El Economista - 70 años
Versión digital

sab 16 Oct

BUE 12°C

Versión digital

sab 16 Oct

BUE 12°C

La reparación histórica arranca en septiembre

Junto con el aumento de septiembre por la ley de movilidad, 245.000 jubilados recibirán un reajuste adicional que podrán rechazar luego.

16-08-2016
Compartir

En septiembre, junto con el aumento que dispone la ley de movilidad ?que esta vez será de 14,16%? casi 245.000 jubilados comenzarán a percibir una recomposición adicional, producto de la puesta en marcha del Programa Nacional de Reparación Histórica a Jubilados y Pensionados, sancionada en junio por el Congreso. Además, se reajustarán en igual medida las pensiones no contributivas otorgadas por la Anses.

El reajuste de las prestaciones para marzo y septiembre, vigente desde 2009, se calcula con una fórmula que combina el aumento salarial del semestre anterior (del Indec y el Ministerio de Trabajo, denominado Ripte), la variación de la recaudación tributaria semestral por beneficiario con destino a la Anses y el tope de los ingresos totales anuales de la seguridad social.

De acuerdo con este cálculo, el reajuste para todas las jubilaciones y pensiones será de 14,16% ?contra el 20% que aumentaron los precios entre marzo y julio según el índice Congreso?, que acumulado con el aumento anterior ronda el 31%. Así, a partir de septiembre se llevará el haber mínimo de $4.958 a $5.661, en tanto que el ingreso máximo se elevará de $36.330 a $41.474. Según informó el organismo que conduce Emilio Basavilbaso, la prestación media del sistema quedará en $9.287.

Los beneficios de la ley de reparación histórica comenzarán por alcanzar a jubilados ya identificados por la Anses, que cumplen con determinados requisitos: son mayores de 80 años, no han iniciado acciones contra el Estado por el reajuste de sus haberes y el ingreso resultante de aplicar las mejoras previstas por el plan oficial no supera dos haberes mínimos (es decir, que no cobrarán más de $11.322). El reajuste, por su parte, no será superior a los $1.000. Será de hasta $300 en 78.005 casos, de hasta $600 en otros 72.103, no excederá los $900 para 58.158 jubilados y sólo superará los $900 para otros 55.770.

De todos modos, el plan de reparación histórica, impulsado por el Ejecutivo para poner un coto a la litigiosidad en materia previsional, dispone un acogimiento voluntario de cada jubilado en condiciones de hacerlo, dado que implica renunciar a la posibilidad de iniciar un juicio contra el Estado. La conveniencia de aceptar o no el trato depende de muchos factores y en algunos casos las recomposiciones previstas por la Anses implican un reajuste menor al que conseguiría con una sentencia judicial. En este primer pago, el organismo estatal aplicará a 264.436 jubilados ?de los 2,3 M que se encuentran mal liquidados-- el recálculo dispuesto por la ley de manera automática. Los jubilados alcanzados no tendrán que hacer ningún trámite previo al cobro, pero a partir del próximo mes podrán entrar a la web de la Anses para ejercer el derecho de aceptar o no el convenio. En caso de no aceptar, el aumento se dará de baja.

A partir de este año la movilidad también se aplica a la Asignación Universal por Hijo (AUH), de modo que con el nuevo reajuste la AUH se eleva de $966 a $1.103 por mes.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés