El Economista - 70 años
Versión digital

mar 25 Jun

BUE 6°C

Números 2020, no aptos para cardíacos: el Tesoro debe pagar US$ 20.000 M y, en pesos, más de un billón

Hasta diciembre de 2020, el Tesoro debe afrontar vencimientos por US$ 19.800 M, incluyendo renovaciones de entidades públicas

12 noviembre de 2019

Aunque el endurecimiento del cepo cambiario permitió acumular al BCRA más de US$ 1.000 millones desde el 28 de octubre y engrosar las reservas, es sumamente complejo que esta dinámica sea sostenible. Sin financiamiento, el 2020 de Argentina será entonces “un desafío hercúleo”, aseguró un informe de GMA Capital.

Hasta diciembre del año que viene, el Tesoro Nacional debe afrontar vencimientos por US$ 19.800 millones, asumiendo renovaciones de entidades públicas y de organismos internacionales, excepto el FMI. Los compromisos con acreedores privados superan los US$ 16.000 millones, considerando capital e intereses de bonos Ley Nueva York y Ley Argentina y los pagos de Letes reperfiladas.

Al Club de París, el Gobierno debe pagarle US$ 2.100 millones y al FMI intereses por US$ 1.600 millones. El grueso de los vencimientos es antes de junio (hasta mayo, son el 65% del total).

Hasta diciembre del año que viene, el Tesoro Nacional debe afrontar vencimientos por US$ 19.800 millones, aseguró GMA.

Las reservas netas ascienden a US$ 13.400 millones y, si el BCRA no comprara más dólares en el spot, alcanzarían para cubrir vencimientos hasta junio de 2020. Por el contrario, suponiendo que el Central pudiera adquirir US$ 500 millones por mes, habría reservas netas suficientes para pagar todos los vencimientos hasta fin de 2020. Y si el Tesoro se abocara a honrar la deuda Ley Nueva York y no la local, las municiones aumentarían y extenderían plazos hasta el segundo trimestre de 2021.

Por otra parte, la deuda en pesos encarna otros inconvenientes a pesar de que el BCRA podría asistir al Tesoro con emisión monetaria. Con los niveles de monetización más bajos en 18 años y pesos que cambian rápidamente de manos, el incremento de la base monetaria (billetes y monedas en circulación más encajes de los bancos) podría conducir a un cambio en el régimen inflacionario a uno con mayor nominalidad.

Hasta diciembre de 2020, el sector privado debería cobrar entre capital e intereses de bonos en pesos un número cercano al 72% de la base monetaria de hoy. Se trata de un monto de $ 1 billón, del cual más de la mitad de ese monto corresponde a LECAPs ($ 509.000 millones).

Si al efecto de los pagos de deuda se le suman el desarme de Leliq, la compra de dólares por parte del BCRA y la asistencia monetaria al Tesoro para cubrir el déficit fiscal, la base monetaria podría llegar a duplicarse.

Según GMA, “para 2020 un escenario de reperfilamiento de bonos en pesos y Lecap y no monetización de Leliq, acompañado con una mejora en la demanda de pesos, conduciría a un incremento nominal de la base monetaria de 68% o de 20% en términos reales (asumiendo inflación de 40%). De esta forma, incluso con una reestructuración de títulos en pesos, el panorama monetario para los próximos meses luce desafiante y con riesgos no menores”.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés