El Economista - 70 años
Versión digital

jue 23 Mar

BUE 23°C
Versión digital

jue 23 Mar

BUE 23°C
Indec

Los salarios aumentaron 6,7% en noviembre y le ganaron a la inflación

Distintos especialistas hicieron sus proyecciones respecto de qué puede suceder con los salarios en 2023

Los salarios aumentaron 6,7% en noviembre y le ganaron a la inflación
31-01-2023
Compartir

El Indice de Salarios registró un incremento de 6,7% en noviembre, ubicándose por encima de la inflación de ese mes (4,9%), como resultado de un alza del 7,3% en los sueldos de los trabajadores privados registrados, de 5,7% en los empleados públicos y de 6,4% en el sector informal, según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

De esta manera, en los 11 primeros meses del año, el índice acumuló un alza de 80,8% promedio, contra una inflación acumulada de 85,3%.

Esta suba del índice fue producto de un aumento del 85,4% en los sueldos de los trabajadores privados, del 82,6% en los de los empleados públicos, y de los 64,5% en los trabajadores no registrados.

"En el promedio anual, el resultado de las negociaciones paritarias durante los primeros 11 meses de 2022 se vio reflejado en un nivel general de salarios con una mínima pérdida en términos reales al observado durante los mismos meses del año 2021 (-0,6% promedio anual real)", indicó la consultora LCG.

"Los trabajadores del sector informal, que alcanzan casi el 40% del trabajo asalariado, sufrieron una pérdida del 6,9% promedio en dicho período al no estar amparados por las negociaciones paritarias que puedan detener esta contracción", agregó.

En tanto, en los últimos doce meses, el índice mostró una suba promedio del 85,5%, nivel que se encuentra muy por debajo del IPC (92,4%).

"Contra diciembre de 2021, el nivel general de salarios marca una caída real del 2,5%. Sin embargo, es un promedio que esconde amplias diferencias al interior: contracciones de 11,2% en los salarios no registrados; una leve caída en el sector público del 1,5%; e invariable en el caso de los salarios privados registrados", señaló LCG.

El poder adquisitivo de los salarios acumula una caída del 23,6% respecto a noviembre 2017 (último techo). Mientras que los trabajadores registrados registran una caída del 19,6%, los trabajadores informales resultan los más afectados con una pérdida acumulada del 38,9%.

¿Qué se espera para diciembre?

"Esperamos que, con un cierre de la inflación del 94,8% anual a diciembre, los salarios quedarían levemente por debajo (-0,5%). En este sentido, si bien en el promedio anual estimamos que los salarios se mantengan en niveles similares a los de 2021 en términos reales, la escalada de los precios marcaría una caída más sensible en la medición anual (diciembre a diciembre), cercana al 5% real para el sector registrado de la economía", afirmó LCG.

Las paritarias de 2023

Desde el Ministerio de Economía se planteó como objetivo ordenar la nominalidad en torno al 60% anual (pauta de inflación del presupuesto 2023), lo que que implica alcanzar una inflación mensual del 4%, desaceleración no menor teniendo en cuenta que la misma fue de 6,1% en el segundo semestre del año pasado.

Desde Ecolatina señalan que un elemento clave para el ordenamiento nominal son las paritarias: "Es difícil encarar una significativa moderación de la inflación si los salarios se quedan 'pegados' a la inflación pasada. En este marco, el oficialismo también busca que las negociaciones se firmen al ritmo del 60%, siendo un acuerdo semestral del 30% una estrategia para lograr la aceptación de los sindicatos e iniciar el camino".

Ahora bien, ¿es posible un ordenamiento de esta magnitud y a qué riesgos se enfrentaría esta estrategia?

"En primer lugar, vale decir que los sindicatos tienen incentivos a colaborar con el Gobierno, previendo que un cambio de signo político -ante un fracaso de la política económica actual- pueda desfavorecerlos", señaló Ecolatina.

"Un elemento adicional es que en 2022 el promedio anual del salario registrado real habría crecido alrededor de 0,5%. El principal factor detrás de esto es el acortamiento de la vigencia de las paritarias, que no sólo dio la posibilidad de renegociar ante la escalada inflacionaria, sino que contribuyó a reducir la heterogeneidad de la perfomance de los salarios reales por sector", afirmó.

Tal vez el punto más relevante se relaciona a los significativos aumentos pautados en las renegociaciones para el primer trimestre del año, asociados a la nominalidad pasada.

Desde Ecolatina relevan acuerdos que representan más del 80% del índice de salarios del sector privado de Indec y hallaron un incremento trimestral superior al 15%.

"En función de la inflación esperada por el REM, esto no sugiere que se llegará a la temporada alta de las paritarias -hacia marzo/abril- con una merma significativa del poder adquisitivo", aseguró.

"Sin embargo, justamente el hecho de que el año comience con una nominalidad que lógicamente está mirando más a lo ocurrido durante el 2022 hace que, apenas transcurrido un mes de este año, el objetivo del Gobierno comience a agrietarse por las perspectivas de una inflación más alta que el 4% mensual, el 'ritmo' consistente con la pauta oficial. Por este motivo, desde algunos gremios comienzan a existir voces disonantes que prefieren 'ver para creer' en una desaceleración antes de poner la firma", concluyó.

Por su parte, desde Fundus consideraron: "Sin las paritarias no se puede, con las paritarias solas no alcanza. En este sentido, consideramos que las campañas electorales tanto del oficialismo como de la oposición se centrarán en este aspecto: desinflacionar e incrementar salarios, las dos caras de la misma moneda. Las chances electorales del oficialismo estarán, en buena medida, en el éxito de este plan: el equilibrio entre crecimiento, baja nominalidad y mejores ingresos".

"El plan económico actual prioriza el ordenamiento macroeconómico para desacelerar los precios y que los ingresos reales se incrementen por esa vía. En este sentido, el cumplimiento de las metas fijadas por el FMI, la ortodoxia monetaria fiscal, el pedido de moderación a los gremios en las negociaciones paritarias y la reciente medida de recompra de deuda pública van en el mismo sentido: ganar confianza del mercado como paso previo (y necesario) la estabilidad macroeconómica", agregaron.

 

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés