El Economista - 70 años
Versión digital

vie 15 Oct

BUE 15°C

Versión digital

vie 15 Oct

BUE 15°C

La inflación aumenta y desaceleran los alimentos

08-11-2016
Compartir

por Mariano Cúparo Ortiz

Mientras se esperan los datos de los IPC del Indec y de la Ciudad, que serán publicados el jueves, el Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala (ITEGA) publicó ayer el Indice de Relevamiento de Precios (IRP), que registró una inflación de 2,9% para octubre, lo que implica una aceleración acorde con lo esperado, y una interanual de 42,1%. La núcleo siguió desacelerando lenta y sostenidamente. La buena noticia es que los alimentos dieron 1,1%, es decir, bastante por debajo de la general.

La inflación acumulada para lo que va del año llegó, según el IRP, a 38,7%. El 2,9% que dio la general en el mes de octubre, que era esperable y está apenas por arriba de lo que muchos esperan para el IPC del Indec, se explica principalmente por la suba de las tarifas del gas en red, tras la suspensión judicial del fallo que había dado marcha atrás al tarifazo. En septiembre la inflación del ITEGA había dado 0,7%.

La núcleo

Esa volatilidad que vienen mostrando los distintos indicadores de precios contrastan con las núcleo que, tal como sucedió en este caso con la del IRP, vienen desacelerando firme y lentamente. En octubre quedó en 1,4%. Si algo así se diera en el IPC del Indec sería sin dudas un buen indicador. En el acumulado para el 2016 la núcleo quedó en 34,2%. Al respecto, el informe del ITEGA sostuvo: “La núcleo desaceleró, pero no el nivel general, que es el que determina el poder adquisitivo de los salarios”.

Los alimentos

Otro dato positivo es el del precio de los alimentos, que también son clave en las canastas de consumo de los salarios, especialmente en los de las clases con menores ingresos. El capítulo alimentos y bebidas del IRP dio 1,1%, lo que está muy por debajo de la general. La mayor explicación de la inflación de los alimentos en este caso fue el precio de las bebidas, que creció al 2,3% en octubre.

Una noticia similar se obtiene al mirar los datos de FIEL del incremento de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) de la Ciudad de Buenos Aires, que dio sólo 1% para el mes pasado. El número es acorde con lo que vino ocurriendo en los últimos tres meses en materia de CBA según FIEL. Hasta julio los incrementos venían siendo muy abultados, pero en agosto fue 0,8% y en septiembre 1,8% (es decir que en octubre desaceleró).

Con todo, la variación interanual fue de 42,9%. Es decir que para un adulto equivalente es necesario ganar casi $ 500 más que hace un año para permanecer por debajo de la línea de la indigencia ($ 1.160 contra $ 1.658). Para una familia tipo de cuatro integrantes la diferencia entre la actualidad y octubre del año pasado es de $ 1538 (de $3586 a $5124).

La CBA (que determina la línea de indigencia) llegó en octubre a $ 1.659 por adulto equivalente, mientras que la Canasta Básica Total (CBT) ascendió a $ 3.788 (tuvo un incremento de 3% respecto a septiembre). Si se considera una familia tipo de cuatro miembros, el costo de la CBA para ese hogar se ubicó en octubre en $ 5.125 y el de la CBT en $ 11.703.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés