a las tareas no remuneradas (tareas domésticas, cuidado de niños, apoyo en las tareas escolares de los niños y ocio). Durante el período de cuarentena estricta, se encuestaron por Internet a 961 parejas, de las cuales 785 tenían hijos. La encuesta recopiló información sobre las horas asignadas por ambos miembros de la pareja al trabajo pago y no pago, antes y durante la cuarentena.

“Los resultados indican que hubo una reducción en el tiempo asignado al trabajo remunerado y un aumento en el tiempo dedicado a actividades no remuneradas para ambos miembros de la pareja. Sin embargo, mientras que la carga de trabajo pago entre hombres y mujeres se hizo más equitativa, las mujeres asumieron una mayor proporción de la carga adicional del trabajo doméstico y el cuidado de los niños”, dijeron las investigadoras.

La mayor brecha de género dentro de las parejas estuvo vinculada con la provisión del cuidado infantil educativo y la realización de tareas domésticas. Asimismo, las brechas de género dentro de las parejas en cuanto al cuidado de los niños no parece haber cambiado significativamente y continúa siendo la mayor brecha en cuanto a trabajo no remunerado.

// Mercedes D'Alessandro: “Estamos en el momento de mayor brecha de género”

El estudio documenta cuáles factores han contribuido a mitigar y cuáles a potenciar los cambios en las brechas de género dentro de la pareja en las actividades no pagas. Por un lado, se encontró que en los hogares donde el hombre redujo sus horas de trabajo y en los hogares donde ambos miembros de la pareja continuaron trabajando, las brechas de género en las tareas no pagas disminuyeron. En tanto, si la mujer redujo sus horas de trabajo, o si continuó trabajando desde la casa, o si el hogar contaba con una empleada doméstica antes de la cuarentena, las brechas se reforzaron.

“Los resultados de este trabajo se asemejan a los resultados encontrados para países desarrollados, como España, Italia e Inglaterra. Si bien es cierto que las políticas de confinamiento también han dado lugar a un aumento del involucramiento de los hombres en las actividades domésticas y de cuidado, a grandes rasgos la evidencia en Argentina y en el mundo apunta a un aumento en las brechas de género en términos de tareas no remuneradas. Pequeño e invisible, el Covid-19 ha sido responsable de retrocesos en incontables dimensiones y la evidencia reciente parece indicar que las brechas de género no han sido una excepción”, concluyen.

Link al paper https://link.springer.com/article/10.1007/s10834-021-09770-8

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés