El Economista - 70 años
Versión digital

mie 20 Oct

BUE 13°C

Versión digital

mie 20 Oct

BUE 13°C

Macri convocó al Mercosur a dar muestras al mundo del “valor de la integración”

El Presidente subrayó que el Mercosur “es el principal espacio que tenemos para fortalecer las relaciones económicas entre nosotros"

21-07-2017
Compartir

Mauricio Macri exhortó hoy a los países miembros del  Mercosur a trabajar juntos para “dar muestras del valor de la integración, en un mundo que discute los nacionalismos”, y “demostrar que la cooperación entre nuestros países” constituye la base para  genera las oportunidades que “América Latina necesita para lograr un desarrollo justo y sostenible en el Siglo XXI”.

“Nuestro compromiso con la democracia y los derechos humanos, y el hecho de ser una zona de paz, son marcas únicas que nuestro proceso de integración regional debe profundizar y potenciar”, subrayó el Jefe de Estado argentino en el discurso que pronunció en  la Cumbre del Mercosur realizada en la ciudad de Mendoza.

Macri envió un mensaje de “solidaridad y acompañamiento al pueblo de Venezuela”, hizo un llamado a la paz, a la libertad de los presos políticos y la puesta en marcha de un proceso electoral en ese país.

La Cumbre se realizó en el Hotel Intercontinental con la participación de los mandatarios y representantes de los países que integran el bloque regional, estados asociados y México durante la cual Argentina traspasó a Brasil la presidencia pro témpore del bloque.

Macri subrayó que el Mercosur “es el principal espacio que tenemos para fortalecer las relaciones económicas entre nosotros y con el mundo para crecer y reducir la pobreza, tomar posiciones comunes, aprovechando las sinergias entre nuestros gobiernos, y así proyectarnos al mundo con una voz”.

Resaltó la importancia de que el bloque “sirva no sólo para integrarnos cada día más entre nosotros, sino también para ampliar y distribuir los beneficios de la globalización”.

En ese contexto, consideró que los países miembros deben comprometerse “a ser protagonista del futuro, un actor central a la hora de afrontar los desafíos internacionales”.

Advirtió que “sin conciencia regional sólo perderemos espacio de acción internacional y quedaremos relegados a una posición funcional a diseños más allá de nuestra opinión y de nuestro control”.

Enfatizó que “hay que dejar atrás los debates existenciales y enterrar las falsas promesas” porque “no existe una fórmula universal para integrarse y cooperar”.

“Tenemos que trabajar sobre las cuestiones concretas de nuestra integración, de manera franca y sin vacilaciones, si queremos resultados que beneficien a nuestras sociedades”, añadió.

Destacó que “en estos avances hemos demostrado que, cuando nos lo proponemos, somos capaces de lograr progresos concretos que pongan en valor la integración.

Dijo que la Conferencia Ministerial de la Organización Mundial de Comercio (OMC) será una ocasión propicia para “demostrar que el sistema multilateral de comercio aún puede dar resultados”.

“Es vital que nos apoyemos mutuamente para avanzar en las negociaciones agrícolas que tanto nos afectan, así como en la prohibición de ciertas formas de subsidios a la pesca”, puntualizó.

Y remarcó que ese tipo de “posturas comunes deben ocupar un lugar central en las conversaciones y sólo podremos conseguirlo si trabajamos juntos”.

Ratificó que la Argentina buscará “ser la expresión de una región y no sólo la de un país” cuando en diciembre pase a presidir el G20.

“Tendremos la oportunidad de poner en el centro del G20 las preocupaciones y aspiraciones de América Latina y el Caribe” en el especial en la creación de empleo.

En ese sentido, destacó que “el desafío es enorme y consiste en promover trabajos que generen mayor valor agregado y mayor participación en las cadenas globales de valor regionales y la clave es la educación”.

Pidió “unir esfuerzos junto con la comunidad empresarial y la sociedad civil” con el objetivo de que “todas las personas tengan las mismas oportunidades de acceso a una educación de calidad, para que puedan desarrollar todo su potencial”.

Del mismo modo, señaló que “debemos mejorar nuestra infraestructura y conectividad, dos dimensiones clave de la agenda de competitividad regional”.

“La  infraestructura juega un papel fundamental en el desarrollo y el bienestar de las personas y por eso es primordial que lo afrontemos para dar un salto de calidad en nuestra integración, sobre todo en la integración productiva”, resaltó.

En la parte final de su exposición, el Presidente envió “un mensaje de solidaridad y acompañamiento al pueblo venezolano” y subrayó que el domingo último “le demostraron al mundo, más que nunca, que están comprometidos con la democracia”.

“Desde el Mercosur reiteramos nuestro llamado a la paz, a la libertad de los presos políticos y a la pronta adopción de un calendario electoral en Venezuela”, dijo.

“Y reiteramos nuestra disposición a establecer, en consulta con el Gobierno y la oposición, un grupo de contacto para facilitar y mediar en un nuevo proceso de diálogo y negociación entre las partes en conflicto”, resaltó

El Jefe de Estado le deseó, además, “el mayor de los éxitos a Brasil, que asumirá la Presidencia Pro Tempore durante la segunda mitad de este año, para la que contarán con la buena voluntad y el acompañamiento de Argentina en todo lo que nos requieran”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés