Las Leliq bajaron a 62,50%, el nivel más bajo de la eran del plan 0%

Más allá de los progresos, varios analistas creen que podría volver la volatilidad cambiaria (y pausar la baja de tasas)

16-11-2018
Compartir

El miércoles fue el día de Nicolás Dujovne, ministro de Hacienda, ya que logró un gran combo: 100% en el roll-over de Letes y aprobar su Presupuesto para 2019, blindando en déficit 0%. Ayer, fue el día del presidente del BCRA, Guido Sandleris. ¿Por qué? Porque las tasas (aunque siguen altas, por cierto) sigue bajando. En rigor, ayer las Leliq cortaron en 62,50%, “el nivel más bajo desde la implementación de la nueva política monetaria”, tal como destacaron desde SBS. La tasa máxima adjudicada fue de 63,496%. Pero el dólar subió 15 centavos y cerró en $36,05 en el segmento de grandes players.

Pero en el mercado creen que eso es algo buscado y señalan que el propio BCRA está evitando que el dólar baje de la zona de no intervención para, así, evitar tener que salir a inyectar pesos (para comprar dólares) que alimenten la inflación a la postre. “Bien el @BancoCentral_AR dejando caer la tasa (modificando el mínimo) para alejar el dólar de la banda sin tener que esterilizar. En diciembre tendrá que volver a bajar el mínimo para no atrasar el TCRM y la expectativas de inflación de 12 meses lo van a avalar”, dijo, por ejemplo, @fede_alcalde_ar ayer.

"El nuevo régimen arrancó bien, eso es innegable y está cumpliendo con lo que dijo que iba a hacer", dice Gabriel Caamaño Gómez (Consultora Ledesma). Agrega: "Desde lo estrictamente económico, el balance (crisis mediante) parecería inclinarse hacia que, siempre hablando ex ante, están dadas las condiciones para que este proceso de estabilización tenga un mayor nivel de sustentabilidad. Sin embargo, lo político juega en más de un sentido y el contexto externo acorta espacios y tiempos, más aún cuando se combina con mayores vulnerabilidades por el lado de la deuda. Por ahí pasan los riesgos".

Pero hay varios atenuantes o factores para tener en cuenta, y uno es la licitación de Lebac de la semana próxima. Sobre eso se armó un interesante debate ayer. “El programa monetario viene muy holgado en noviembre. Con sobrecumplimiento del esquema y un mercado cambiario donde la tasa “domina” a la expectativa de devaluación, el BCRA aprovechó esta semana para bajar tasas en forma más agresiva y acercarse al mínimo de 60% de diciembre”, dijo Martín Vauthier (EcoGo). “Y en diciembre llega Papá Noel! La base monetaria ajusta 6% por “estacionalidad permanente”. Amplio margen para bajar tasa desde el lado del programa monetario, no desde el lado del equilibrio tasa / expectativas de devaluación que define la estabilidad de depósitos a plazo fijo”, agregó su compañero Federico Furiase. “Antes de que llegue Papá Noel en diciembre hay que pasar la cancelación de Lebac de la semana que viene”, atemperó Miguel Zielonka, hombre de EconViews. “De todas maneras, la más heavy la tuviste el mes pasado y la sorteaste bastante bien, haciendo pico de tasa en 75% y bajándola gradualmente. No sé si hay muchas complicaciones en el de la semana que viene”, terció Juan I. Paolichi, también de Eco Go. “Sólo que la tendencia a la baja de tasas, para mi, entra en pausa por unos dias la semana que viene y luego retoma”, concluyó Zielonka.

También puso paños fríos Balanz Capital en su reporte, en el que sugirió que la volatilidad cambiaria podría volver. En concreto, dicen: “Nuestra visión es que se puede esperar alguna debilidad en el peso”.

Por cierto, no son los únicos. “Los bancos respaldan depósitos y si el público en un momento piensa que esto no funciona, ya sea porque ve que la base se expande, que la inflación no baja, que CFK puede ganar, o cualquier evento, te hace que salgan depósitos contra el dólar”, dice un economista en off the record y pone algunos números: hay depósitos y base monetaria por $2 billones contra US$ 25.000 millones de reservas. “Aunque le asigno baja probabilidad”, dice, “los cisnes negros son cada vez más frecuentes”.

Citando a Nassim Taleb, el reporte del área de Research de Balanz concluye: “Nunca confundan falta de volatilidad con estabilidad”. Parece un consejo sabio para los tiempos que corren.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés