La exportación de carne bovina crecerá 13% en 2017

Un informe de ABECEB destacó, además, el potencial de crecimiento de la carne aviar ante el encarecimiento de la res en el mercado interno

28-06-2017
Compartir

Este año la exportación de carne bovina crecerá 13% respecto de 2016 y alcanzará un total de 300 mil toneladas, impulsada por la demanda de China y Chile, según las proyecciones de ABECEB.

La consultora precisó que la venta al exterior de carne enfriada, congelada y procesada se incrementó 14,7% de enero a abril. El destino que más creció fue China (42,9%), seguido de lejos por Chile (8,2%). “La implementación de los reintegros a la exportación significó una mejora importante en la rentabilidad de los frigoríficos exportadores”, explicó.

A este escenario podría sumarse la apertura de nuevos mercados: recientemente, Estados Unidos habría emitido un informe favorable sobre la situación sanitaria de carnes provenientes de Argentina, que tienen vedado el ingreso desde 2001 a raíz de un brote de aftosa. Además, en la Feria Internacional de Alimentos SIAL celebrada en China durante la gira asiática de Mauricio Macri, se avanzó en negociaciones para que el Gobierno de Xi Jinping apruebe el ingreso de carne enfriada.

Así, ABECEB estimó que la producción de carne crecerá en torno al 4% (2,8 millones de toneladas) y revertirá un magro 2016, en el que cayó 2%. El principal impulso se debe a una mayor faena de cabezas, que en el primer trimestre aumentó 5,8% interanual.

En tanto, el consumo per cápita tuvo una moderada suba de 1% en el mismo período, tras la baja de 4,8% verificada en 2016, a raíz de la caída del poder adquisitivo de los salarios y las subas en los precios que rondaron el 41%.

Pollo y cerdo

El encarecimiento relativo de la carne de vaca hizo tentadoras otras variantes. Mientras el consumo promedio en todas las carnes aumentó 6,7% durante el primer trimestre, la bovina tuvo un alza de sólo 1%, contra 9% de la porcina y 14,1% en la aviar. De esta manera, las ventas de carne de pollo y de cerdo logró niveles récord, al alcanzar los 44,3 y 13,2 kilos por habitante anual, respectivamente, contra los 56 de la vaca. En total, los argentinos consumimos un promedio de 113,6 kilos de carne al año.

“La aviar es la que mayor potencial de crecimiento tiene en el corto plazo ante el encarecimiento relativo de la carne bovina debido a un mayor efecto sustitución, por ser la segunda carne de mayor preferencia entre los argentinos y porque el precio por kilo equivale a cerca de un tercio de la bovina”, apuntaron desde ABECEB.

La mayor demanda local es la que explica en parte el crecimiento de 16,6% en la producción durante el primer trimestre, ya que cerca del 90% del pollo se destina al mercado interno. A su vez, las exportaciones repuntaron, gracias a las compras de Rusia, Perú y Yemen. Así, “la producción para 2017 muy probablemente termine quebrando el techo de las 2 millones de toneladas”, calcularon.

En cuanto al cerdo, se espera que la producción crezca 5,2% este año, una tasa menor a las de 2015 y 2016 a causa de la presión importadora y los mayores costos de producción. Las importaciones se multiplicaron casi por cuatro en 2016 y se prevé que sigan ganando participación en el mercado local.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés