El Economista - 70 años
Versión digital

lun 25 Oct

BUE 29°C

Versión digital

lun 25 Oct

BUE 29°C

Los nuevos desafíos de la industria automotriz

En contraposición a las ventas, la producción de vehículos nacionales continúa afectada por factores internos y externos

24-04-2017
Compartir

Por Franco Roland Analista Sectorial de ABECEB

Transcurridos los tres primeros meses del año, el sector automotriz continúa con la tendencia imperante a lo largo de 2016. Las ventas de vehículos 0 km y en menor medida de usados, exhiben un importante dinamismo y en contraposición, la producción de vehículos nacionales continúa afectada por factores internos y externos.

Las ventas minoristas de 0 km ascendieron a 231.273 unidades entre enero y marzo de 2017, totalizando un incremento del 42,7% en relación a igual período de 2016 (162.065 unidades  patentadas). No obstante, la performance de los vehículos comerciales fue mejor que la de la categoría automóviles. Mientras los primeros crecieron 61,7%, los segundos lo hicieron a un ritmo del 38,1%. En tanto, el segmento de vehículos de alta gama  fue el de mayor suba en las ventas durante el primer trimestre, con un repunte del 250,2% que se explica por la normalización del mercado.

En lo que se refiere a la venta de usados, durante los tres primeros meses se patentaron 12,4% más unidades que en igual plazo del año pasado. Ello representa un dato auspicioso para el sector puesto que en los cuatro trimestres de 2016 se registró una merma interanual promedio del -14,6%. Además, las 412.816 unidades usadas vendidas representan el mejor registro para el primer trimestre de los últimos tres años.

No obstante, la mayor demanda del mercado doméstico no se tradujo en una recuperación de la producción, pues buena parte de la nueva demanda fue cubierta con vehículos importados (principalmente de Brasil). Mientras los patentamientos de vehículos nuevos producidos en Argentina crecieron 6,8%, los importados lo hicieron a una tasa del 74%. Así, la participación de los vehículos argentinos en el mercado doméstico cayó al 34,8% entre enero y marzo del presente año.

Un factor determinante en esta dinámica es la salida de línea de alguno de los modelos de producción local más vendidos como el Clio, el Classic y en los próximos meses, el Palio. La renovación de la oferta de las terminales, con un claro sesgo hacia la especialización en pick-ups y vehículos de gama media, impactó de lleno en 2016. Así,  la producción nacional de vehículos se contrajo -5,9% en el primer trimestre de 2017.

Además, la lenta recuperación de Brasil impactó en las exportaciones de vehículos de fabricación nacional. En el primer trimestre, los envíos a nuestro principal socio comercial se retrajeron -13,0%, reduciendo en 20 puntos porcentuales su participación en las exportaciones de vehículos argentinos (desde el 81,3% en el primer trimestre de 2016, al 61,1% en el  de este año).

Un importante logro de  la industria local es que las exportaciones a otros destinos crecieron 141,3%, compensando parcialmente la caída del mercado brasilero. A partir del reciente acuerdo de intercambio comercial con Colombia y las negociaciones en curso, es esperable que la industria cambie su sesgo exportador fuertemente concentrado en Brasil hacia otros destinos fuera del Mercosur.

El principal desafío de la industria automotriz los meses y años venideros es consolidar su posicionamiento en mercados extrazona y sostener su participación en el mercado doméstico que continuará creciendo al compás de la recuperación económica. A su vez, los concesionarios enfrentarán un escenario de mayor competencia por la presencia de variadas marcas y modelos ampliando la oferta de producto y, lo que es muy importante, beneficiando con esa diversidad a los consumidores.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés