El Economista - 70 años
Versión digital

sab 03 Dic

BUE 20°C
Versión digital

sab 03 Dic

BUE 20°C

Mayo fue un buen mes para la industria

El Indec informó una mejora en la utilización de la capacidad instalada, aunque sigue siendo baja

05-07-2017
Compartir

Por Mariano Cúparo Ortiz

Mayo fue un mes de alivio para la industria: además de haber registrado la primera variación positiva en 15 meses (2,7% según el EMI publicado la semana pasada), el Indec publicó una mejora de la utilización de la capacidad instalada en el sector. Llegó a 65,8%, es decir 1,3 puntos por encima de lo que había registrado abril. Aun se trata de un nivel muy bajo y, sin contar mayo del 2016, hay que ir hasta mayo del 2003 para encontrar un número tan bajo.

Perspectiva

El dato de utilización de la capacidad instalada es clave tanto para comprender uno de los factores que afecta a los niveles inflacionarios (la oferta) como para prever el futuro de la inversión. A menor uso de capacidad instalada, menor posibilidades de que ocurran gastos empresariales en ese sentido.

Si bien este mayo fue el segundo peor (fue más bajo el nivel del 2016 con una utilización de 65%) de los últimos 14 años, lo cierto es que fue el mejor registro del año (marzo dio 65,7%) y se ve un repunte dentro del pozo.

Además el Indec destacó: "Si se analiza el período enero-mayo de 2017, cabe destacar que en el mes de mayo de 2017 cuatro bloques industriales han alcanzado el mayor nivel de utilización de la capacidad instalada en el corriente año. Ellos son la industria automotriz, la metalmecánica excluida la industria automotriz, los productos de caucho y plástico y la industria textil. En los tres primeros casos, además, el nivel de utilización de la capacidad instalada del mes de mayo de 2017 es superior al del mismo mes del año pasado, mientras que la industria textil registra un nivel más bajo al del mismo mes del año anterior".

Altas y bajas

Los bloques sectoriales que presentan niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al nivel general son la refinación de petróleo (80,6%), las industrias metálicas básicas (75,2%), los productos minerales no metálicos (72,4%), papel y cartón (71,8%), los productos del tabaco (71,7%) y las sustancias y productos químicos (66,9%). Por otra parte, los bloques sectoriales que se ubican por debajo del nivel general de la industria son los productos alimenticios y bebidas (65%), los productos de caucho y plástico (64%), los productos textiles (61,4%), la metalmecánica excepto automotores (58,8%), la edición e impresión (54,6%) y la industria automotriz (54,5%).

La principal explicación para el incremento en la utilización de capacidad instalada en la industria automotriz, remarcó el Indec, fue la mayor producción en el segmento utilitarios, con una mejora de 25,9% interanual en la cantidad de unidades producidas. Por su parte, la industria textil mostró empeoramiento interanual por el menor nivel de ventas en el mercado interno de hilados y tejidos.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés