El Economista - 70 años
Versión digital

jue 28 Oct

BUE 32°C

Versión digital

jue 28 Oct

BUE 32°C

La recaudación creció 24% y quedó por debajo de la inflación

El director ejecutivo de la AFIP, Alberto Abad, sostuvo que es a causa de la quita de retenciones, la suba del Mínimo No Imponible de Ganancias y la caída de la actividad.

05-07-2016
Compartir

por Mariano Cúparo Ortiz

La recaudación tributaria de junio creció 24% con respecto al mismo mes del 2015, aunque quedó por debajo de la inflación ya que la variación de precios interanual que registró la Oficina de Estadísticas del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires de mayo a mayo es de alrededor del 44%. El dato está en línea con las expectativas de las estimaciones que se venían haciendo, a partir de la gran disminución que se realizó en algunos impuestos, siendo la reducción de las retenciones y la del Impuesto a las Ganancias las claves mayores, a la luz de los resultados presentados ayer por la AFIP.

Números y lecturas

Dos lecturas y discusiones surgen casi inmediatamente. En primer lugar, la pregunta es cuál será el impacto en términos del resultado fiscal que traerán aparejados estos nuevos datos, que ocurren como resultado de unas decisiones de política económica tomadas durante el primer semestre, como la suba del Mínimo No Imponible del Impuesto a las Ganancias y la reducción y quita de retenciones a la actividad primario. Justamente, los derechos de exportación mostraron la variación negativa más notable, con una recaudación de $4.931 millones, lo que implica una caída del 52,6% con respecto a la de junio del 2015, que había sido de $10.412 millones. Ganancias, por su parte, recaudó el mes pasado $48.970 millones contra los $43.050 del mismo mes del 2015, lo que significa un incremento de sólo 13,8%. En segundo lugar surge la preocupación ante la posibilidad de que este resultado negativo resulte un indicador directamente proporcional del nivel de recesión de la economía. Respecto de esa lectura, Martín Polo, economista jefe de Analytica, sostiene que hay que relativizarla. “Si uno le saca la quita de Ganancias y retenciones, que es lo que hay que hacer para presumir el dato de actividad, te da que la recaudación está creciendo al 38% o 39%, lo que implica una caída de la actividad de alrededor de 3% del PIB y no una de 20%. Dado el nivel de volatilidad que tiene la economía argentina, la verdad que no es una caída tan espectacular”.

Abad explica

Sobre estas cuestiones, Abad dijo: “Se están viendo los efectos de la disminución de la presión tributaria que se realizó durante el primer semestre”. En ese sentido, destacó el desempeño de otros impuestos como el IVA, la seguridad social y el Impuesto al Cheque, que registraron subas de 40,5%, 37,3% y 44,8%, respectivamente. En el caso particular del IVA, que es, de todos los impuestos, el más indicativo del nivel de actividad, aunque tampoco puede ser tomado como un indicador perfecto y directo, el salto interanual nominal fue de $34.052 millones a $47.832 millones. Aun así, Abad admitió que “la actividad está planchada y algunos dicen que también el consumo bajó, así que lo que hace la recaudación es acompañar”. Por su parte, los derechos de importación, al saltar de $2.880 millones en junio del 2015 a $4.724 en el último mes, mejoraron su recaudación en 64%. De esta manera, el resultado negativo se da por tres explicaciones bien definidas: la quita de las retenciones, el cambio en el Mínimo No Imponible de Ganancias y la baja en el nivel de actividad. La recaudación total de junio fue de $174.597 millones, lo que representa un récord, al superar a la de mayo, que había sido de $170.345 millones. En cuanto al total del primer semestre, la recaudación llegó a $ 930.970 millones, lo que representa un incremento del 29% con respecto al mismo período del año pasado.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés