El Economista - 70 años
Versión digital

jue 30 May

BUE 13°C

La industria cayó 8% y tuvo el peor mes del año

01 diciembre de 2016

por Mariano Cúparo Ortíz

La actividad industrial tuvo su novena caída consecutiva y en esta ocasión fue la peor del año: -8%, según el Estimador Mensual Industrial (EMI) de octubre que publica todos los meses el Indec y que compara con el mismo mes del 2015. Con todas esas contracciones consecutivas, la industria alcanzó una caída acumulada, para lo que va del 2016, respecto al mismo período del año pasado, de 4,9%.

¿Dónde estás, piso?

La nueva mala noticia encuentra un matiz de esperanza en los datos publicados ayer por el Indice de Producción Industrial (IPI) de FIEL, que tendrá que ser tomado con cautela por las volatilidades que vienen mostrando esos indicadores industriales, con amagos y retrocesos. Pero lo cierto es que si bien en la comparación interanual el IPI de FIEL registró -7,1%, en la comparación intermensual desestacionalizada dio una mejora de 2,4%, que también es la mejor del año para ese indicador.

El comunicado de FIEL consideró que con esto se está “recuperando parcialmente el retroceso del mes septiembre y retomando el sendero de avances observado en julio y agosto. De este modo, el actual nivel de actividad se encuentra 1,4% por encima del registro del mes de junio pasado”. Además, sostuvo que “los indicadores que identifican cambios de fase muestran ligeras mejoras, que requieren consolidarse”.

También el IPI de Orlando Ferreres y Asociados había mostrado una mejora para octubre, en la comparación desestacionalizada con septiembre, de 1,2%, a pesar de dar una interanual de -5,7%. Sumándose a la cautela, tras las truncas ilusiones de brotes verdes, Ferreres había indicado: “Ello podría estar explicando el resultado de dos meses muy negativos como fueron agosto y septiembre, donde octubre vuelve a posicionarse en los niveles de mediados de año”.

Desempeños

Como ocurrió durante todo el año, la mirada sobre los distintos sectores que justificaron el pésimo desempeño de la industria deja ver que en algunos casos la razón se puede encontrar en un mundo poco demandante, con el ojo puesto especialmente en Brasil, que sigue cayendo. Pero, en muchos otros, las razones se hallan en la escasa demanda interna, producto de la corrección de precios relativos con las que inició su gestión el Gobierno, desfavorable para el ingreso disponible y el consumo.

Así es como las carnes rojas y blancas volvieron a caer, acumulando -5,5% y -4,3% en 2016. La láctea dio -13,8% con idéntico acumulado (afectado por el mercado interno y también por Brasil). Los alimentos en general cayeron 3,5%, con una merma acumulada 2%. Los textiles cayeron 26,7% en octubre, también de la mano del incremento de las importaciones.

Por el lado de las exportaciones se destaca la caída de los automóviles de 19,1%, aunque esa retracción se relaciona también por el mercado interno, con incremento del 30% en la importación. Y, junto al -19,2% de la construcción (cemento -13,9%), explican el -16,2% de los metales básicos.

La utilización de la capacidad instalada fue de 65,4%, dato aun negativo para la expectativa de que reinicie la inversión.

La consultora LCG sostuvo: “La industria seguirá moviéndose en terreno negativo en lo que queda del año, con algunos sectores con recuperación (los asociados a la obra pública, a la actividad agropecuaria y al comercio regulado con Brasil)”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés