El Economista - 70 años
Versión digital

mie 29 May

BUE 11°C

“Nos dejaron una bomba a punto de estallar”

“Sé que han sido meses difíciles para muchos argentinos, pero estoy contento con cómo marchan las cosas”, dijo Macri.

26 mayo de 2016

El Presidente se refirió ayer en términos muy duros, casi como nunca antes, a la   famosa herencia que recibió el 10 de diciembre. “Estoy muy contento con cómo  marchan las cosas. Sé que han sido semanas y meses difíciles para muchos argentinos. Comparto el dolor y las angustias. El sincerar la economía ha sido duro, pero nos dejaron una bomba a punto de estallar y la hemos venido tratando de desarmar con el mayor cuidado posible porque mi compromiso es cuidar a todos los argentinos y cuidar ese puente que estamos empezando a construir”, dijo en diálogo con Oscar Gómez Castañón en el programa “Con todo el país” ayer por la mañana en Radio Nacional antes de partir al Tedeum en la Catedral por el 25 de Mayo.

El Presidente defendió la política social aplicada en los últimos meses y explicó que, por  los costos asociados “al sinceramiento”, se tomaron “tantas medidas en lo social que involucran a más de 10 millones de argentinos”, invirtiendo “más de $30.000 millones, extendiendo la Asignación Universal por Hijo, las asiganciones familiares y las tarifas sociales”.

Asimismo, ratificó su optimismo para con el segundo semestre. “La rueda se empezó a mover. El mundo nos ha abierto la mano y confía en nosotros. Por eso yo siempre digo que confiemos en nosotros mismos. Hemos apostado a que merecemos vivir mejor, siento que estamos para más y eso es lo que está pasando. Hay una energía positiva en el país que va desde Jujuy hasta Tierra del Fuego y está empezando a construir esa realidad con la cual todos soñamos”, dijo. “Obviamente no se logra en cinco meses y  menos de un día para el otro. Se logra dando pequeños pasos todos los días, y ya los hemos empezado a dar (?) Creanmé que el segundo semestre va a ser mejor: la inflación bajará drásticamente y están llegando las inversiones”, concluyó Macri.

Los anuncios

Además, se refirió a que una de las afectaciones específicas del inminente blanqueo será financiar el pago a los juicios de los jubilados. “Estuvimos trabajando mucho en equipo y el viernes vamos a hacer una propuesta para terminar con este flagelo al cual están sometidos los jubilados que inician juicios y muchos de ellos no llegan siquiera a ver el resultado final. Queremos terminar con eso y pagar todos los juicios pendientes que tienen los jubilados. Para eso vamos a pedirle una ayuda a todos aquellos que tienen y les llegó la hora de que vengan y pongan el hombro, blanqueen, paguen el costo de no haber declarado antes”, dijo ayer. “Esos fondos nos va a ayudar a cumplir eso y varias cosas más”, amplió Mauricio Macri y consideró que “será un éxito”.

Confiados

En el Gobierno están confiados en que la inflación bajará drásticamente (aunque, reconocen, no saben si a 1%, 1,5% o 2%) a partir de junio y, sobre todo, que las inversiones seguirán llegando, sobre todo hacia fin de año. Si bien hay un leve enojo con los empresarios nacionales, que han sido más reacios que los foráneos a hundir capital, confían en que pronto empezarán a dar a conocer sus planes de expansión. Así, procuran ponerle un piso al empleo y empezar a salir de la recesión pero, centralmente, cambiar el clima y las expectativas, que hoy no son las mejores (“la gente tiene miedo”, dicen en Balcarce 50). Sin apuro, creen que la sociedad les tiene paciencia y confían en que llegarán a las elecciones de 2017 con la economía creciendo y la inflación bastante abajo del 20%.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés