El Economista - 70 años
Versión digital

vie 22 Oct

BUE 25°C

Versión digital

vie 22 Oct

BUE 25°C

Las perspectivas para la actividad mejoran de a poco

21-10-2016
Compartir

por Matías Carugati (Economista jefe de Management & Fit)

Muy de a poco, la recesión va cediendo. El nivel de act ividad alcanzó un mínimo en el tercer trimestre del año (con el bimestre julio-agosto como el de peor desempeño) y se vislumbra un incipiente rebote para el último tramo del año. En efecto, algunos datos puntuales e indicadores adelantados señalan mejoras en el margen. La progresiva moderación de los precios, la reactivación de la obra pública y estímulos puntuales (como la exención del medio aguinaldo de ganancias o el bono de fin de año) derivarían en un rebote en la última parte del año, lo cual sentaría las bases para que la economía comience el crucial 2017 bien encaminada.

Estimaciones propias muestran que la caída de la economía se moderó en el tercer trimestre. En base a la metodología del BCRA desarrollamos nuestro propio Nowcast, que permite estimar las variaciones del PIB en base a indicadores mensuales de rápida actualización.

Los resultados preliminares (aún faltan algunos datos de septiembre) para el tercer trimestre reflejan una caída del PBI (desestacionalizado) de 1,6% respecto al período anterior (con un desvío estándar de 0,46%), cifra inferior al -2,1% reportado por el Indec para el segundo trimestre. En términos anuales, estimamos una baja de 4,8%, cifra en parte afectada por la base de comparación ya que el PIB del tercer trimestre del 2015 venía empujado por el ciclo electoral. Los resultados de nuestro Nowcast son más negativos que los del BCRA (-0,4% trimestral), explicándose la divergencia en las variables incluidas en la estimación y la metodología para efectuar los pronósticos. De todos modos, ambos Nowcast reflejan una moderación de la recesión sin ir tan lejos como el Indice Coincidente de Actividad elaborado por el Ministerio de Hacienda y Finanzas Públicas y mencionado por Alfonso Prat-Gay hace algunos días, que mostraba una expansión económica para el tercer trimestre.

Existen algunas señales alentadoras de cara a futuro. Más allá de la leve aceleración en la recaudación tributaria (sobre todo de los impuestos ligados al nivel de actividad), son varios los indicadores que mostraron mejoras en el margen. Por el lado de la inversión, los despachos de cemento y de asfalto o el Índice Construya mejoraron su desempeño respecto al trimestre anterior mientras que las importaciones de bienes de capital y la producción de maquinaria agrícola continúan aumentando. En cuanto al consumo privado, las ventas en comercios minoristas cerraron el trimestre con una baja inferior a la del período abril-junio y también se observó un aumento en la demanda de préstamos. La lenta mejoría de los indicadores económicos ayuda a entender por qué los índices líderes del BCRA y de la UTDT reflejan buenas probabilidades de salir de la recesión en los próximos meses.

Con un ojo en las elecciones, el Gobierno intenta que la reactivación se materialice con fuerza y cuanto antes. Además de la inseguridad, la inflación y el desempleo son dos de las principales preocupaciones de la sociedad. Desinflar la economía es un proceso que llevará tiempo pero que, al menos hasta ahora, está encaminado. Hoy se espera que la inflación termine el 2016 en torno al 39% anual y descienda a alrededor del 20% el año próximo. Más allá de que eso implicaría errarle a la banda objetivo (12-17%) el Gobierno aún podría capitalizar políticamente semejante reducción en la inflación. Donde el Presidente necesita mostrar resultados positivos es en materia de actividad. Las próximas elecciones serán un plebiscito para la gestión de Mauricio Macri y, aunque pueda sonar excesivamente simplista, la evidencia muestra que la gente vota con el bolsillo. El próximo octubre el futuro político de Cambiemos y la agenda de reformas del propio Macri se ponen en juego. Aún es temprano como para saber si el 3,2% de crecimiento esperado (REM) en 2017 alcanzará para que el Gobierno salga airoso de las legislativas. Por las dudas, siguen trabajando para que la cifra final esté por encima de dicha proyección.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés