El Economista - 73 años
Versión digital

jue 25 Jul

BUE 10°C
Panorama

Ni la UBA ni el dólar agro frenan la caída de reservas

Los conejos de Massa ya parecen tocar en una orquesta, pero el mercado parece estar escuchando otra música. Ayer, a pesar de todos los esfuerzos, el blue y el CCL saltaron a nuevos récords, los bonos bajaron, el riesgo subió y la Bolsa alcanzó un sospechado récord en pesos.

Ni la UBA ni el dólar agro frenan la caída de reservas
Luis Varela 18 abril de 2023

Una semana después de iniciado el dólar soja 3.0, ayer se puso en marcha el dólar agro, para un cúmulo de productos que surgen de las economías regionales. Además de eso, Massa recibió un guiño de la UBA para que pueda canjear bonos en dólares ley Nueva York que tiene el FGS de la Anses, entregando bonos en pesos ley argentina con vencimiento en 2036. Al mismo tiempo, el ministro también llegó de EE.UU. con créditos nuevos, que en algún momento sumarán algo de reservas. Pero ni con todo eso se logró que la corrida cambiaria se frenara.

Todo lo contrario: los dólares libres pegaron un salto hasta precios récord, los bonos volvieron a bajar, el riesgo país subió y la Bolsa porteña pudo subir a un récord en pesos, pero sin cambios en dólares, por lo que muchos operadores empiezan a pensar que gran parte de la suba que vienen experimentando los papeles argentinos puede ser más inflación que otra cosa, y que aparezca un trago amargo en el momento en el que la presión sobre el Gobierno no aguante más y se provoque una devaluación disruptiva.

Las compras del Central

banco-central-bcra
 

Además de todo lo mencionado, el Banco Central informó que entre compras y ventas terminó sumando en el mercado de cambios apenas US$ 73 millones, con Miguel Pesce comprando dólares soja 3.0 o dólares agro a $300 y vendiéndolos a unos $220, lo cual significa pura emisión monetaria, que retroalimenta la inflación y la suba del dolar.

En ese sentido, dos consultoras muy seguidas por el mercado entregaron datos que asustan. El Centro Regional de Estudios Económicos de Bahía Blanca (Creeba) informó que en la primera quincena de abril la inflación fue del 5,5% y la variación de 20 alimentos básicos contra la primera semana expone una suba de 38,8% en naranja, del 24,4% en tomate y 9,8% en leche. Sin embargo, los precios de la yerba bajaron -11,8% y de la papa, -12,9%. En tanto que Gabriel Caamaño de la Consultora Ledesma destacó que el proceso inflacionario se sigue acelerando, tanto que para este año ya esperan un piso del 120% anual.

Con su intrépida inventiva de seguir sacando conejos de la galera, Massa piensa hacer anuncios este jueves, junto con el anuncio de los cambios de metas que el FMI, que habría atenuado sus pretensiones, aceptando el año de la sequía. Y, al mismo tiempo, una semana después de que la Justicia, con la velocidad de un rayo, frene un amparo de la oposición para que Massa pueda tomar los bonos en dólares ley Nueva York que hay en el FGS de la Anses, la UBA le dio ayer vía libre al ministro para que pueda empezar a usar los Bonares para aplastar con oferta pura los dólares financieros.

Con un dólar agro que está arrancando con una suba de reservas mucho más baja que lo esperado, el mercado entra en una encrucijada, desconfía, y la salida del peso continúa. Los inversores entienden que el anuncio que hará el ministro este jueves será otro parche en su plan llegar. Crece la convicción de que no hay ningún conocimiento para aplacar la inflación y, al mismo tiempo, no se ve en ningún partido alguien que tenga espaldas políticas como para enfrentar las medidas que hay que tomar a partir de diciembre.

Diferencias afuera y adentro

Mecon
 

Este mercado argentino lleno de nubes contrastó con un día tranquilo y positivo en la Bolsa de Nueva York. Con deflación en precios mayoristas en marzo, los inversores de Wall Street esperan convencidos de que la Fed realizará el 3 de mayo una suba adicional de 25 puntos básicos y que terminará allí con ese proceso de encarecimiento del crédito. En línea con eso, las tasas largas de EE.UU. volvieron a subir ayer: se pagó 4,9% anual a 1 año de plazo, 3,7% a 5 años, 3,6% a 10 años y 3,8% a 30 años. Y con esto, el dólar global actuó sostenido: en el exterior el dólar subió 0,6% contra el euro, 0,5% en Japón y Chile, 0,4% en Brasil, 0,3% contra la libra y 0,1% en México y China.

Y a contramano de lo que necesitan los endeudados mercados emergentes, esta firmeza del dólar deprimió los precios de casi todas las materias primas. Hubo una caída del 2% para el petróleo. Los metales preciosos estuvieron en descenso. Los metales básicos tuvieron precios mixtos. Las criptomonedas sufrieron tomas de ganancias cercanas al 3%, con el Bitcoin otra vez abajo de los US$ 30.000. Y solo los granos estuvieron para arriba, más en Chicago (donde avanzaron la soja, el maíz y el trigo) y no tanto en Rosario, donde subió la soja y el trigo, pero el maíz perdió valor.

A la hora de buscar las explicaciones sobre el temblor cambiario local de ayer, los operadores contestaban frenéticos, como en un desquicio: "Massa pretende invitarnos al mercado a jugar al billar y los operadores estamos jugando al paddle. El quiere arrinconarnos con los Bonares, pero la gente usa esos papeles solo como un puente, entra y sale, el objetivo es salir de los pesos y entrar al dólar. Y el uso de manera más consistente de la venta de bonos en el mep, terminó bajando el precio en ese canal y afectando a los bonos, pero el resto de los segmentos operó en claro salto, con gran señal de que la corrida cambiaria continúa".

El dólar en Argentina

Dólar
 

Así, al final del día, el dólar blue brincó $8 hasta un récord histórico de $408, con el BCRA perdiendo al final del día otros US$ 175 millones de sus reservas, a pesar del dólar agro, con los que iba a sumar esta semana unos US$ 1.500 millones. Y, detrás de lo ocurrido con el blue, el dólar Qatar saltó $3,24 hasta $446,78, el Senebi saltó $2,29 hasta $414,73, el MEP bajó $3,17 hasta $395,45,  nace otro rulo millonario y el contado con liquidación saltó $4,09 hasta $408,93. Por lo que la brecha entre el oficial y el blue saltó hasta el 83% y la del CCL con el mayorista fue del 89%.

La creciente venta de bonos a precio de regalo, más otras señales surgidas en torno al viceministro Gabriel Rubinstein, marcan con claridad que la estrategia elegida es intentar aplastar al dólar frenando al MEP. Pero el mercado perdió total credibilidad, todo el mundo está de salida del peso, y esta baja del MEP se la ve como oportunidad de rulo más que otra cosa, algo que seguramente aprovecharán hoy varios equilibristas porque al final del día la diferencia entre el blue y el MEP e estiró a casi $13 , una papita para los especuladores.

Y donde más susto debe haber sentido el ministro fue al conocer el desinterés por bancos y compañías de seguros para comprar Bonares. Si esos dos brazos ejecutores encepados que tiene el Gobierno no aceptan comprar los bonos que puedan surgir del FGS, las cartas pueden estar echadas. Así, con triple volumen operado, los bonos argentinos cayeron ayer otro 1,5%, con un dato que heló la sangre de los expertos, ya que hubo un derrumbe del 12% para el bono AL35Z, uno de los papeles involucrados en esa operatoria.

Las bolsas en positivo

mercados
 

En cuanto a papeles privados, los recientes datos de deflación mayorista que tuvo EE.UU. en marzo, y la cercanía de otra suba de la tasa corta de la Fed (de 5% a 5,25% anual) plantea en los participantes de la Bolsa de Nueva York que el pico de tasas de Powell está cerca, de ahí que Wall Street actuó en positivo: volvieron a subir en bloque 0,3% los tres índices principales de ese mercado: Dow, S&P y Nasdaq. ¡Y eso sucedió a pesar de que Google (Alphabet) tuvo una baja porque Samsung anunció que reemplazará en sus celulares la app Google por otro proveedor! Y mientras Wall Street estuvo sostenido, la bolsa de San Pablo bajó 0,2% y la bolsa de México mejoró 0,6%.

A nivel local, hubo una curiosa particularidad. Con $5.928 millones  operados en acciones y $5.422 millones en Cedears, la Bolsa de Buenos Aires subió 2% en pesos pero no cambió en dólares, por lo que muchos analistas temen estar entrampados en una suba que es una ilusión, y que puede desaparecer con un movimiento de pestañas. Mientras tanto, los ADR argentinos que cotizan en Nueva York  estuvieron mixtos, con subas del 1% al 2,4% para Francés, Galicia, Despegar, Macro y Telecom; pero con bajas baja del 1% al 5% para Adecoagro, Loma Negra, PF y Cresud.

En fin, el que se quiere aburrir no tiene ningún espacio. Y mientras todos hacían cuantas sobre quiénes habían ganado por los resultados de Neuquén, Río Negro y Trelew, ahora todos se prepara para que mañana Massa realice una nueva licitación de bonos en pesos. En realidad hará un turno mañana y otro el miércoles siguiente. Entre los dos Massa tiene que pagarle a los privados, que se quieren ir del peso, nada menos que $ 1,1 billones. El llamado de mañana es menor, y seguramente lo superará con cambio de manos entre participantes del Estado. Pero el último miércoles de marzo llegará un alud, y el 88% de lo que vence está en manos privadas, por lo que esta suma de pesos emitidos en los "dólares agro" tendrá todavía más pasto para que la inflación y el dólar sigan marchando.

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés