El Economista - 70 años
Versión digital

mie 19 Jun

BUE 15°C

La transición albertista: a diferencia de Macri en 2015, prometió menos y tuvo algo de ayuda previa

05 noviembre de 2019

La transición en la que se encuentra Argentina es muy compleja, tanto por las diferencias que existen entre las visiones del gobierno saliente y el entrante, como por las enormes dificultades económicas en la que se lleva adelante.

Más allá del debate sobre las herencias, podría afirmarse que Alberto Fernández tendrá que enfrentar grandes desafíos de inmediato, como el de la asfixiante deuda pública, pero también se propone hacer menos cambios en el corto plazo que los que planteaba Mauricio Macri en diciembre de 2015.

Macri pretendía salir rápido del cepo, negociar con los holdouts, eliminar las retenciones y empezar a alinear los precios relativos. Todo eso, efectivamente, lo concretó. Procuraba crear las condiciones para que llegasen inversiones que, con el tiempo, permitieran erradicar la pobreza. Su campaña había sido pletórica de promesas y con objetivos muy claros mientras que la de Fernández ha sido austera en ese sentido.

Hoy no están definidas las primeras medidas que Fernández tiene pensado adoptar apenas asuma. Pero en este momento hay muchas iniciativas que puso en marcha el actual Gobierno que continuarán en el próximo, cuanto menos inicialmente. El cepo, en primer lugar, pero también el congelamiento de algunas tarifas y la decisión de renegociar la deuda, que Mauricio Macri ya reperfiló.

Además, podría subir las retenciones utilizando las normas vigentes.

En la conferencia de prensa que brindó ayer en México dejó en claro que el cepo seguirá luego del 10 de diciembre “porque esa no es una fecha mágica” en la que no cabe esperar que terminen los desequilibrios de la economía solo porque cambia el Presidente. Pero insistió en la necesidad de desdolarizar las tarifas.

En ese contexto, Fernández procurará avanzar con un acuerdo de precios y salarios para atacar la inercia inflacionaria. La idea central es que todos los precios y variables de la economía se muevan en el mismo sendero y que suban en torno a 35%. Pero será clave avanzar previamente con el tema de la deuda para que cualquier compromiso que se asuma sea creíble.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés