Los CEO locales, entre los más optimistas del mundo

17-01-2017
Compartir

En la 20° Encuesta Anual Global de CEOs de PwC, difundida ayer, el 40% de los ejecutivos entrevistados en Argentina se encuentra “muy confiado” en el incremento de los ingresos durante 2017, sosteniendo la opinión expresada en la edición anterior (42%). Las perspectivas locales están alineadas con los resultados presentados también ayer en el Foro Económico Mundial de Davos, que muestran a los CEO de todo el mundo liderando sus organizaciones con optimismo, a pesar de la incertidumbre geopolítica y económica que caracteriza la escena global.

En su vigésima edición, el emblemático estudio de PwC consultó a los CEO de todo el mundo respecto de una de las fuerzas más transformadoras de las últimas décadas: la globalización. En particular, los empresarios argentinos destacaron el impacto positivo de la globalización en la conectividad y en la circulación de capitales, personas, bienes e información. Pero también señalaron serios pendientes, como la brecha entre ricos y pobres, el pleno empleo o la prevención del cambio climático y la escasez de recursos. Al mismo tiempo, los CEO opinaron que las tendencias hacia políticas más nacionalistas y/o proteccionistas registradas recientemente dificultan la competencia en un mercado global abierto.

“Globalización versus nacionalismos es un debate pendiente que debemos abordar seriamente”, sostuvo Martín Barbafina, socio a cargo del área de Marketing y Comunicaciones de PwC Argentina. “Por un lado, algunos actores internacionales están promoviendo la desglobalización, pero al mismo tiempo nuestro mundo está cada vez más interdependiente. Por eso, en la vigésima edición de la Encuesta Anual Global de CEO convocamos a los ejecutivos de todo el mundo a expresar su opinión sobre los logros y pendientes de la convergencia global”, amplió.

Los más confiados

En los últimos 20 años los CE han aprendido a aceptar los desafíos de un mundo multipolar e incierto como la nueva normalidad en la que deben liderar el crecimiento de sus organizaciones. En este contexto, la mayoría de los empresarios argentinos (72%) no prevé cambios significativos en la evolución de la economía global durante 2017 -y solo 2% cree que empeorará-.

Con el 40% de los ejecutivos criollos entrevistados “muy confiado” en el incremento de los ingresos durante 2017, Argentina se mantiene entre los países que superan la media global del 38%, donde también se destacan India (71%), Brasil (57%), Australia (43%), el Reino Unido (41%) y Estados Unidos (39%), entre otros. La encuesta también registra un incremento de 11 puntos en la confianza de los CEO de China (35%), 18 puntos en Suiza (34%) y 3 puntos en Alemania (31%). En cambio, dos mercados de relevancia internacional, como México y Japón han visto disminuida la confianza de sus CEO: de 6% a 38%, en el primer caso, y de 28% a 14%, en el segundo.

Los drivers

En cuanto a las actividades para impulsar el crecimiento, durante los próximos meses la expansión orgánica encabezará la agenda del 79% de los CEO a nivel global y del 63% de los argentinos. Los CEO también planean reducir costos (a nivel global 62% y 58% en Argentina), nuevas alianzas estratégicas (a nivel global 48% y 33% en Argentina), o nuevas fusiones y adquisiciones (a nivel global 41% y 30% en Argentina). Además, para capitalizar nuevas oportunidades los ejecutivos entrevistados planean fortalecer su capacidad de innovación (a nivel global 23% y 35% en Argentina). En cuanto a los mercados internacionales más valorados para las perspectivas de crecimiento, los empresarios argentinos han destacado Brasil (70%), Estados Unidos (58%), China (26%) y México (19%).

No obstante, los CEO deberán liderar el crecimiento de sus organizaciones respondiendo, al mismo tiempo, ante un variado rango de desafíos. Los consultados en Argentina opinaron que los retos más sobresalientes serán el aumento de la carga tributaria (95%), la inestabilidad social (88%), la infraestructura básica inadecuada (88%), el crecimiento económico incierto (84%), el exceso de regulación (84%) y el desempleo (81%). Desde el punto de vista comercial, los encuestados expresaron su preocupación por la disponibilidad del talento clave (81%), la capacidad de brindar una respuesta rápida ante una crisis (81%) y la falta de confianza en los negocios (70%).

“Aunque los CEO han aprendido a sortear los desafíos más locales e inmediatos para liderar el crecimiento de sus organizaciones, los resultados de esta edición también señalan tres grandes preocupaciones globales y de largo plazo: lograr que la globalización funcione para todos; capitalizar la digitalización sin perder la confianza de los stakeholders; y una fuerza de trabajo apta, con un inteligente balance entre personas y tecnología. Todos temas que además serán desarrollados en Davos”, añadió Barbafina.

La globalización

En la primera edición de esta encuesta los CEO de todo el mundo fueron entusiastas impulsores de la convergencia global. Y veinte años más tarde, se muestran más críticos. Los empresarios argentinos destacaron que la globalización ha contribuido significativamente con la conectividad (81%) y con el movimiento de capitales, personas, bienes e información (49%). Sin embargo, son muy pocos los ejecutivos del país que opinan que la globalización ha contribuido en la misma medida con el empleo pleno y significativo (5%), con el cierre de la brecha entre ricos y pobres (7%), con la creación de una fuerza laboral capacitada y educada (7%), con la legitimación e integridad de los sistemas tributarios globales (7%), o con la prevención del cambio climático y la escasez de recursos (7%).

Por varias razones, la globalización ya no está impulsando el crecimiento mundial en la medida que alguna vez lo hizo. El mundo está experimentando cambios geopolíticos que proponen nuevas configuraciones de los sistemas nacionales y el orden internacional, con su consecuente impacto en el ámbito comercial. En este sentido, el 65% de los CEO argentinos señaló que resulta cada vez más difícil equilibrar la competencia en un mercado global abierto con las tendencias hacia políticas nacionales más cerradas, una preocupación compartida por el 67% de los ejecutivos de Latinoamérica y por el 58% de los CEO a nivel global.

Tecnología y confianza

Durante los últimos 20 años, la opinión de los CEOs ha reflejado la progresiva integración de la tecnología en los negocios. En esta edición, el 66% de los ejecutivos encuestados en Argentina cree que durante los próximos cinco años la tecnología impactará significativamente en su industria o la cambiará totalmente.

La tecnología ha creado una nueva dinámica entre las empresas y los consumidores, con grandes beneficios para ambos. Sin embargo, la mayoría de los ejecutivos argentinos (84%) reconoce que en un mundo cada vez más digitalizado es muy difícil para los negocios crecer y mantener la confianza de los diferentes stakeholders: de cara a los próximos 5 años, el 91% señaló los riesgos del uso de las redes sociales; el 88%, los cortes e interrupciones en los sistemas; el 86%, las violaciones a la privacidad de la información y la ética; y el 84%, las violaciones de la seguridad que afectan la información o los sistemas críticos de los negocios.

Si bien las organizaciones nacionales ya se encuentran trabajando para mitigar el impacto de estos desafíos específicos, en términos de confianza, el 96% de los ejecutivos argentinos también resaltó la importancia de contar con un propósito corporativo sólido, que refleje los valores, cultura y comportamientos de la organización; el 84% coincidió en la importancia de administrar el negocio de forma que se consideren las expectativas más amplias de los stakeholders; y el 70% opinó que la forma en que administren la información de las personas los diferenciará.

Talento y dotación de personal

La disponibilidad de habilidades claves es una de las preocupaciones que más se ha incrementado en los últimos años: mientras que en esta edición fue destacada por el 81% de los ejecutivos argentinos, en 2014 la mencionó el 45%. Para fortalecer la gestión del talento, los CEO argentinos están priorizando estrategias tales como diversidad e inclusión (89%) y movilidad (84%). También están utilizando la tecnología para mejorar el bienestar de sus empleados (77%) y repensando la función de Recursos Humanos (72%).

Además de la experiencia técnica, los ejecutivos locales valoran para sus organizaciones habilidades tales como la capacidad para resolver problemas (100%), liderazgo (100%) y colaboración (100%). También consideran importante o muy importante la adaptabilidad (98%), la creatividad e innovación (98%) y la inteligencia emocional (95%). Entre las capacidades más difíciles de encontrar en un proceso de reclutamiento, los encuestados en el país destacaron creatividad e innovación (86%) y liderazgo (84%).

Respecto de la dotación de personal, para el 2017 los empresarios argentinos sostienen sus expectativas expresadas en la edición anterior: mientras que el 44% espera incrementar el personal de su organización, el 37% considera que no habrá cambios. Solo el 19% anticipó una disminución de su personal, y la mayoría de ellos sostuvo que en alguna medida sería consecuencia de la automatización y otras tecnologías. En este sentido, cabe señalar que el 44% de los ejecutivos argentinos está explorando las ventajas de un entorno en el que las personas y las máquinas trabajen juntas, y el 30% está considerando el impacto de la inteligencia artificial en las necesidades de habilidades futuras.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés