El Economista - 70 años
Versión digital

mie 22 May

BUE 13°C

“Lo peor ya pasó”

Según el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, ya no habrá caída de la actividad económica en los últimos meses de 2016.

03 agosto de 2016

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, aseguró ayer que “lo peor ya pasó” en términos de caída de la actividad económica y ratificó que el Gobierno prevé “una caída importante de la inflación” para el segundo semestre y una recuperación paulatina de la economía a partir de los últimos meses de este año.

“El Gobierno está visualizando una recuperación hacia el último trimestre de este año. Ya hay signos de que lo peor pasó en términos de nivel de actividad y esperamos que esa recuperación que se va a dar en los últimos meses de este año se afiance y genere, como lo planteó el Presidente, un crecimiento mas importante hacia 2017”, dijo Frigerio en una conferencia de prensa desde la Casa de Gobierno que compartió junto a los gobernadores Gerardo Morales (Jujuy), Alberto Weretilneck (Río Negro) y Sergio Uñac (San Juan) tras el encuentro que mantuvieron los mandatarios provinciales con varios ministros y funcionarios nacionales, de la que también participó por momentos el presidente Mauricio Macri.

Para algunos economistas, la caída de la actividad económica efectivamente tocó un piso en los últimos meses, aunque recién se traduciría en mejoras para los consumidores ?más palpables para el consumidor? el próximo año. La mejora de la competitividad cambiaria generada a comienzos de la gestión del Gobierno con una devaluación de más de 50% no fue homogénea para el campo y la industria, ya que el campo, además de la suba del tipo de cambio real, recibió la quita de las retenciones, sostiene el último informe de F&E Consult publicado ayer. Así, en total el trigo tuvo una mejora del TCR de 45%, el maíz de 41,4% y la industria una de 23,7%. Esto acentúa aún más las diferencias de competitividad que ya existían entre ambos sectores y que, según el informe, seguirán así en los próximos años. “El Gobierno tendrá que hacer algo al respecto y lo hará, pero será insuficiente”, arriesgó. A corto plazo, se ve que la industria experimentó una caída “Cuando uno ve el contexto macro y las medidas que se tomaron, puede decir que lo peor ya pasó porque tuviste un primer semestre en el que la caída de la actividad venía padeciendo las consecuencias de las medidas que se tomaron en enero con la devaluación y luego, por los ajustes de precios relativos que generaron un salto inflacionario. De cara a lo que viene, esos factores ya están limpiados”, coincidió en ese sentido Martín Polo, economista jefe de la consultora Analytica, ante la consulta de El Economista.

Sobre la inflación, en tanto, Frigerio evaluó que el Gobierno está “previendo una caída importante” y ratificó: “Lo vimos con el mes pasado y esperamos que los indicadores muestren una caída importante a lo largo del año”. Según los primeros índices privados que se conocieron esta semana, así como los oficiales que se conocieron anticipadamente, la desinflación es un hecho en julio.

No obstante, advirtió el ex presidente del Banco Ciudad, “va a haber una tendencia a la baja de la tasa de inflación”, pero “progresiva”. “No estamos de acuerdo con medidas que reduzcan la inflación de un día para el otro porque eso tiene un costo social que no estamos dispuestos a afrontar”, señaló.

El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, coincidió ayer que la suba de precios “efectivamente está bajando” y “va a seguir bajando” hacia el final del año, aunque fijó metas que para algunos economistas pueden ser demasiado optimistas. Según Pinedo, la suba intermensual en los últimos meses del año será de 1,5% y para 2017, la inflación “va a estar en el orden del 15% o 17%”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés