El Economista - 70 años
Versión digital

mie 22 May

BUE 13°C

“Las pymes industriales llevamos 36 meses de caída de la actividad”

24 noviembre de 2016

Entrevista a Pedro Cascales, Empresario pyme y titular de Came Industrial.

El país está en la temporada alta de eventos de balance y cierre de actividad de los distintos sectores económicos y el segmento pyme no es la excepción. Entre las 13 y las 17 de hoy tendrá lugar el Foro Industrial Pyme, organizado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), en el que más de 400 pequeños y medianos empresarios de todo el país, la mayoría de ellos del sector industrial, asistirán a un panel sobre “Economía y Competitividad”, otro que abordará la cuestión de la “Innovación y el cambio cultural”, y un tercero sobre “El futuro de la pyme industrial y sus desafíos”.

Pedro Cascales, presidente de Viametal y Tradefin, y titular del área industrial de Came, dialogó sobre este foro y la agenda del sector con El Economimsta, una realidad atravesada por la “caída de la actividad, falta de competitividad, fuerte presión tributaria y altas tasas de interés”.

¿La inclusión de un panel con economistas revela la preocupación actual por el nivel de actividad y las cuestiones macroeconómicas no resueltas?

Sí, basicamente está pensado sobre el nivel de actividad, pero sobre todo acerca de lo que nos espera. Tratamos de traer tres economistas de distintas tendencias, Orlando Ferreres, Fernando Laborda y Mariano De Miguelqueesunodeloseconomistas que trabajan para Came, y los otros dos son independientes con diversos pensamientos. Así, lo que se quiere justamente es generar opiniones divergentes para que cada uno pueda sacar sus conclusiones y podamos tener un pensamiento más crítico.

¿Cuáles son los puntos clave de la agenda industrial pyme?

La actualidad hoy está signada por un esquema recesivo, la industria viene cayendo a pesar de que hemos tenido alguna desaceleración en la caída, marcada obviamente por tasas de interés que siguen siendo muy elevadas, por más que estén bajando, y con una fuerte carga impositiva. La perspectiva con el paquete de ley Pyme es que el año que viene habrá un cierto alivio pero todavía sigue siendo pesada. Estamos en un esquema recesivo, con alta carga impositiva y con altas tasas de interés, ése es un combo que para las pymes se hace muy cuesta arriba.

Del mismo modo, hacia el año que viene todos coinciden en que va a haber recuperación, hay varios proyectos en danza en diversos sectores que son alentadores, es alentador el blanqueo y lo que está pasando con el agro. Pero el aquí y ahora es preocupante.

El tema es que la economía no arrancó y las quincenas hay que pagarlas igual. ¿Cuál es la situación actual de las pymes industriales?

Hay muchas pymes que están entrando en una situación crítica o ya vienen de hace meses en una situación crítica, y a esto también se suman la importación y la baja de aranceles en la industria electrónica. Es decir, hay una situación complicada. Pero en el caso de las pymes industriales ya llevamos más de 36 meses de caída con algún mes de repunte, creo que en 2014, pero después tuvimos una caída constante. Además, hay muchas variables que las pymes no pueden controlar, casi 50% de las variables, como impuestos, tasas de interés, costos logísticos, costos laborales.

¿Esto es lo que hoy se está llevando la rentabilidad de las pymes?

Yo diría que sí. Entre impuestos, logística y gastos financieros, se va gran parte de la rentabilidad y además, es muy difícil absorber esos costos en una economía en la que no tenés mayores ventas. Se hace muy cuesta arriba.

En el caso de la electrónica fue una sorpresa la quita de aranceles a los bienes importados. ¿Hay temor entre las pymes de que el Gobierno tome medidas similares en otras industrias?

No escucho de otros sectores que estén pensando en una medida similar, tampoco me parece que lo de la industria electrónica esté cerrado, creo que está en debate y seguramente se va a lograr alguna situación intermedia. Se podría apuntar a una rebaja de la componentística, porque hoy los componentes pagan el 12% de derechos, con lo cual el fabricante nacional de computadoras está pagando derechos sobre los insumos, mientras que los bienes terminados importados entran con arancel cero. Las cinco cámaras del sector proponen converger a un arancel del 16%, semejante al Arancel Externo Común del Mercosur en este rubro, pero la componentística llevarlo a cero.

Las cámaras del sector dicen que hay entre 30% y 60% de fabricación nacional y la industia automotriz tiene un promedio del 30% de producción nacional. Imagine si al sector automotriz se decidiera sacarle derechos de importación y encima gravar los componentes locales, sería inviable. El punto central es que estamos con un problema de competitividad en la economía argenitna, no sólo la industria electrónica.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés