El Economista - 70 años
Versión digital

lun 20 May

BUE 7°C

La oposición logró acuerdo y puso en jaque al Gobierno

07 diciembre de 2016

Hubo acuerdo. Se trabajó durante todo el día y se formalizó pasadas las seis de la tarde. La oposición en su conjunto ?a excepción de unos pocos bloques? avanzó con un proyecto en común sobre las modificaciones al impuesto a las Ganancias, que se encaminaba a ser aprobado en la madrugada de hoy, en la sesión extraordinaria que se llevó a cabo en la Cámara de Diputados. Frente Renovador, Frente para la Victoria y Bloque Justicialista, como protagonistas principales del texto, acordaron subir el mínimo no imponible a $32.000 bruto para solteros y $44.000 para casado con dos hijos, se reintegrará la retenciones a las mineras, se cobrarán impuestos al juego y se gravará a la renta financiera. Se incluirán a su vez en el régimen impositivo, los nuevos magistrados. Los impulsores del proyecto insisten en contar con el “Ok” del jefe del bloque PJ-FpV en el Senado, Miguel Angel Pichetto. El Gobierno confía en los gobernadores para que ejerzan presión y dilaten la iniciativa, en una maniobra de sesiones extraordinarias que le está jugando una mala pasada.

El texto con las modificaciones, se trabajó sobre el proyecto del FpV, dado que el bloque kirchnerista contaba con el dictamen que se alistaba segundo en los proyectos a considerar en la sesión que se extendió hasta entrada en la madrugada. En primer lugar, le tocaba el turno a la iniciativa de Cambiemos, que a grandes rasgos establecía un aumento del mínimo no imponible del 15% y grandes cambios en las escalas. Al no contar con los votos ?se requerían 129? se trataba en el recinto la iniciativa del kirchnerismo, y en la votación artículo por artículo, se había acordado agregar las modificaciones consensuadas. “Todos tuvimos que ceder algo”, confesó el jefe de la bancada kirchnerista en la conferencia de prensa. Entre lo que cedió el FpV, además de la disminución del mínimo está la reducción del arco judicial comprendido en Ganancias. El kirchnerismo apuntaba a todos los jueces. El massismo cedió en parte de lo que se gravaba del juego y de la renta financiera.

Anuncio

Poco después de las seis de la tarde, un grupo de de doce diputados de diferentes bloques opositores apareció por el Salón de los Pasos Perdidos para dar los detalles del acuerdo. De Kicillof a Alcira Argumedo (Proyecto Sur), de Facundo Moyano (Frente Renovador) a Victoria Donda (Libres del Sur), y de Oscar Romero (Bloque Justicialista) a Leonardo Grosso (Movimiento Evita). “Lo que hemos logrado hoy aquí es que la mayoría de la oposición ha podido unificar dictamen. Esto quiere demostrar que más allá de los intereses sectoriales y políticos que cada uno de nosotros podemos llegar a representar, han prevalecido los trabajadores”, comenzó Romero, presidente de la bancada Justicialista. “Este grupo de diputados teníamos la voluntad política y el convencimiento de la necesidad de representar la voluntad mayoritaria del pueblo, con respecto al impuesto. No estamos haciendo nada heroico: estamos cumpliendo nuestro deber”, continuó la massista Graciela Camaño. “La filosofía de que paguen menos, pero que paguen todos, no la compartimos, es mandar a pagar a los de menores ingresos para aliviar la carga de los de mayores ingresos”, agregó la socialista Alicia Ciciliani. Según pudo averiguar este medio, la ausencia de figuras como la de Sergio Massa o Diego Bossio en la conferencia, fue para no “llevarse protagonismo”.

Negociación

“El Gobierno está con los brazos caídos”, así le definió el escenario un diputado massista a El Economista, mientras en el recinto se debatía la emergencia social y en los pasillos opositores corrían de un despacho a otro negociando la letra chica del proyecto. Cambiemos anticipó que no se “movían” de su iniciativa, lo que motivó un común acuerdo entre las diferentes bancadas, única manera para que sea posible una media sanción sobre Ganancias. En la negociación opositora, los protagonistas coincidieron en que lo más difícil fue convencer al kirchnerismo. Marco Lavagna y Graciela Camaño del Renovador, Diego Bossio y Sergio Ziliotto por el Justicialista y Axel Kicillof junto a Héctor Recalde del FpV, fueron seis de los principales redactores que tuvo el acuerdo opositor, todo bajo el control de Massa, que según diputados opositores que no participan de su espacio, “fue muy generoso”. Para estos, lo esencial estaba en un aumento considerable del mínimo no imponible y en sacar a trabajadores del impuesto, no incluir, como sucedía con el proyecto oficialista. Para Cambiemos, se trataba de una discusión “filosófica”, así lo planteo el diputado Luciano Laspina. El presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda señaló que el Gobierno no se iba a mover de su propuesta sobre el mínimo porque, por más que sea cierto que se agregaban más trabajadores al impuesto, era “mínimo” lo que se pagaba en las primeras escalas. “Ellos hacen un marketing con el mínimo”, agregó Laspina.

“Es una discusión para ver quien la tiene más larga”, le dijo un legislador clave en las negociaciones, sobre el tira y afloje al que se sometió el proyecto, en diálogo con este diario. El diputado opositor sostenía que lo importante era buscar una ley “que esté a favor de los trabajadores y que no desfinancie al Estado”, y confesó a su vez que el más reticente en el diálogo fue el FpV. Agregó también, que Pichetto les pidió “equilibrio”, para poder contar luego con el respaldo de las provincias.

Punto por punto

En crudo, el proyecto opositor consiste en un aumento del mínimo no imponible a $33.500 para solteros y $44.000 para casados con dos hijos, se actualizará de forma automática, se cobrará un impuesto del 7,5% para el juego online y del 10% a tragamonedas, se gravará a los ahorros en plazos fijos y a las inversiones en Lebac que superen el $1.500.000. No se cobrará el aguinaldo, tampoco el alquiler. Ingresarán el régimen los nuevos magistrados, no así los empleados del Poder Judicial. Participaron del acuerdo, el interbloque UNA (Frente Renovador), Frente para la Victoria, Bloque Justicialista, Peronismo para la Victoria (Movimiento Evita) y el Frente Amplio Progresista.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés