El Economista - 70 años
Versión digital

vie 14 Jun

BUE 15°C

Megavencimiento Bonar: dos tercios está en manos de inversores del exterior

El Gobierno tendrá hoy el vencimiento más grande del año: el AA17 por US$ 6.938 millones. Las reservas y el plan de Caputo

17 abril de 2017

El Gobierno saldrá hoy a cancelar el vencimiento más grande del año. Se trata del Bonar 17 (AA17 era el ticker en la Bolsa porteña) por US$ 6.938 millones. Si bien el Ministerio de Finanzas en un primer momento pensó en lanzar un canje de estos títulos, finalmente desistió de esa idea y prefirió emitir otros Bonares para financiar parte del vencimiento de este lunes. En esa incursión, un tanto fallida, logró captar US$ 1.760 millones (la mitad de lo que habían dicho que querían conseguir). De ahí que Luis Caputo tendrá que sacar del bolsillo la diferencia, o sea U$S 5.178 millones que están depositados en la cuenta que tiene el Tesoro en el BCRA.

Sea como sea, un dato no menor que trascendió desde Finanzas es que dos tercios del vencimiento se irán directamente afuera porque están en manos de inversores extranjeros. Esto quiere decir que saldrán los dólares en forma directa al exterior y eso provocará una caída en las reservas que administra el BCRA. Por eso tuvo un gran timing que la semana pasada las arcas de la entidad terminaran en récord: US$ 52.689 millones. Superaron de esta manera los US$ 52.654 millones que se vieron el 26 de enero del 2011.

No queda claro cuánto finalmente caerán las reservas. Sucede que el mismo día del pago ingresan los dólares de la emisión del Gobierno, que además de los Bonares por US$ 1.760 millones contó con una colocación de Letes por US$ 2.500 millones. “Habrá que ver cómo queda el saldo entre lo que sale por el Bonar 17 y lo que ingresará por las colocaciones de Caputo”, indicaban en la autoridad monetaria. De todas formas, hay consenso en que las reservas caerán bastante y eso borrará el récord obtenido el miércoles pasado.

Para el Gobierno, la merma en las reservas no hace mella ya que incluso indirectamente el BCRA terminó acumulando muchos dólares este año. Indirectamente porque la decisión de no intervenir en el mercado de cambios comprando dólares sobrantes hizo menos visible la suba de las reservas. El récord del Central, en realidad, se debe a que compra en forma directa los dólares que recauda el Tesoro por las emisiones de deuda y, en menor medida, los de la provincia de Buenos Aires. De esta manera, el máximo de las reservas es producto del endeudamiento del soberano.

Volviendo al Bonar, para el mercado financiero este título fue uno de los más operados en los últimos años. Este bono que se emitió diez años atrás por el kirchnerismo pagará todo el capital al final y representa la mayor erogación que tiene que hacer el Tesoro en este ejercicio. Después de pagar este título, lo más representativo que le queda al Gobierno es otro vencimiento en junio por US$ 1.000 millones correspondiente al Global 17.

El Bonar 17 fue un título que sirvió, además, para la manipulación del mercado paralelo del dólar en la era Guillermo Moreno. El ex ministro de Comercio, vía la ANSES a cargo de Diego Bossio, operaba con el Bonar para que el precio del contado con liquidación sea más barato y así presione a la baja al dólar blue. La utilización de este título llegó a tal punto que el Gobierno kirchnerista “obligó” a los agentes de Bolsa que no operaran el Bonar para que no haya volatilidad en el contado con liquidación. Los grandes brokers de la city se “borraron” de ese título y le decían a sus clientes que no les podía sumar posiciones. Todo un papelón en el mercado de capitales en la era K.

¿Qué pasará con los dólares que el Tesoro le pagará a los inversores locales? Para los ahorristas que reciban el pago del Bonar 17 empieza una tarea no menor. La de vislumbrar que hacer con los dólares. Los plazos fijos no son una opción porque pagan migajas (menos del 1% anual). Una opción pueden ser Letes en dólares del Gobierno que pagan alrededor de 3% en los tramos cortos (90 días). Para los que busquen reinvertir en otros bonos, las alternativas más escuchadas son el Bonar 2018 vence el año que viene y rinde 2,4% anual, igual poco en comparación con la Lete. Pero con sólo dos años más de duración se puede empezar a gozar de rendimientos anuales más atractivos. El Bonar 2020, por ejemplo, rinde 4,6% a su precio actual. Esto significa que quien lo compra hoy y espera a su vencimiento ganará eso cada año, como si hubiera hecho un plazo de mediano plazo. El Bonar 2021, un año más largo, rinde 5,2% y el Bonar 2026 paga 6,8%.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés